Texas y Florida hacia un colapso del área sanitaria

Estados Unidos sobrepasó ayer los 130.000 muertos por coronavirus, mientras autoridades de Texas y Florida alertaron que sus sistemas sanitarios están al borde del colapso y expertos de la salud temen que aumente la cantidad de fallecidos tras el Día de la Independencia, cuando en contra de todas las recomendaciones, el presidente Donald Trump organizó grandes celebraciones.

 

Pese a este escenario, Trump volvió a desestimar la gravedad de la pandemia en Twitter y dijo que se desaceleran los fallecimientos.

 

La universidad estadounidense Johns Hopkins informó que el país registró ayer 130.007 decesos y cerca de 2,9 millones de contagiados, aunque expertos en salud consideran que las cifras de fallecidos e infectados es mucho más elevada ya que, en un principio, no se hicieron las pruebas postmortem correspondientes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) destacaron que en los cuatro días anteriores al fin de semana el país había superado sistemáticamente la barrera de los 50.000 casos diarios, según la agencia de noticias Europa Press.

Pese a este escenario, Trump volvió a desestimar la gravedad de la pandemia en Twitter y se concentró en la desacelaración de las cifras diarias de fallecidos.

"Las muertes por el virus de China han disminuido un 39%, mientras que nuestro gran programa de pruebas continúa liderando el mundo, por lejos! ¿Por qué las noticias falsas no informan que las muertes han disminuido? Es solo porque son, de hecho, NOTICIAS FALSAS!", soltó el mandatario en redes.

Mientras el país experimenta el mayor repunte de la pandemia después de dos meses, sobre todo en Arizona, Texas y Florida, Trump aseguró el sábado que Estados Unidos está "camino a una formidable victoria" frente al coronavirus y minimizó el impacto de la enfermedad, al decir que el 99% de los casos es "inofensivo", sin presentar los datos para demostrarlo.

"Nos ha golpeado esta terrible plaga de China y ahora estamos cerca de conseguir salir de ella peleando", manifestó Trump el sábado, y agregó que Estados Unidos "va a ser más grande de lo que jamás haya sido", en un intento de retomar, de cara a las elecciones presidenciales de noviembre, el eslogan que le hizo ganar la Presidencia en 2016.

Su jefe de Gabinete, Mark Meadows, defendió ayer que "muchos de los casos son asintomáticos" y que "la cifra del 99 por ciento surge de los datos, que se pueden analizar de distintas maneras", informó la cadena de televisión estadounidense CNN.

Meadows insistió en que la economía no puede parar con un confinamiento y dejó soslayar que Trump podría empezar a firmar decretos esta semana sobre asuntos relacionados con China, la inmigración y los precios de los medicamentos.

Pese a las declaraciones de Trump y de su Gobierno, los alcaldes de las ciudades texanas de San Antonio y Austin y el responsable del condado de Miami-Dade en Florida alertaron ayer que los hospitales en sus distritos están al límite y se están acabando las camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI).

"El tiempo se agota ahora en términos de la capacidad de nuestros hospitales en San Antonio, al igual que en muchas de las otras grandes ciudades de Texas", dijo a la cadena CNN el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg.

El dirigente advirtió que si continía el ritmo de crecimiento de los casos, a San Antonio "solo le queda una semana para quedarse sin camas de hospital y agotar la capacidad de las unidades de cuidados intensivos".

Texas ya registró 195.239 casos y 2.637 decesos, y tiene ocupado casi el 81% de las camas disponibles, según informó ayer el Departamento de Salud estatal.

En los últimos días, las ciudades de Houston y Fort Worth también expresaron preocupación por la falta de camas, y la misma sensación tienen en el fronterizo valle del Río Grande, tras la duplicación de internaciones en las últimas dos semanas.

La situación sanitaria en Florida también empeora, con 206.447 casos y 3.880 fallecidos desde el 1 de marzo, y con el 80 por ciento de las camas en las UCI ocupadas en todo el condado de Miami-Dade, según los últimos datos oficiales de ayer.

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, anunció que desde este miércoles los restaurantes solo funcionarán por delivery o para llevar, y se cerrarán salones de baile y para banquetes y fiestas, gimnasios, y alquileres a corto plazo, como Airbnb.

El mundo en cifras

La pandemia de coronavirus ya provocó más de 534 mil víctimas fatales a lo largo y ancho del mundo, según datos reportados por la universidad estadounidense Johns Hopkins. En tanto, la suma de contagiados global es de 11.465.636, con 534.588 fallecidos, mientras que más de 6 millones de pacientes lograron recuperarse de la enfermedad. En Estados Unidos, la pandemia de Covid-19 generó más de 130 mil víctimas fatales, con 2.880.830 casos confirmados hasta el momento.

El distrito más golpeado por el coronavirus es la ciudad de Nueva York, donde se registraron 32.206 muertes. Por su parte, en Brasil, un país que se ha convertido en el nuevo epicentro de la enfermedad, el coronavirus ya causó 64.867 decesos, con 1.603.055 personas contagiadas. En el tercer lugar del ranking mundial se ubica India, que desplazó ayer a Rusia. India figuraba en el cuarto lugar, con 673.165 contagios y 19.268 decesos, por delante de Perú, que tiene 302.718 casos y 10.589 fallecidos.

Rusia bajó al cuarto lugar del ranking con 680.283 pacientes infectados en total y 10.145 fallecidos, de acuerdo con datos oficiales compilados por la casa de altos estudios estadounidense. Chile aparece en la sexta posición, despuès de Perú, con 295.532 contagios y 6.308 decesos. Reino Unido, el país europeo más afectado por la propagación de la enfermedad, suma 286.931 las personas infectadas hasta el momento y 44.305, las víctimas fatales, más que en Italia y en España. En América del Norte, luego de los Estados Unidos, aparece México como uno de los más afectados, con 256.848 contagiados y 30.639 decesos.

En Europa continental, España suma 250.545 casos de Covid- 19, con 28.385 víctimas fatales, e Italia acumula 241.611 personas contagiadas, con 34.861 fallecidos. En África, el país más afectado es Sudáfrica, con 196.750 casos confirmados de la enfermedad y 3.199 decesos. En tanto, China, nación donde se originó el brote y ahora ubicada en la vigésima segunda posición, tiene 84.868 contagiados y 4.641 decesos. Sin embargo los medios de prensa chinos críticos de la gestión de gobierno de Xi Jinping desconfían de la veracidad de los datos oficiales sobre la evolución de la enfermedad allí.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...