"Argentina va a tener una de las caídas económicas más grandes del mundo"

A esta altura de la pandemia, la economía está muy golpeada. ¿Cuáles cree que son las medidas necesarias en estos momentos para paliar esta caída económica?

Los datos del mes de abril comparado con el mismo mes del 2019, han mostrado una de las caídas más grandes que hubo en el mundo en la actividad económica. Uno de los pocos países que superó la caída económica del 26% que tuvo nuestro país es Perú con una caída del 40%. Perú es un país que ha hecho una cuarentena un poco más larga que la nuestra y a pesar de ello los contagios son mayores que los que tenemos nosotros. En Argentina buscamos combatir el virus sólo usando la cuarentena como mecanismo, obviamente cuando hay cuarentena se cierra, la gente en su casa y no se puede trabajar y obviamente esto hace que la actividad económica se derrumbe.

A lo que estamos asistiendo hoy es que Argentina va a tener una de las caídas más grandes del mundo en el 2020, yo creo que el número no va a estar lejos del 15% superando al 2001-2002 cuando la caída económica fue del 11%. Y no sólo va a ser de las caídas más grandes que habrá en el mundo, sino que la caída de este año va a ser la más grande de toda la historia de la Argentina. Es decir que vamos a tener un récord histórico y un récord a nivel mundial como resultado de una cuarentena dura y prolongada.

¿Cree que la decisión de cuidar la salud nos enfrenta con la posibilidad de cuidar la economía?

Yo creo que esto es una falsa dicotomía, lo dije desde el primer día de la cuarentena, cuando me extrañó mucho el desprecio del Presidente por el tema económico. Me sorprendió que no se convocara a un comité de expertos que lo asesorara así como se convocó a un comité de expertos en materia de salud. En todos los países que han demostrado más o menos éxito en la lucha contra el coronavirus, siempre hubo un comité de expertos en economía en paralelo al comité de expertos en salud. Esta falsa dicotomía hizo que el Gobierno argentino haya decidido poner todos los cañones en salud subestimando, hasta despreciando el tema económico. Por eso hoy Argentina es el país que tiene la menor cantidad de muertos pero una de las caídas económicas más grandes del mundo.

Uno de los pedidos del sector empresario fue siempre la quita de la presión impositiva y ayudas económicas, ¿qué opinión tiene sobre las medidas que ya se tomaron en este sentido?

Pienso que está bien toda la ayuda que el Gobierno les ha dado a los privados. Cuando uno comienza una cuarentena el tema crítico en materia económica es que el sector privado no quiebre. Al revés de todo lo que está pasando en Argentina en donde todo el sector privado se está fundiendo por lo cerrada y prolongada que ha sido la cuarentena. En medio de esta situación lo primero que hay que hacer es salir como un bombero a ayudar al sector privado, creo que debería hacerse mucho más rápido. La ayuda debería ser más generosa menos condicionada. Creo que está bien el rumbo de las ayudas económicas pero creo que inició con demoras y además la ayuda está siendo muy condicionada. Pero la verdad es que no hay salvación para el sector privado que no sea salir a trabajar. Lo que el Estado debería estar haciendo, en vez de postergar el pago de impuestos, sería condonar los impuestos durante la cuarentena.

¿Cree que el IFE y los ATP son medidas acertadas que están ayudando a la sociedad a pasar estos momentos difíciles?

El IFE, ATP y los créditos a tasa cero también deberían haber sido lanzados mucho antes y deberían ser mucho más generosos. Creo que el rumbo que tienen estas medidas es bueno.

Algunos economistas ya estudian las medidas que serán necesarias tras la pandemia, ¿cuál es su visión para el día después de la cuarentena?

Antes de pensar en la pospandemia tenemos que analizar que estamos en una guerra contra el virus y tenemos que analizar que lo estamos haciendo en tres frentes. Un frente de batalla es el tema sanitario, otro frente de batalla es el tema institucional y el otro es lo económico.

En el frente sanitario, los resultados venían bien, pero a la luz de cómo se están dando los contagios en estos días queda la duda de cómo evoluciona y cómo termina esto. En el frente sanitario venía bien pero ahora no viene tan bien. En el institucional hay nubarrones porque estamos asistiendo a un Poder Legislativo que funciona muy parcialmente y a un Poder Judicial que no funciona e intervenciones del Estado improcedentes.

En el frente institucional claramente estamos perdiendo la batalla como también en el frente económico, donde hay centenares de miles de comercios que están cerrando y centenares de puestos de trabajo que se destruyen. Esta es una guerra con final incierto. En cuanto a la etapa poscuarentena, una vez que la cuarentena comience a abrirse vamos a ver una crisis de tipo financiero, una vez que el tsunami de pesos que el Gobierno ha emitido para financiar el déficit fiscal, se vea el efecto negativo de esa emisión monetaria sobre las reservas del Banco Central y del dólar y la inflación. Creo que la inflación anual del 2021 va a ser de tres dígitos, como ocurrió en los 70.

¿Entonces el pronóstico para lo que resta del año es indefectiblemente negativo?

Cuando todo esté más libre, allá por fin de año, vamos a estar en los alimentos con una inflación importante. El año que viene es un año de elecciones legislativas de medio término, ojalá que la gente no se preste a la trampa de la polarización. Si Cambiemos pierde votos a manos del liberalismo, eso no es un drama sino una buena noticia. Creo que se abrirá un espacio importante para los que defendemos ideas diferentes al oficialismo, diferentes a Cambiemos y habrá un espacio para los que defendemos las ideas de un sentido común. La gente podrá votar una cosa diferente y la luz de esperanza es que se pueda votar por fuera de la falsa grieta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...