Empresas de colectivos aún mantienen la frecuencia reducida

A pesar de haberse flexibilizado numerosas actividades comerciales, y tras haberse reactivado la atención en algunas oficinas públicas, desde el gremio de la UTA aseguran que las empresas de transporte se niegan a normalizar las frecuencias del transporte público de pasajeros, lo que genera preocupación entre los trabajadores del volante, ya que al ser pocas las unidades en funcionamiento hay aglomeración de personas en los horarios pico.

Con un importante retraso en el pago de sueldos y la primera cuota del Sueldo Anual Complementario, la UTA se mantiene expectante a las negociaciones que se llevan adelante a nivel nacional, donde se busca destrabar este conflicto.

"El pago de salarios sigue atrasado, hay empresas que adeudan abril, otras mayo y la gran mayoría debe los sueldos de junio y el aguinaldo que está vencido; sólo algunas han pagado parcialmente junio y tal vez otras puedan hacerlo recién después del 20 de este mes. Las empresas se excusan en que no tienen los recursos para ponerse al día y desde Nación dicen que no van a enviar más fondos", señaló Nicolás Abett, secretario gremial de la UTA.

Ante esta situación, el dirigente advirtió que las negociaciones continúan a nivel nacional y si el gremio convoca a alguna medida de fuerza, será en todo el país. "En este momento, nuestra central es la que está manejando las negociaciones con la Fatap, pero hasta ahora no se llegó a nada. Algunas provincias llegaron a un acuerdo, otras no, y en medio siempre quedan los trabajadores", dijo Abett, dejando entrever que tal como están dadas las condiciones, en cualquier momento puede haber medidas de fuerza, "la problemática es insostenible".

Respecto al servicio de transporte aseguró que las empresas siguen trabajando en forma reducida, y no tienen intenciones de normalizarla. "Nosotros queremos volver a trabajar, y creemos que es factible que se normalice el servicio porque es la única forma que haya distanciamiento social, pero son las empresas las que se niegan. Muchas veces las unidades van completas y el chofer se ve obligado a llevar gente parada, de modo que consideramos que debe haber mayor cantidad de unidades para que haya mayor desplazamiento de usuarios", resaltó.

Finalmente, denunció la falta de elementos de protección de bioseguridad para los choferes. "Esto nos preocupa porque los trabajadores están expuestos, ya que tampoco cuentan con todos los elementos de bioseguridad que requieren para protegerse en esta pandemia. A algunos les brindan un poco de lavandina, algunas empresas han colocado cabinas para los choferes y otras no, y sólo en algunas unidades, lo que pone en riesgo a los empleados", concluyó Abett.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...