Un armero y un policía, los líderes de una banda

Los efectivos de la Brigada de Investigaciones semanas atrás dieron un duro golpe a cuatro peligrosas bandas que cometieron los robos más violentos el año pasado en nuestra provincia, donde detuvieron a los cabecillas, secuestraron una importante cantidad de dinero, armas de fuego, Handy y elementos de inteligencia que utilizan los policías, además de droga lista para ser distribuida.

Cuando se inició la investigación, varios meses atrás, los detectives obtuvieron el dato que había un hombre que proveía de armas de fuego, no sólo a los integrantes de esta banda sino que a la mayoría de las personas que delinquen en la provincia.

La transacción era como cualquier otra, los malvivientes llegaban a una vivienda de un barrio en la ciudad de Palpalá, alquilaban las armas por "golpe" o por "día" y tenía un costo entre 20 y 40 mil pesos, dependiendo del calibre que preferían.

En el mismo operativo donde se realizaron 23 allanamientos simultáneos, detuvieron a un efectivo policial en actividad, que según se supo mantenía contacto con el Departamento de Operaciones Policiales.

El policía alertaba a sus cómplices sobre algún pedido de detención que pesaría sobre ellos y utilizaba la frase "hay que guardarse" en los mensajes de whatsapp.

Nuestro diario supo que este policía también ofrecía sus servicios de proveedor de armas a un precio mucho menor que el del armero. Llegaba con una mochila negra donde llevaba "los elementos de trabajo", horas después volvía para retirarlas y cobrar el alquiler de las armas.

Una banda "bien aceitada"

Que una banda que tenga como integrantes a un armero, un policía en actividad y un mecánico que tenía su propio taller, en teoría se aseguraba "trabajar" con total impunidad y permanecer en el mundo del hampa.

Se presume que la mayoría de los golpes comandos que se dieron y por lo que estas personas están detenidas, fueron por datos que se obtuvieron de los clientes de ese taller de autos que funcionaba en el barrio San Pedrito. El policía se encargaba de realizar la logística, se planificaba el golpe e iban por el armero para retirar los "elementos de trabajo".

El primer hilo investigativo surgió a partir de la declaración de una persona que se encuentra privada de su libertad, acusada de la coautoría de un robo a mano armada ocurrido en 2019 en la ciudad de Palpalá, quien manifestó ser exintegrante de esta banda pero luego terminó siendo "mejicaneado" por los cabecillas de ésta.

Esta persona solicitó a los investigadores protección tanto para él como para su familia, porque teme que estas personas puedan tomar represalias y los investigadores cayeron en cuenta que todos sus dichos tiene coherencia y relación con los primeros elementos que llevaron a abrir esta investigación.

Ahora es tarea de los detectives determinar la cantidad de golpes comando que dieron los integrantes de esta peligrosa banda, desde cuando operaban y sobre quiénes son sus otros cómplices.

 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...