Falleció policía quiaqueño contagiado de Covid-19

Hondo pesar causó en La Quiaca el deceso del sargento Luis Quispe, que en la comunidad era conocido con el apodo de "Chavito", el COE de la provincia contabilizó el contagio a la "Siberia Argentina".

El uniformado se contagió en Abra Pampa el mes pasado. En las redes sociales había publicado su temor a contraer coronavirus ya que por circunstancias laborales tuvo contacto directo con el segundo caso "índice". Por lo tanto evitó todo contacto con familiares, hasta que el 17 de junio en la "Capital de la Puna", mientras estaba de servicio el test PCR arrojó resultado positivo a él y una veintena de uniformados.

Luego de permanecer aislado, fue trasladado hasta el hospital "San Roque" de la capital.

Su fallecimiento ocurrió pasado el mediodía de ayer, según el parte médico, por una descompensación en su salud ocasionada por el Covid-19. Días antes toda su familia, siguiendo los protocolos sanitarios, fue testeada y los resultados fueron negativos.

Quispe estaba en la fuerza policial desde hace 12 años bajo la órbita de la Unidad Regional 5 con asiento en la ciudad fronteriza.

Cómo se sentía

A pesar de las circunstancias, el miércoles 8 dialogó con este medio, en una primera parte dijo, "a la gente le recomiendo el uso del barbijo, respetar el distanciamiento, usar alcohol en gel; es feo estar encerrado no se lo deseo a nadie".

Ya en ese momento estaba con oxígeno según sus palabras, "es para estabilizar los pulmones, tengo para un par de días más, volvieron a realizarme el hisopado, espero el resultado para saber si continúo con coronavirus".

Sobre la causa de su contagio en Abra Pampa manifestó, "gracias a Dios no tuve contacto con mi familia, el 17 de junio salí de La Quiaca hacia Abra Pampa, ahí es donde tuve el contacto y el 21 a la noche me trasladaron a San Salvador".

Sus últimas palabras fueron, "acá en el "San Roque" pasé por varios pabellones, intensivo, terapia, y ahora estoy en sala común. Les agradezco a los enfermeros que nos cuidan, le pido a la gente se cuide, son 17 días encerrados entre 4 paredes".

"Se extraña la comida de mamá", culminó, pasaron los días y la tragedia golpeó a una familia y una ciudad entera.

Luis "Chavito" Quispe (36) supo ganarse el respeto de toda una ciudad, en su profesión como policía y también su otra pasión los perros.

En su tiempo libre era paseador de canes, siempre amable, de buen humor se ganó el cariño local.

Las redes sociales fueron el sitio donde los quiaqueños expresaron sus condolencias, despidieron a un buen amigo, vecino y padre de familia. El viernes, posteó por Whatsapp "voy a salir, dono plasma, quiero estar con mi hija", el destino no quiso que sea así.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...