Más de 4.000 pesos por día gasta un comedor en Jujuy

Tras un relevamiento a 6 comedores y merenderos jujeños se dio a conocer que por día gastan más de 3.000 pesos para el almuerzo y $1.000 para la merienda, siendo un total de $ 4.000 en aquellos que brindan ambas comidas para cien personas.

Algunos de ellos sólo abren por las tardes y otros al mediodía para brindar sus respectivas comidas, y hay otros también que lo hacen en ambos turnos. De acuerdo a las donaciones que percibieron y que juntaron durante la semana preparan los alimentos pero cuando la recolección no es buena deben permanecer cerrados por más que la gente asista igual.

Pese a este duro panorama, las referentes de cada espacio, que en su mayoría son mujeres, aseguraron que aprendieron a rebuscárselas para subsistir y poder brindar esa alimentación que tanto necesita la gente de cada barrio que se incrementó en gran número desde la aparición de la pandemia.

Por ende, los almuerzos van variando y lo que más se consume en esta época fría del año son los guisos, las polentas y las sopas. Por ejemplo para preparar un guiso para cien personas, el comedor "Nolasco" de la ciudad de Palpalá utiliza 6 kilos de carne molida, 8 kilos de fideo 3 kilos de cebolla, 4 kilos de papa, 1 atado de zanahoria, 2 kilos de zapallo, aceite y caldos.

"Tratamos de variar los almuerzos que realizamos, por ejemplo estos últimos días estuvimos preparando polenta con salsa y albóndigas, milanesas de hígado o mondongo con arroz o fideo, también bocaditos de verduras y pastas caseras, todo depende de lo que conseguimos para cocinar", mencionó Susana Bejarano en diálogo con El Tribuno de Jujuy. En tanto que para la merienda ocupan leche, azúcar, arroz, mate, yerba, harina, sal y aceite.

Asimismo sostuvo que "nosotros abrimos tres días para la merienda y uno para el comedor, además brindamos clases de apoyo. Por eso pedimos alcohol en gel ya que recibimos a chicos y con las mamás hacemos barbijos para venderlos y recaudar fondos. Nos hace falta también cacerolas grandes, fuentones, cucharones, espumaderas grandes (las que teníamos se rompieron), una pastalinda y licuadora, la que tenemos se echó a perder".

Todos los comedores y merenderos coinciden en que lo que más les cuesta obtener es la carne y el pan. Realidades muy similares atraviesan los comedores "Rinconcito de los Peques" del barrio San José de Palpalá y "Manitos Unidas" del sector Tupac Amaru del barrio Alto Comedero.

La carne cuesta conseguir

Por su parte, Ivana Tolaba de "Rinconcito de los Peques" expresó que "la carne es lo que más nos cuesta conseguir, nosotros subsistimos gracias a las donaciones de la gente que se acerca a colaborar pero cada vez las comidas tienen menos carne. Lamentablemente con lo poco que nos ingresa nos debemos ingeniar para poder cocinar. Por suerte contamos con ayuda del Banco de Alimentos para frutas y verduras".

Lunes, martes, jueves y viernes abre sus puertas el comedor "Rinconcito de los Peques", "por día gastamos como mil pesos de carne y a veces nos quedamos cortos con eso. Ayer no pudimos abrir porque no conseguimos carne, eso nos está costando bastante. La verdura dentro de todo encontramos, estuvimos haciendo mucha sopa y puchero, tratando de economizar lo máximo. Hasta con alitas de pollo hicimos. Se sumaron chicos porque hay un asentamiento nuevo cerca, siempre nos falta mercadería y también gastamos en gas", señaló Susana Bejarano, referente del comedor.

Más de $ 100.000 mensuales en merienda para unas 450 personas


BOLSÓN DE MERCADERÍA/ PARA FAMILIAS DEL BARRIO BAJO ÉXODO JUJEÑO.

El merendero “A Pulmón” realiza una merienda para 350 niños, más sus hermanos y madres que se fueron sumando y en este último tiempo también llegaron adultos mayores a solicitar alimentación, en total son 450. Para cada jornada precisan aproximadamente 5 mil pesos. Al abrir durante 22 días hábiles del mes precisan un monto que ronda los $110.000.

Preparan mate, leche chocolatada, té y arroz con leche y comentaron que aumentó la cantidad de beneficiarios desde que apareció la pandemia, “tengo que hacer un equilibrio con la merienda porque a mí me encantaría darles todos los días leche pero no se puede”, dijo Delia Vargas, referente de la institución. 

Por cada merienda realizan dos ollas, una de 100 litros y otra de 80. En la de cien preparan un día mate y al siguiente té, y en la de 80 varían entre arroz con leche y leche chocolatada.

Para la olla de 100 litros precisan, para el té, 125 saquitos de té, 5 kilos y medio de azúcar y canela. Para el mate 1 kilo de yerba, 5 kilos y medio de azúcar, más cedrón, menta, poleo y burro.

En relación al arroz con leche (olla de 80 litros) ocupan 7 cajas de leche de 800 gramos, 5 kilos y medio de arroz, 4 kilos y medio de azúcar y canela. En esa misma olla para la chocolatada utilizan 8 cajas de leche de 800 gramos y 4 kilos de cacao.

Bolsones de mercadería

Por su parte, el comedor de la iglesia “Elim” del barrio Bajo Éxodo Jujeño suspendió los almuerzos desde la aparición de la pandemia y optó por la modalidad de entrega de bolsones.

El domingo pasado realizaron esa entrega a 60 familias y para confeccionar cada bolsón gastaron alrededor de 900 pesos. Contiene leche líquida, azúcar, yerba, aceite, polenta, arroz, cacao, té, tres kilos de fideos y puré de tomate, todos productos de segundas marcas. Para obtener estas mercaderías realizaron colectas solidarias.

Cómo ayudarlos

Cada uno de los comedores y merenderos atraviesa una situación complicada por ello cualquier donación les sería de gran ayuda para subsistir. Las donaciones pueden ser de alimentos y mercadería en general, también artículos de limpieza. Asimismo solicitan ropa de abrigo, frazadas y calzado para todas las edades.

Se puede colaborar con ellos llamando a los siguientes números telefónicos: “Nolasco” al 3885100379, “Rinconcito de los Peques” al 3885739275, “Manitos Unidas” al 3884666056, “A Pulmón” al 3885018949, copa de leche “Los Peques” al 3884698332 y comedor “Elim” al 3885161216. 

Sin programas estatales

Además indicaron que en ciertas ocasiones reciben donaciones de frutas, verduras o carne desde el Ministerio de Desarrollo Humano pero no pudieron ingresar al plan de Refuerzo Nutricional que el Estado provincial propicia a este tipo de instituciones a través de un aporte que ronda los siete pesos diarios por cada beneficiario. 

Tampoco pudieron acceder a programas nacionales debido a la falta de personería jurídica que no pueden obtener por no contar con los recursos económicos para gestionarla. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...