Detenidos con dinero, droga, armas y celulares

La realización de varios procedimientos concretados en diferentes barrios de la capital de la provincia y la ciudad de Palpalá posibilitó que en los últimos días se detuvieran a seis personas, entre ellas un policía y un armero de la ciudad siderúrgica, que permitió el secuestro de aproximadamente unos setecientos treinta y dos mil pesos, "ravioles" de cocaína o pasta base, varias armas, municiones, celulares, computadoras y otros elementos que fueron puestos a disposición de la Justicia.

 

En plena pandemia la Policía Especializada en Delitos Complejos desbarató una banda de peligrosos ladrones.

 

Para la concreción de los distintos allanamientos se contó con la participación de los detectives de la Agencia Provincial de Delitos Complejos quienes contaron con el apoyo de personal de la Dirección de Narcotráfico, Brigada de Investigaciones, Cuerpo de Infantería y del Ceop habiéndose coordinado las acciones desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia.

Las investigaciones en torno a estos casos relacionados con el robo de importantes sumas de dinero, entre ellos el de una droguería ubicada en el barrio Sargento Cabral o el asalto a una empresa de cobro de facturas en avenida Almirante Brown, entre otros, se habrían iniciado en el 2019 realizándose una serie de investigaciones y tareas de inteligencia que posibilitaron la detención de varios de los integrantes de una banda considerada de suma peligrosidad, por la violencia con que se manejaba y el uso de armas de fuego para concretar los atracos.

Elementos secuestrados

Los distintos operativos se llevaron adelante dando cumplimiento a medidas operativas ordenadas por el juez de Control interviniente en la causa a solicitud del fiscal especializado en Delitos económicos y Delitos contra la administración pública, Diego Funes, quien participó de manera activa en cada uno de los allanamientos y detenciones que se concretaron en diversos inmuebles ubicados en diferentes barrios de San Salvador de Jujuy y de la ciudad siderúrgica.

En total se incautaron setecientos treinta y un mil trescientos cuarenta pesos en diferentes domicilios, el secuestro de armas de fuego, entre ellas una pistola calibre 9 mm, un rifle calibre 22 con mira telescópica, diversas piezas de armas largas y varios cartuchos de diferentes calibres, los cuales podrían haber sido utilizados para los ilícitos realizados y la detención de seis personas integrantes de la pandilla.

 

Investigadores afirmaron que están trabajando en dos o tres causas relacionadas con delitos concretados en esta provincia.

 

Atrapados tras un año de tareas de inteligencia

La banda desbaratada está integrada por peligrosos delincuentes que cumplían diferente funciones, entre ellas el alquiler de armas de fuego y uniformes policiales o proveer de los autos a sus miembros para concretar los diferentes ilícitos en que participaron y que fueron en muchos casos descubiertos después de horas de estudio y análisis de imágenes recogidas por cámaras de seguridad de los comercios asaltados.

En el caso del policía arrestado cumplía funciones en el Centro de Monitoreo y era el encargado de que las cámaras estén en el momento del atraco ubicadas en sentido contrario al lugar del hecho, lo que habría llamado la atención de los investigadores que coincidentemente el encargado de turno era justamente el desleal uniformado. Uno de los datos que transcendió es el secuestro de cinco automóviles de diferentes marcas y modelos que fueron encontrados en los distintos domicilios marcados oportunamente por los detectives que llevaban adelante en torno a este caso que contaba con el conocimiento de las autoridades de la cartera ministerial que monitoreaban y coordinaban las acciones que llevaban adelante los efectivos policiales.

Trascendió que uno de los allanamientos concretados en uno de los domicilios ubicados en la zona sur de la capital se secuestraron unos 130 “papelitos” o “ravioles” conteniendo un polvo blancuzco que al ser analizado dio positivo para cocaína o pasta base, además de cuatro notebooks y un total de 270 paquetes de cigarros marca Hills, los cuales se vendían en diferentes puestos ubicados en las ferias de la provincia y que habían ingresado de contrabando.

La banda tenía como fuente de ingreso el alquiler de armas y de uniformes de la Policía de la Provincia y habrían estado preparando un nuevo golpe en contra de una empresa de la provincia. Todos los elementos que fueron secuestrados fueron entregados a las autoridades judiciales intervinientes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...