"Perdemos mercadería, clientes y todas las cosas que se vienen encima"

-¿Cómo tomaron la vuelta a la fase 1 por la pandemia? Participó Ud. de una reunión con autoridades del Ministerio de Turismo...

Sí, con el Consejo Consultivo; con Federico Posadas ministro, Diego Valdecantos secretario y Sandra Nazar directora de Turismo de la Provincia. Esta noticia la tomamos obviamente mal como cualquier sector. Otra vez volver a la fase 1 es un desastre. Apenas nos estamos restableciendo para volver a trabajar porque lo estamos haciendo en un 20 o 30% y de vuelta a la fase 1 con todo este miedo que tiene la población, es realmente catastrófico, pero el tema de la pandemia lo amerita. El tema es que no se reciben ayudas por parte del Estado nacional, el Estado provincial es muy poco lo que puede aportar y no sabemos; esperemos que sea hasta el 2.

-¿Qué ayuda están recibiendo?

Del Gobierno nacional lo que se recibe son las ATP, asistencias del 50% para el pago de sueldos. En estos días se estableció que vamos a hacer un listado de los que no están recibiendo las ATP por diversos motivos porque a veces les falta algún requisito o no se sabe por qué el sistema no lo está recibiendo, entonces el Gobierno provincial va a gestionar urgente a Nación para que se solucione. De parte de Provincia hasta ahora nada, lo que sí, en el tema de la Ley de emergencia provincial que se está poniendo algo operativa pero es una ayuda por el tema de las tarifas, de Rentas; es una ayuda dentro de lo que puede hacer la Provincia. En lo que hacemos hincapié es en los legisladores nacionales de la provincia, en que le den curso a la Ley de emergencia nacional de hotelería y gastronomía, porque realmente será una ayuda significativa.

-¿Cuáles son los puntos más significativos por los que se pide esa ley?

Son varios, entre ellos las exenciones impositivas, diferimiento de pago de impuestos nacionales, prórroga en el tema de la ATP, quizás una mayor asistencia a créditos a tasa 0, algunos subsidios porque recordemos que la hotelería y gastronomía fue el primer segmento afectado y va a ser el último en reactivarse. Y el tema solamente con la ATP no llegamos. De manera que no hay forma que se pueda seguir de esa manera durante los próximos meses. O sea, si no llega una ayuda mediante una Ley de emergencia hotelera gastronómica, va a ser insostenible esta situación y va a quebrar como ya se dijo, el 70% de las empresas.

-¿Qué otro tema se conversó en esa reunión?

Principalmente se trató que si bien esta cuarentena va a ser hasta el 2 de agosto, esperamos que así sea. La conciencia de la gente de que se tome bien esta cuarentena porque lo que siempre reclamamos es que los negocios formales siempre son los que están cumpliendo, y los informales son los que no están cumpliendo la cuarentena. Así que de qué vale que nos cuidemos y otra vez volvamos a poner el lomo los negocios formales, mientras que los informales, hablando mal y pronto, del puente para allá, nadie cumple ningún tipo de reglas. Esa es la realidad. En este momento hay que aprender a convivir con el virus, y lo que sería importante, es que nos dejen abrir lo más pronto posible, obviamente cumpliendo con el protocolo, y que todos lo cumplamos, pero dejarnos trabajar porque sino se hace insostenible la situación.

-¿Y cómo han podido resolver hasta ahora el pago de los sueldos?

De acuerdo a estudios que se hicieron, prácticamente el 90% no está pagando los sueldos en su totalidad porque no pueden. Ya vamos por el cuarto o quinto mes, no sé cuántos. El primer mes, en marzo cuando comenzó la cuarentena ya hubo problemas para pagar los sueldos porque se pagó la mitad; en abril prácticamente no se trabajó nada. Imagínese con el correr de los meses que ya se acabaron los recursos, no hay subsidios ni otro tipo de ayuda. Los créditos son a una tasa del 24%, y cómo se van a agarrar si tampoco se está trabajando para poder devolverlo, o sea, es meternos en una bola de nieve. Entonces, no hay recursos, por eso es que ya en estos momentos está quebrando aproximadamente un 20% de las empresas, a nivel nacional la hotelería y la gastronomía ya quebraron y perdieron 40 mil puestos de trabajo aproximadamente.

-¿Cómo se estaba desarrollando la actividad hasta el martes?

La hotelería cerrada salvo los que están trabajando con la pandemia, pero que trabajan prácticamente al costo. Y la gastronomía lo hacía en un 20%. Es obvio que es bueno trabajar aunque la gente está con miedo, no sale mucho a la calle, pero dentro de todo se podía trabajar en la gastronomía, por lo menos para cubrir los gastos o pagar deudas.

Y ahora con este tema de vuelta del cierre, es una incertidumbre porque de nuevo se pierde la mercadería, recuerde que la gastronomía tiene mucha mercadería perecedera.

Así que volver a tener cerrado doce o quince días y no se sabe si se abrirá después, es una incertidumbre donde perdemos mercadería, clientes y todas las cosas que se viene

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...