"La verdadera magia es cumplir  años y ser cada día más joven"

La invocación a la magia encierra el desafío de adentrarse en los misterios, en los territorios por descubrir, en los espacios de la fantasía, y animarse a pensar, a soñar, a creer o a descreer. La magia, encontraríamos en un diccionario, es el arte, la técnica o la ciencia oculta con que se pretende producir fenómenos extraordinarios, contrarios a las leyes naturales, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de espíritus, genios o duendes. En síntesis, es la capacidad de realizar cosas extraordinarias en ese universo donde están las voces, las palabras, la música, el canto, y los sonidos que acarician y los que conmocionan. Todos ellos son la paleta de colores, conque un artista, dibuja su paisaje, su lugar. Esa artista, es la radio. En Jujuy tiene nombre y apellido: la artista es LW8, Radio San Salvador de Jujuy. Hace cincuenta años, LW8, las voces más queridas de la radiofonía jujeña, lanzaba al aire sus primeras pinceladas acompañadas por un plantel de operadores y técnicos, publicistas, personal administrativo y de maestranza. Más allá de los rangos y protagonismos, en la familia de la radio, todos y cada uno ocuparon un lugar importante y único, imprescindible para el éxito que asomaba.

Una inicial sociedad de arriesgados visionarios, que integraron Fernando Isidoro Pérez Paz, Ángel y Rafael Marciani, Carlos Marcelo Quevedo Cornejo, Abraham Peralta, Julio Uriondo, Alberto Ricciardi, Hugo Carrizo, Rafael Nan, Leonardo García Petruzzi, Pascual Zarzoso, , Felipe Lauandos, Miguel Ángel Mallagray, Luis Andrés Najar, Atilio Palla y Arturo Vicente Sadir, fue la iniciadora cuya posta tomarían Guillermo Raúl Jenefes y Eulalia Quevedo Carrillo hasta la presidencia que hoy ejerce Pablo Jenefes.

Así fue que hace 50 años, con 25 kilovatios de potencia, la radio se penetró en todos los rincones de la geografía jujeña. Estaba en los hogares, en los colectivos, los taxis y los trenes, en las guardias de los hospitales, los bomberos y la policía, con los estudiantes jujeños de toda la región y hasta en la lejana Córdoba, sintonizaban el 630 del dial, para sentirse acompañados, para ‘sentirse en casa‘. Por eso es desde su origen fue la radio de todos los jujeños, que cubrió Valles, Yungas, Quebrada, Puna y Cordillera, y hasta el sur de Bolivia. Voces queridas y emblemáticas de Fernando "Bebo" Pérez Paz, Walter Abascal, Pedro Pizarro, "Rulo" Romero, Amalia Pérez de Pérez Paz, Ricardo Coletti, Julio García Bedoya, Andrés "El Mono" Rivarola, Omar Batistella, Rogelio Arco, "Chacho" Párez Paz, Chela Benavidez, Ricardo "Loro" del Cura, Alfredo Guilarte, Osvaldo Nari y Héctor Gennari, Enrique Arce, Juan Carlos "Chingolo" Andrada, sólo por citar algunos (pidiendo perdón por los involuntarios olvidos) y más adelante en el tiempo, Fernando ‘Negro‘ Calvetti, Juan Carlos Zambrano, y los siempre vigentes Hugo Conde, Jorge Solís, Armando Genaro ‘Coco‘ Coronel Montes, "Maru" Fascio, son las voces que los jujeños asumen como propias. Detrás de ellos, operadores de lujo - Pita Hiruela, Miguel Ángel Visuara Olmos, Julio Coronel, Enrique Yapura, Rodolfo "Pantera" Rojas, Emilio Sánchez, Pancho Rojas, Daniel "Mostro" Claure, Mario Germán Gualampe, Palito Manzará, Luis Fekete, Luis Lozano, entre otros, a los que se les multiplicaban los brazos para atender los micrófonos, el teléfono, cuatro platos girando en 78 ó 45 rpm que emitían publicidades y los 33 rpm con música. Reemplazados por caseteras simples o dobles, todo finalmente barrido hoy por las computadoras.

Hoy los nuevos locutores y operadores, la irrupción de la tecnología, nuevas formas de publicidad y de presentación de notas y noticias, y siempre con la música y los sonidos cómplices de las voces, son dignos herederos y continuadores aquel trabajo inicial. Son custodios del estilo amable, la consideración por el lenguaje bien hablado, y sobre todo el respeto y el cariño por los miles de oyentes que conforman el inmenso auditorio cotidiano. Por eso, LW8 sigue acompañando, informando, entreteniendo, estimulando la imaginación y siendo útil a una sociedad que le devuelve el cariño y la fidelidad de sus oyentes.

Ésa es la magia y el milagro: LW 8 Radio San Salvador de Jujuy -la radio de todos los jujeños- es una hermosa muchacha transparente, cumple hoy cincuenta años en el aire, más joven, más vital y más seductora que nunca.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...