Hay más confinamiento en Belgrano que en otras zonas

En un relevamiento realizado por El Tribuno de Jujuy por barrios capitalinos se constató que en Belgrano y zonas aledañas, El Chingo, Punta Diamante y San Martín, los vecinos cumplen más con el confinamiento, el distanciamiento y la cuarentena en fase uno, a comparación de otros sectores como ser Malvinas Argentinas, Santa Rita y San Pedrito donde la circulación es normal. Como es de público conocimiento, los casos índices de coronavirus en la capital jujeña provienen de personas que viven en el barrio Belgrano, por esa razón, en ese lugar y en su alrededor, existe una mayor conciencia de los vecinos que indicaron estar molestos y con miedo por la situación que allí es más preocupante.

No obstante, pese a decretarse el virus comunitario que se propaga día a día, hay que señalar que en los otros barrios relevados, Malvinas Argentinas, y alrededores se observa a una población más relajada que asiste, en mayor cantidad, a realizar compras en familia y hasta con niños a los distintos comercios que se encuentran sobre la calle Mejías. Sobre la situación en Belgrano y todo lo ocurrido desde que se presentaron los primeros casos, Héctor Flores, del centro vecinal, mencionó en diálogo con El Tribuno de Jujuy que “a nosotros nos sorprendió mucho lo que ocurrió acá, fue todo de repente, y nos dio mucho miedo cuando el COE vino a intervenir y nos empezaron a tomar la temperatura día por medio. Como toda persona, ante eso, reaccionamos con temor y de inmediato empezamos a hacer una cuarentena a raja tabla y de forma estricta en el barrio”.

“Debemos salir lo mínimo posible y cuidarnos entre todos, eso hemos comprendido los vecinos y estas dos últimas semanas lo hemos cumplido así. Los que mayor conciencia tomaron fueron los adultos mayores. Hablamos mucho con los comerciantes para que tomen todos los recaudos posibles, y lo hicieron como debe ser. Nos estamos cuidando mucho”, añadió. Explicó además que Belgrano quedó estigmatizado, “cuando se habla de nuestro barrio lamentablemente, de inmediato se lo asocia con el coronavirus por eso tuvimos que autoayudarnos, pensar contenernos desde adentro y extremar los recaudos para salir de todo esto”.

OTRA REALIDAD / POR LOS COMERCIOS DE LA CALLE MEJÍAS DEL BARRIO MALVINAS ARGENTINAS LA GENTE CIRCULA EN GRAN CANTIDAD

Asimismo comentó que “se nota que cambiaron mucho las cosas en el barrio ya que durante los primeros meses, en esa etapa, se veía mucho movimiento por las noches, sobre todo de jóvenes que se juntaban y hacían fiestas. A veces hasta había chicos que jugaban en las plazas y en las canchas, por suerte eso ya no ocurre y casi no hay movimiento. Es muy importante que los padres controlen más a sus hijos porque si ellos no lo hacen, los chicos van a seguir saliendo. Entonces los padres cumplen un rol fundamental para frenar estas cuestiones y cumplan las normas”.

Acciones del centro vecinal

Desde la aparición de la pandemia, el centro vecinal del barrio Belgrano realizó diversas tareas ligadas a la prevención que se fueron profundizando cuando aparecieron los casos positivos de coronavirus. Entregaron barbijos, elementos de higiene a policías y también a vecinos, se generaron espacios para ayudar a hacer las compras a los adultos mayores que viven solos. “Hay que acompañar a los policías que con todo lo que pasó precisan un acompañamiento, respaldo y que nos pongamos en su lugar”, finalizó.

En zonas aledañas y barrios del acceso sur

Una situación similar se observa en barrios aledaños a Belgrano como ser El Chingo y Villa San Martín. No así en Malvinas Argentinas, San Pedrito y Santa Rita. En ese contexto, vecinos del sector La Isla del barrio San Martín manifestaron que se están cuidando lo más que pueden, pero al encontrarse algunos atravesando serias dificultades económicas se ven obligados a salir y rebuscárselas para obtener un plato de comida para el grupo familiar.

El comedor que se encuentra en esa zona que pertenece al movimiento popular “La Dignidad” realiza constantemente ollas populares brindándoles alimentación a unas 150 personas del lugar, entre niños, jóvenes y adultos. Para ello se organizan por tanda, cada familia tiene un horario para retirar su comida. Además el comedor “La Isla” brinda clases de apoyo virtuales para los chicos que se encuentran en situación de vulnerabilidad siendo un espacio de contención para las familias que reciben mucho respaldo e información de esta institución para sobrellevar el contexto de pandemia.

CUIDADOS MÁXIMOS / DE VECINOS DE BELGRANO Y ZONAS ALEDAÑAS

Por otra parte, Claudia Delgado, presidenta del centro vecinal “La Merced” de El Chingo, señaló que “es un miedo que tenemos todos, sabemos que hay que tomar recaudos para que no pase a mayores. Nuestro sector está a un paso de barrio Belgrano y tenemos varios vecinos que siguen en el hospital de campaña porque tuvieron contacto con los casos índices”.

“Nos agarró mucho miedo y respetamos la cuarentena, pero eso se torna difícil con los jóvenes que viven acá que tienen problemas de adicción. Yo siempre trato de hablarles para que estén en sus casas y se cuiden. Hay algunos abuelitos también que tienen que cuidarse más, a veces salen a dar vueltas y siempre les tenemos que decir que vuelvan a sus casas”, dijo.

Otro panorama

Por último, es importante remarcar que este contexto cambia rotundamente en sectores del acceso sur y la situación es preocupante, en especial en la avenida Mejías y las arterías que la atraviesan, en la Tello, Vespucio, Eva Perón y Azopardo donde mucha gente se concentra, se amontona y se observan numerosas filas en los distintos locales comerciales que se encuentran ubicados sobre esas avenidas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...