Sugieren "poll testing" por circulación comunitaria

"Actualmente nuestra provincia, como varias, se encuentra atravesando el tercer tipo de contagio denominado "circulación comunitaria" o "transmisión comunitaria" que alude a "cuando el virus circula libremente", es decir, no se puede saber cuál fue el origen o la fuente". Así lo remarcó el médico infectólogo Carlos Remondegui, al ser consultado por nuestro diario sobre los peligros que presenta el Covid-19 y la posibilidad de poder controlar esta pandemia. En este último punto, sostuvo que la mejor alternativa es realizar el "pool testing", es decir testear en grupo a muchas personas y de esa manera saber cómo va la penetración del virus en la comunidad; detectar los casos asintomáticos, presintomáticos, sintomáticos, grupos vulnerables, grupo de riesgos por trabajo, etc.

 

Investigadores recordaron que el "pool testing" "se usó para diagnosticar VIH en Argentina cuando no había recursos".

 

A su vez, el profesional de vasta trayectoria consideró necesario que desde el Estado se "eduque más" a las personas, por ejemplo que el municipio o la policía recorra los barrios y zonas informando a través de parlantes sobre los cuidados para que las personas refuercen las medidas de prevención.

El especialista indicó que hablar de circulación comunitaria significa que hay mayor riesgo en la población, por lo que una persona se puede contagiar de cualquier otra persona si no está con las restricciones habituales que se dan para prevenir el contagio. Asimismo, dijo que a diferencia de los casos importados, cuando eran por contacto estrecho o, cuando pertenecían a conglomerados, si se sabía cuál es la fuente de contagio de la persona.

Virus, velocidad imprevisible

De todas maneras, en el caso de nuestra provincia, planteó Remondegui, la circulación del virus ya tenía su tiempo en la comunidad. "Era más que obvio que habría circulación comunitaria, porque uno tiene que suponer que por cada diagnóstico de una persona existen por lo menos diez contagios. Entonces, el virus siempre circula mucho más de lo que se detecta. Y eso también lo aprendimos con Europa, donde el virus circulaba desde diciembre y recién lo encontraron en febrero o marzo", explicó Remondegui.

Además remarcó que en este caso el virus puede tomar una velocidad diferente, imprevisible, una tasa de replicación o de contagio, de acuerdo a las particularidades del virus y de la situación. También sostuvo que tiene que cuánto hace la población para evitar ese contagio y cómo interviene el Estado.

Tácticas que funcionan poco

Consultado sobre los métodos que se utilizan para controlar la propagación en estos casos, señaló que las tácticas que se están llevando adelante tanto a nivel país como mundial funcionan poco. "Lo que se está proponiendo hace rato -cosa que yo también lo propuse- es hacer el testeo en grupo. De esa manera uno puede testear mucha cantidad de personas y saber cómo va la penetración del virus en la comunidad, detectar asintomáticos, presintomáticos, sintomáticos, los grupos vulnerables, de riesgo por trabajo, etc".

Por último, indicó que el método "pool testing" en cuanto a táctica es muy bueno, "porque uno podría testear en grupos de personas y grupo de sueros, entre 10 y 30 sueros. Entonces juntar todos esos sueros y de esa manera se podrá ahorra muchísimo material, mucho tiempo y se testea mucho más y con menos dinero", finalizó el médico infectólogo Carlos Remondegui.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...