El aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus ha significado que muchos padres no puedan llevar a sus hijos a realizar los controles pediátricos. De allí es que las autoridades de la Dirección de Maternidad e Infancia de la Provincia recomiendan llevar a los pequeños a las consultas y más teniendo en cuenta que en estos tiempos comienzan las bajas temperaturas y con ello aparecen las infecciones respiratorias.

 

Hospitales y centros de salud toman precauciones para atender lo más rápido posible, evitando el contacto con otros pacientes.

 

El director provincial del área, Antonio Buljubasich, aconsejó a los padres cumplir con los controles y calendario de vacunas del niño sano. Aseguró que todos los Centros de Atención Primaria de la Salud (Caps), nodos y hospitales están abiertos, salvo que se presente alguna circunstancia en que un personal se enferme y no pueda cubrir a esa persona transitoriamente.

Asimismo detalló que los controles en el pequeño se deben realizar durante el primer trimestre mensual, el segundo semestre bimestral, en el segundo año de vida (cada tres o cuatros meses) y un control anual hasta los 6 años. "Hay que hacerlos para controlar cómo crecen y cómo maduran. Estos controles deben ir con la exhibición de las vacunas obligatorias de acuerdo a la edad. A partir de los dos meses, el segundo, el tercero, cuarto, quinto y sexto mes debe cumplir con el calendario de vacunación obligatoria", dijo.

Reiteró que no hay ningún impedimento o contraindicación que con esta pandemia deba suspenderse el calendario de vacunación. Consultado sobre en qué momento se deberá llevar a un hijo a la guardia por emergencia en época de pandemia, indicó que "si la consulta es un granito en la piel, se paspa un poquito, tiene agüita en la nariz y no mucho más que eso, las madres saben lo que tienen que hacer", sostuvo el pediatra.

Nacimientos en pandemia

Por otro lado, el especialista estimó que en un futuro, pospandemia, podrían presentarse casos de embarazos no planificados, no deseados, por lo que entendió que podría aumentar la cantidad de abortos clandestinos y con ello la chance de que aumente la muerte materna. "Vamos a tener más embarazos no controlados y no deseados, por lo tanto vamos a tener más prematuros y con ello mayor mortalidad infantil", advirtió.

De esa manera es fundamental en estos tiempos prevenir los embarazos no deseados y cuidarse con métodos anticonceptivos.

Cómo transitar el embarazo

Una de las principales medidas que deben tener en cuenta las embarazadas en este contexto de emergencia sanitaria es cumplir con el aislamiento y las medidas recomendadas para prevenir la Covid-19. Realizarse el primer control lo antes posible dentro de los tres primeros meses.

Arreglar con el obstetra la próxima visita, asistir a todos los controles, especialmente a los de las 20 y 30 semanas.

Además deberá asistir al médico en caso de tener síntomas como: fiebre, ardor o molestias al orinar, dolor de cabeza intenso, visión borrosa o zumbido en los oídos, dolor abdominal o en la boca del estómago, presión arterial de 140/90 o más, pérdida de sangre o líquido por los genitales, contracciones cada 15 minutos, picazón en la palma de la mano y la planta de los pies, ausencia de movimientos fetales a partir de las 24 semanas y por más de dos horas.

Recomiendan extremar el cuidado de la mamá

En declaraciones a la prensa, la especialista en Pediatría Jimena Rioja sostuvo que el bebé recién nacido tiene gran susceptibilidad y es más vulnerable a las enfermedades respiratorias. Dijo que aún en la situación actual está en marcha la Campaña Nacional de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas dirigida justamente al grupo de mayor vulnerabilidad, que se hace todos los años y que incluye el Control del Niño Sano, del Carnet de Vacunación completo y la organización del sistema de salud en niveles, para la atención adecuada de todos los casos y con la derivación oportuna también de los casos de riesgo.

A su vez resaltó el valor de llevar adelante, siempre que sea posible, la lactancia materna. “La leche humana es un tejido vivo que aporta nutrientes, anticuerpos y medidas de inmunidad que hacen que disminuyan las enfermedades respiratorias y las gastrointestinales. El bebé que recibe lactancia materna está más protegido. Por ello, se debe reforzar sobre todo en los menores de 6 meses de manera exclusiva y se recomienda hasta el año de vida, cuando se puede incorporar recién la leche de vaca”. En cuanto a las medidas por el Covid-19 para amamantar “se recomienda extremar el cuidado de la mamá porque la lactancia necesita del encuentro íntimo” y resaltó que “los bebés deben salir del domicilio solamente para los controles médicos”.

Detectar las enfermedades

Precisó que el primer chequeo exhaustivo se hace en la internación conjunta con la madre; después entre el día 3 y 7 de vida y al cumplir el primer mes, “aquí, la pesquisa podrá determinar la existencia de enfermedades”. Luego, los controles se realizarán de manera mensual hasta el primer año y desde el segundo año, se cumplirán cada 3 meses. Entre los 3 y los 5 años, los controles son semestrales y a partir de allí, se llevará adelante un control anual. “Todo esto, en el caso de tratarse de un niño sano, sin patologías puntuales, que igualmente ante cualquier síntoma deberá llegar a la consulta de manera inmediata”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...