"Aún en estos tiempos  de pandemia debemos  tener buena onda"

LW8 celebra 50 años de trayectoria acompañando a todos los jujeños. La prestigiosa emisora radial de amplitud modulada ha marcado un rumbo en la radiofonía jujeña y por ella pasaron grandes referentes del periodismo, la locución, operadores técnicos y productores.

Uno de ellos es Jorge Solís, o como todos lo conocen "el perro", sinónimo de LW8 ya que desde el año 1981 comenzó su aventura dentro de la radio, primero realizando reemplazos en distintas secciones, hasta abrirse paso de la mano de "El Tropicalisimo".

Al respecto recuerda que en ese momento poner cumbia en la radio era muy audaz y osado, ya que no había una buena respuesta por parte de los oyentes, "eso no importaba, porque con el paso de los años la gente entendió la propuesta aprendiendo a valorar y apreciar esta música que llega desde Colombia, pasa por Perú y Bolivia y desemboca en Jujuy", provincia que es encargada de distribuirla a todo el Norte Argentino. "Podemos decir, que por el programa pasaron muchos artistas jujeños que luego se proyectaron a nivel nacional como por ejemplo Adrián y Los Dados Negros".

El gran reconocimiento adquirido por "El Tropicalisimo" decantó en que cuando Hugo Conde deja la radio para avocarse a la intendencia de San Salvador, todos los cañones apuntaran a él para ocupar ese lugar vacante. "Desde ese momento y hasta el día de hoy ‘el perro’ ha acompañado a por lo menos 3 generaciones de jujeños con sus ocurrencias clásicas que contagian optimismo y buenas energías para arrancar el día". Entre risas recuerda que 2 locutores cubrieron el espacio de la mañana durante los 50 años de la emisora, uno es Hugo Conde y el otro Jorge Solís.

"La magia de la radio es poder solicitar algún medicamento, mercadería o lo necesario para ayudar a alguna persona que no la está pasando bien e instantáneamente el pueblo jujeño, que es muy solidario, nos dé una respuesta". Y rememora una anécdota del poder comunicativo de la radio, aún en estos tiempos tecnológicos que transcurren: "un día estaba en Palma Sola, en una finca bien adentrada y colgada en un árbol estaba una radio que solo sintonizaba LW8, imagínate el placer que significó para mi poder descubrir el verdadero alcance de una radio, sobre todo en localidades alejadas donde a través de la radio la gente se comunica, envía mensajes para coordinar con parientes que hace mucho tiempo no ve".

Por último envió un mensaje para todos los oyentes de LW8, "aún en estos tiempos de pandemia debemos continuar con buena onda, y si asumimos un compromiso debemos cumplirlo, eso es lo que marca la diferencia".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...