Tras cuarenta años, el sueño de la casa propia

Con la anuencia de la jefatura de la Unidad Regional 2, el director y cinco instructores de la Banda de Música Juvenil de la Policía de la Provincia de Jujuy apostaron al desafío de construir la casa propia, que se levanta en el sector de las 100 Hectáreas conocido como la Nueva Ciudad. En este tiempo de pandemia, donde los alumnos integrantes de la Banda no reciben clases presenciales, los efectivos, que cuentan con conocimiento en albañilería, se arremangaron, tomaron palas y picos y comenzaron la construcción del cercado perimetral y los cimientos para la futura sede.

Cabe acotar que para concretar este sueño que crece con esfuerzo propio, se hace necesario el apoyo de la comunidad con la donación de materiales como hierro, ladrillos, cemento, chapas y lo que pueda aportar. La Banda de Música tiene más de cuarenta años de presencia en el medio y hasta el momento, deambuló de un lado a otro buscando un espacio para el dictado de clases y ensayos. Actualmente, la parroquia San Pedro de Río Negro le cedió un lugar donde lleva adelante su labor.

Sin lugar a dudas, la Banda de Música cuenta con un importante protagonismo social y cívico en todo el quehacer de la comunidad. En todo acto patriótico o celebración, su presencia conmueve e inspira desde los acordes que se vuelven homenaje en todo momento. Es una de las instituciones que nació en los albores de la incipiente ciudad y data de la iniciativa siempre visionaria del recordado monseñor Sixto Villoldo. Con los años, pasó por distintas instancias hasta depender de la fuerza, en diferentes formatos desde un arduo trabajo colaborativo e institucional que permanece en la actualidad, siendo su denominación actual Banda de Música Juvenil de la Policía de la Provincia de Jujuy. Al no contar con un edificio propio, fue desarrollando sus actividades en distintos lugares cedidos por entidades locales, entre ellas, la parroquia San Pedro de Río Negro, albergando siempre el sueño de contar con un espacio propio.

El desafío del gran sueño

Hoy el director de la Banda de Música Juvenil sargento primero Sergio Guillen y los instructores sargento primero Martín Ubeid, los sargentos Marcelo Martínez y Nelson Chavarría, el cabo primero Nicolás Banegas y el cabo Miguel Alemán, dedican gran parte de la jornada a la tesonera labor en el predio de la Banda y en el horario restante, dictan clases virtuales a todos los cadetes y aspirantes.

En una entrevista con nuestro diario, el director sostuvo que en medio de esta pandemia y cumpliendo con las normas de seguridad, enfrentan el gran desafío de unir voluntades y recursos para concretar este sueño, expresando su beneplácito, porque después de cuarenta y tres años, la Banda ya tiene un espacio para construir la casa propia y continuar con la formación y educación de los niños. "Felizmente, logramos que el intendente de la ciudad nos cediera un terreno ubicado en el barrio 48 Viviendas, en el que ya estamos trabajando, más con el corazón y ganas que con recursos. Si la comunidad quiere sumarse a este proyecto, puede hacer llegar sus donativos a este lote ubicado sobre calle Balduin. Es digno de destacar que este año se pudo concretar este sueño, merced a la iniciativa del entonces jefe de la Unidad Regional 2 comisario mayor Jorge Portillo para que el personal de la Banda de Música se aboque al trabajo en este espacio", dijo Guillen, tras dar cuenta de que todos cuentan con conocimiento en albañilería y electricidad y el trabajo actual se concentra en el portal de ingreso.

Pedidos de donación

Aunque es difícil la situación económica que atraviesa la sociedad toda, es alto el espíritu solidario que siempre caracterizó a los sampedreños para ayudar a instituciones que tanto bien y servicios prestan. Frente a esta premisa, es que se apela al llamado solidario para hacer realidad la obra tan necesaria, "muchas generaciones de chicos pasaron por la Banda de Música, desarrollando esta actividad en distintas instituciones donde funcionaba, todo lo que nos puedan hacer llegar será bien recibido, estamos poniendo todo nuestro esfuerzo y celebramos con alegría la llegada de los donativos de materiales", expresó tras hacer público su agradecimiento al policial en actividad, al personal retirado, a los padres de los cadetes, los excadetes de las promociones 90, 91, 92 y a los vecinos que se llegan hasta la construcción y los alientan a continuar. En relación a los materiales que se precisan, el director señaló que se necesita cemento, ladrillo, hierros, áridos, aberturas, chapas.

Con sus instrumentos y uniformes impecables, desde esa disciplina inspirada y ejercida solamente desde la necesidad de brindar lo mejor en cada repertorio, la Banda de Música Juvenil UR2 de la Policía de la Provincia de Jujuy marca presencia y sentimientos allí donde se haga presente, manteniendo en lo alto el nombre de San Pedro de Jujuy, por lo que es el momento de sumarse a ese sueño, de retribuir desde el orgullo sampedreño la valiosa ofrenda que realizan a esta ciudad y más allá de sus fronteras.

Marcando presencia

La Banda de Música Juvenil UR2 de la Policía marca presencia y sentimientos allí donde se haga presente, manteniendo en lo alto el nombre de San Pedro.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...