Debido a la pandemia hará la Pachamama en España

Isabel Oviedo es una jujeña que vive en Logroño, España y que pese a estar allá hace 20 años extraña mucho su tierra por lo que intenta mantener vigentes algunas de nuestras costumbres.

"Extraño mi tierra, mis costumbres pero intento de alguna manera mantenerlas. De hecho el primero de agosto voy a hacer una fiesta de la Pachamama en mi casa", dijo Isabel Oviedo al contar que el año pasado viajó a Jujuy para la celebración y que como este año no lo podrá hacer por resultarle imposible debido a la pandemia "lo voy a celebrar a lo grande porque además ya llevo 20 años instalada en Logroño". Contó que ya se está contactando con otras personas de esa ciudad que sabe que también hacen el ritual de la Pachamama para poder organizarse entre todos.

Entre otras cosas, la jujeña contó que "la cuarentena nos ha paralizado todo. Yo tenía una tienda de moda para mujeres y tuve que cerrar porque es imposible mantener un negocio cuatro meses cerrado".

Comentó además que el impacto de la pandemia no sólo se sintió en la parte económica sino que también en la sentimental. "Cuando se desató la pandemia estábamos en Madrid acompañando a uno de mis hijos que lo habían operado y en cuánto le dieron el alta nos vinimos rapidísimo a Logroño cada uno a su casa y estuvimos tres meses sin poder vernos. La verdad que ha sido muy fuerte lo de esta pandemia", exclamó la jujeña.

Ante esta situación contó que, como Logroño se destaca por su buen vino y cálidas reuniones en su honor, "estamos acostumbrados aquí a juntarnos para hacer una rondita de vinos pero como no podíamos hacer eso mi marido y yo hacíamos videollamadas con nuestros hijos y cada uno desde su casa se ponía el teléfono con un vinito o una gaseosa al lado y hablábamos así", una buena opción para seguir compartiendo las tradiciones familiares.

Afortunadamente Logroño es una de las pocas comunidades que no registró hasta el momento un rebrote del virus y ha sido una de las primeras en erradicarlo y todo gracias al buen comportamiento de sus ciudadanos. Hoy en día llevan una vida casi normal hace un mes.

Las idas y vueltas de la vida

Isabel Oviedo fue a España por primera vez a los 12 años de edad donde vivió en Madrid durante 6 años, allí estudió el secundario y parte del bachillerato pero luego se volvió a Jujuy, debido a que empezó a no sentirse cómoda allá por los ’80.

Cuando regresó a la provincia conoció al padre de sus cuatro hijos y fue desde ese momento que empezaron a forjar su familia. Ella trabajó en la Legislatura, después puso un almacén en su casa pero con la crisis económica del 2001, los patacones, el corralito y demás, la situación se le hizo insostenible.

Así, vendió su casa, regaló todas sus pertenencias y con un poco de ahorros a base de mucho esfuerzo decidió junto a su esposo viajar junto a toda su familia a España para empezar de nuevo.

"Fue muy duro. Llegamos a trabajar muy fuerte y así poquito a poco nos fuimos haciendo y ya estamos en Logroño, capital de La Rioja hace veinte años pero eso no quita que no extrañe a mi tierra", aclaró Isabel.

Es tanto el amor de su familia por su país que uno de sus hijos está creando la Asociación Noroeste de Argentina en La Rioja, para nuclear a los argentino del NOA que están viviendo en la localidad española y los que se quieran sumar.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...