El abuelito Tomás agradeció la solidaridad de los jujeños

Con 86 años, Tomás Valdiviezo tuvo que pasar por un episodio muy triste, es que hace más de 10 días sufrió el incendio de su casa en el paraje Potrero Grande de Purmamarca. El fuego no sólo consumió las cosas materiales hasta arrasar con el techo, sino que también perdió algunos de sus más preciados recuerdos.

Afortunadamente el abuelito Tomás logró escapar del fuego aquel 1 de julio a la noche y en estos momentos se encuentra en buen estado de salud y muy contento por todas las donaciones y el cariño de muchas personas que colaboraron con él de una u otra manera.

Desde distintos lugares como San Salvador de Jujuy, Yala, Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Sumay Pacha, Tilcara, Abra Pampa y otros rinconcitos de la provincia, mandaron sus aportes como mercadería, ropa de abrigo, calzado, colchones, frazadas, utensilios de cocina, elementos de limpieza e higiene, materiales de construcción como cañas, palos, tirantes, puerta, ventana, chapas y hasta ofrecieron mano de obra para reconstruir su casa.

Una de las sorpresas más lindas que recibió don Tomás fue la carta de un niño de 10 años, quien al enterarse lo que había ocurrido y ante la decisión de su madre de mandarle algunas cositas, no dudó en redactarle palabras de aliento. "Mi mamá vio algo de que se quemó su casa, usted va a estar tranquilo, yo lo apoyo mucho. Quiero que se cuide, le mando saludos y que Dios lo bendiga", escribió Nahuel de Yala.

Por ese gesto y por toda la ayuda que se recibió, también por parte de distintas instituciones como el Ministerio de Desarrollo Humano del Gobierno de la Provincia, la Comisión Municipal, las comunidades, la Unidad de Gestión de Purmamarca, Tomás Valdiviezo y su familia agradecieron enormemente.

"Queremos agradecer a todas las personas que nos hicieron llegar su donación, hoy (por el lunes) están trasladando el material para reconstruir la casa de mi abuelo. Y durante estos días estuvimos llevando las cosas, yo fui el jueves y el domingo a acarrear todas las cosas de a poco, porque hay que caminar casi 2 horas hasta la casa, es un camino empinado, subimos con vecinos y chicos que vinieron y quisieron ayudar para llevar todo", expresó Marcos Valdiviezo, sobrino nieto de Tomás.

"Ahora mi abuelo está feliz, cambió su carita, porque estaba muy triste, todo el tiempo está diciendo gracias, muchas gracias por todo", agregó contando las palabras que expresó su abuelo mientras recibía y abría las cajas que contenían hermosas frases como "Este es nuestro granito de arena para don Tomás", "Entre todos nos ayudamos", "La promo ayuda" (Escuela Normal Tilcara) y otras tantas anónimas, enviadas también con mucho cariño.

El paraje Potrero Grande está a 25 kilómetros de Purmamarca.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...