Multa de $210.000 y clausura definitiva

El pasado 12 de julio, en coincidencia con la fecha fijada para celebrar el Día del Padre en Jujuy, un local de la zona de Alto Comedero realizó un festejo, rompiendo con todos los protocolos de bioseguridad, desatendiendo las medidas preventivas de aislamiento y la obligatoriedad de no realizar eventos de ese tipo debido a la pandemia por el coronavirus. Le correspondió una multa de $210.000, más la clausura definitiva del rubro.

En la oportunidad, inspectores de la Dirección de Control de Espacios Públicos y Nocturnidad dependiente de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, "se hicieron presentes en el lugar y labraron la correspondiente acta de infracción, por estar violando el rubro autorizado Bar/Restaurante; realizando un evento bailable, con exceso de concurrencia y poniendo en riesgo a la población", indicó el secretario Gastón Millón.

A sólo diez días de lo sucedido, el Juzgado de Faltas de la Municipalidad capitalina, atendiendo la causa que se encontraba con el local clausurado, le impuso una multa que fue abonada, sin ningún tipo de discusión por parte del infractor, por un monto total de $210.000, más la clausura definitiva del rubro.

Lo cual implica que ese local no podrá volver a abrir como confitería bailable o con el rubro de bar restaurante que anteriormente tenía, según resaltaron.

Vale resaltar que el propietario expresó su arrepentimiento por lo ocurrido y lamentó las negativas repercusiones que devinieron.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...