Debido al coronavirus, los chicos del Centro Deportivo Municipal de Inclusión de El Carmen dejaron de tener actividades y prácticas de forma presencial.

 

También dijo que extraña no poder entrenar con los chicos de manera presencial. “Es mi pasión, pero ahora primero está la salud”.

Entonces, la encargada del área, Adela Saiquita, no se quedó con los brazos cruzados.

 

Cuando comenzaron las restricciones por la pandemia, la profesora empezó a realizar un relevamiento para saber con cuántos chicos y adultos contaba el Centro con el fin de planificar acciones.

La actividad de entrenadora en sí pasó a un segundo plano por estas necesidades.

Igualmente, explicó que se capacitó a través de redes para quienes tienen acceso a Internet y se hicieron entregas de barbijos durante este período.

El área continuó trabajando con normalidad, gestionando turnos médicos, transportes municipales para personas con discapacidad y se realizaron visitas a hogares con el fin de dar seguimientos a casos específicos.

También entregaron leche, medicación o pañales donados por la comuna carmense para las personas de riesgos.

"En nuestro municipio todos trabajamos para concientizar sobre la pandemia del coronavirus y que se respeten los protocolos", sostuvo Saiquita a El Tribuno de Jujuy.

También se sinceró pensando en el futuro.

"Ojalá que pase pronto esta enfermedad. Me encantaría volver a entrenar con los chicos. Es mi pasión. Pero ellos están contenidos por sus familias y tuve que priorizar por los que se encuentran en vulnerabilidad extrema", declaró convencida.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...