Inglés en Abra Pampa, una labor con tinte social

En el año 2012 nació un innovador proyecto personal, pero pensado en beneficio de toda una sociedad, "que los niños, principalmente, pudieran interiorizarse en la lengua extranjera, el inglés". El paso de los años consolidó el proyecto, aunque ahora se la pelea para que no caiga debido a la pandemia.

Diego Mamaní es el joven soñador que puso el inglés como una nueva alternativa educativa en la ciudad de Abra Pampa, a la que comenzaron a asistir niños y adolescentes desde el mismo inicio de la propuesta y luego adultos.

Mamaní cursó sus estudios primarios en la escuela de Carahuasi que se encuentra en el departamento de Rinconada, los secundarios y terciarios en Salta. Los destinos de la vida le permitieron quedarse en Abra Pampa y afrontar la vida enseñando día a día con el "taller de inglés".

El proyecto superó de sus inicios a otros institutos totalmente conformados que llegaban desde otras ciudades en busca de alumnos abrapampeños.

El taller de inglés dejó de ser en poco tiempo como tal, para convertirse más bien en "La escuelita de Inglés".

En su primer año solo había empezado con 14 alumnos y finalizaron el año solo 6. La situación no parecía alentadora, pero la perseverancia cambió el panorama, pero no solo fue eso, sino la visión de ser más social, que todos los niños interesados pudieran acceder, es decir, los de bajos recursos también pudieran pagar una mínima cuota y acceder al aprendizaje de inglés, eso llevó a cimentar un proyecto con futuro.

El crecimiento se reflejó en los últimos años. La publicidad del boca a boca se expandía y entonces el profesor Diego Mamaní debía pensar en un lugar más amplio para poder dictar las clases, como así también buscar a otros profesores para cumplir con la demanda.

La certificación de las asistencias a la "Escuelita de Inglés" es avalada por la Municipalidad de Abra Pampa. La idea estaba canalizada para que sea un instituto, pero en ese caso ya no sería accesible para los chicos de bajos recursos por sus altos costos.

La enseñanza se imparte desde alumnos de tan solo 5 años, es decir preinicial 1, hasta alumnos que asisten al nivel secundario, es por niveles de acuerdo al aprendizaje de cada uno y como comienza, inclusive está destinado a adultos. En el año 2019 la matrícula alcanzó los 220 alumnos y el año escolar de este año empezaba con 230 alumnos. La situación pandémica llevó a que hoy solo sigan las clases virtuales alrededor de 100 alumnos. "Si esto no pasaba, capaz íbamos a llegar a los 300 alumnos", dijo Mamaní.

La situación actual por la que atravesamos, llevó como a muchos, en este caso a Diego Mamaní, interiorizarse sobre las nuevas tecnologías para poder seguir con sus clases, pero de forma virtual. Los contenidos que contar para poder entregar a sus alumnos, como videos, PDF y otros archivos los genera él mismo. Cada jornada comienza a la mañana y finaliza alrededor de las cero horas.

La situación de la pandemia llevó a generar las cosas de forma virtual, no fue la excepción para el proyecto abrapampeño de inglés. Diego Mamaní comenzó recientemente a dictar clases de inglés a alumnos de Comodoro Rivadavia, situación que nutre al proyecto en tiempos difíciles. "Mis niños ahora aman el inglés", esta es la frase repetida de muchos papás que se sienten satisfechos por el aprendizaje de sus hijos. Alumnos avanzados, que varían la edad, pueden establecer una comunicación fluida de inglés.

"Nunca se rindan, cada uno de los proyectos que tienen que salgan a flote", dijo Mamaní a modo de mensaje a la sociedad.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...