¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
13 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Bailan para divertirse, conectar con las emociones y sus pares

Son algunos de los ejes del grupo "Resilience Dance" que enseña ritmos adaptados a personas con discapacidad. Todos los miércoles a través de la página de facebook, la instructora Érica Díaz transmite las diferentes coreografías.
Martes, 21 de julio de 2020 01:04

A fines del año pasado, una de las hermosas postales que se podía apreciar algunas tardes en la plaza de Los inmigrantes de la capital, era a un grupo de personas con discapacidad, adquiriendo destrezas a través del baile, en lo que se conoce como ritmo adaptado y encontrando otra faceta más espiritual con la cual expresarse. Así nació el grupo "Resilience Dance", de la mano de instructores y un kinesiólogo, que acompañan a diez jóvenes y adultos que se movilizan en sillas de ruedas que hoy, por el contexto de pandemia, continúan disfrutando de la actividad, pero de manera virtual.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

A fines del año pasado, una de las hermosas postales que se podía apreciar algunas tardes en la plaza de Los inmigrantes de la capital, era a un grupo de personas con discapacidad, adquiriendo destrezas a través del baile, en lo que se conoce como ritmo adaptado y encontrando otra faceta más espiritual con la cual expresarse. Así nació el grupo "Resilience Dance", de la mano de instructores y un kinesiólogo, que acompañan a diez jóvenes y adultos que se movilizan en sillas de ruedas que hoy, por el contexto de pandemia, continúan disfrutando de la actividad, pero de manera virtual.

 

En Apace. "Siente y baila" es el proyecto de baile en forma de terapia de la instructora Érica Díaz y el kinesiólogo Ariel Gonzálvez.

Lo más importante es lo que está detrás de este magnífico equipo integrado por personas de capital, Palpalá y El Carmen: motivar, conectar las emociones con el cuerpo y al mismo tiempo sociabilizar con los pares. Este grupo, que cada día se ve fortalecido, llegó para quedarse y sueña algún día conformar un ballet de ritmos adaptados.

 

Antes se encontraban en la plaza de Los inmigrantes y ahora, cada miércoles a partir de las 17, lo hacen a través del Facebook/ Resilience Dance, con clases brindadas por la instructora de zumba y ritmos adaptados, Érica Díaz, quien baila sentada los pasos de los diferentes ritmos. A veces, cuando los integrantes desean compartir mayor tiempo, se contactan a través de la aplicación Zoom donde se crea un ambiente recreativo y ameno.

Díaz sostuvo que el baile no es solo técnica, sino un estilo de vida, ya que la música mueve el cuerpo a través de las emociones, ayuda a tener el cuerpo en movilidad, en actividad física y aérobica. Además, considera que es un medio de comunicación con el otro. "En medio de impartir las clases de ritmos adaptados, es una conexión con otros compañeros que también están haciendo lo mismo", dijo.

Una de las características de este ritmo, comentó la profesora, es que, al momento de impartirlos en la postura de los integrantes, lo hace sentada en la silla y cuando aquellas personas que siguen la transmisión y cuentan con la posibilidad de tener equilibrio, hace algunas coreografías de pie. Otros de los principios de la actividad es hacerle saber a las personas que no importa la velocidad con la que hagan los movimientos, "porque ésta no mide la energía, sino que la energía viene de adentro", resaltó.

Una actividad participativa

Desde "Resilience Dance" el ritmo adaptado lo llevan en dos dimensiones, "no solamente en puro baile, sino también de contención en los chicos del grupo y las personas que se están sumando, porque en la página cada vez nos dejan mensajes y ahí es donde esto se hace un poco más participativo con las personas que no pertenecen al grupo", dijo Díaz y recordó que su contacto telefónico es 3884709696, para quienes deseen conocer más sobre cómo adherirse al grupo.

Sobre el nombre del grupo "Resilience Dance", fue elegido por una de las integrantes, Camila Farfán, quien en una clase explicó que la palabra resiliencia define cómo ella afronta la vida.

Cabe mencionar que cuando se inició la pandemia en la provincia, el COE de capital incorporó en sus transmisiones virtuales las clases de ritmos adaptados.

“Me ayudó a levantar la autoestima”


NATALIA ZUMBAY, DE RESILIENCE DANCE 
Natalia Zumbay nació con mielomeningocele una discapacidad motora y para ella, bailar en su silla de ruedas le cambió la vida. En el mes de octubre se integró al grupo “Resilience Dance” y en una entrevista con nuestro matutino sostuvo que siempre le gustó bailar.”A mi manera o como yo veía que podía hacerlo, ser parte de este grupo junto a la instructora Érica y los demás profesores, fue algo nuevo para mí”, dijo.
Relató que en este contexto de pandemia la modalidad de participar en las clases es muy diferente pero que disfruta hacerlo a través de la forma virtual. “En el grupo hice amigos y muchos compañeros”, aseguró.

Temas de la nota