Fernández y el fútbol

El presidente Alberto Fernández reveló ayer que se comunicó con el entrenador de River, Marcelo Gallardo, para que le explique "cómo es la situación del jugador y cómo se podría volver" a la actividad deportiva en medio de la pandemia de coronavirus.

"Lo consulté para que él me explique cómo es la situación del jugador y cómo se podría volver. Él es un gran técnico y su equipo fue el primero en tener una manifestación en contra de jugar ante el riesgo de contagio y tuvo toda la razón del mundo", expresó.

De esta manera, el mandatario bancó la decisión de Gallardo y del plantel de River que no se presentó a jugar frente a Atlético Tucumán por la primera fecha de la Copa Superliga, cuando la pandemia de coronavirus arrancaba en la Argentina.

El pasado 14 de marzo debía disputarse el mencionado partido, pero un día antes River anunció que no se iba a presentar debido al avance del coronavirus a pesar de que la AFA y la Superliga le habían advertido que podía ser sancionado por no jugar ya que el resto de los equipos sí disputó sus respectivos encuentros.

En ese momento, River informó a través de un comunicado que "siguiendo las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud y atentos a las distintas resoluciones del Gobierno nacional y la Ciudad de Buenos Aires en relación con la pandemia de coronavirus, el club permanecerá cerrado en su totalidad a partir del sábado 14 de marzo por tiempo indeterminado".

La entidad dijo que con esa medida se buscó "resguardar la salud de los socios, los empleados y las miles de personas que concurren diariamente a las distintas actividades que se realizan en la institución".

En diálogo con El Trece, Fernández manifestó además: "Según me contó Gallardo, un equipo necesita más o menos dos meses de entrenamiento para volver a la actividad concreta del fútbol".

Además, Fernández señaló que "los test rápidos" desarrollados por el Conicet "pueden ayudar a volver a los entrenamientos, con todos los protocolos que hoy existen en Europa", pero no dio indicios acerca de la reanudación de las prácticas.

"Todos extrañamos el fútbol, también es parte de un divertimento social y todos somos hinchas de algún equipo, pero tenemos que ser muy cuidadosos", comentó el Presidente de la Nación. Finalmente, el primer mandatario dijo: "Vamos a autorizar deportes individuales de los deportistas olímpicos, el problema lo tenemos con los deportes colectivos porque tenemos que evitar la aglomeración de personas".

Sin entrenadores veteranos

Los entrenadores de 60 o más años desean dirigir a su equipos desde el campo de juego en la reanudación de la NBA, luego de la suspensión por la pandemia de coronavirus, pero cabe la posibilidad de que la liga no les permita hacerlo y eso generaría un conflicto. El comisionado de la NBA, Adam Silver, aseguró ayer que en la reanudación del próximo 31 de julio “habrá personas más propensas a contagiarse coronavirus. Deseamos que los protocolos de salud sean seguros, por eso quizás algunos entrenadores no puedan ingresar al campo de juego, aunque estarán al frente del equipo”.

No obstante, según informó la agencia de noticias EFE, el comentario de Silver, enfocado a los entrenadores de más de 60 años, fue rechazado por los técnicos, al considerar que su labor debe ser completa y no parcial. El entrenador de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, tiene 71 años y es el de más edad en la NBA, seguido por Mike D’Antoni de 65, en Houston Rockets, y Alvin Gentry, también con 65, en New Orleans Pelicans. Ante esta situación, el entrenador de Dallas Mavericks, Rick Carlisle, presidente de la Asociación de Entrenadores de la NBA, señaló: “La seguridad de nuestros entrenadores es lo primero. Es muy posible que un entrenador de la NBA con sus 60 o 70 años pueda ser más saludable que alguien en sus 30 o 40 años”. Otros entrenadores que estarían en “zona de riesgo” serían Terry Stotts de Portland Trail Blazers, con 62 años, el propio Carlisle con 60, Brett Brown , Philadelphia Sixers, Doc Rivers, de Los Angeles Clippers y Steve Clifford, de Orlando Magic, los tres con 58.

Uruguay y la vuelta

Con una cuarentena más controlada, el Ministerio de Salud Pública (MSP) autorizó a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) para que los planteles de fútbol puedan retomar los entrenamientos, como paso previo a la vuelta de la actividad, aunque con el protocolo correspondiente.

La AUF, que preside Ignacio Alonso, había presentado un protocolo para poder retomar los entrenamientos para poder después ver la posibilidad de regresar a la actividad, y entre los puntos a tener en cuenta están los test para jugadores, cuerpos técnicos y funcionarios de los clubes. En un comunicado, la AUF sostuvo que los “exámenes médicos serán realizados por el Instituto Pasteur. La Asociación coordinará la realización de los testeos para los días 8, 9 y 10 de junio para un total de 40 personas por club”.

“Delito” de Riestra

El director ejecutivo del Comité de Seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Madero, aseguró ayer que lo ocurrido con el club Deportivo Riestra abrió dos instancias, una administrativa y otra judicial, a partir de haber incurrido en un “delito federal grave”. “Es un delito federal, grave, hay penas con cumplimiento de cárcel incluso, pero la sanción contra Riestra va a ser categórica. Se está jugando con la vida de miles de personas enmarcados en una pandemia. Los responsables van a tener que dar justificación”, aseguró Madero. En ese sentido, detalló que “hay varias instancias” como la intimación administrativa para “pedir un informe de lo que pasó y a que dejen toda actividad que se realice allí, vinculado a lo deportivo y social, de manera inmediata”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...