Pampa Blanca, en zona amarilla

Luego de un complejo momento sanitario y epidemiológico, la ciudad de Pampa Blanca es un ejemplo en el interior de la provincia, ya que tuvo un brote de casi 30 casos en pocas horas y evidentemente la situación se pudo controlar, ya que estuvo considerada como una zona roja y por la recuperación de los infectados y los pocos casos que se sumaron, volvió a ser zona amarilla, aunque el alerta existe.

A principio del mes de julio, esta población era noticia en toda la provincia por el contagio de al menos 25 trabajadores del Molino Pampa Blanca, de los cuales 17 con domicilio en el pórtico sur provincial, otros de localidades vecinas y hasta de la provincia de Salta. A los pocos días llegaron los 9 casos de la “porotera” estancia Río Colorado, que ponía en total preocupación a las autoridades. Luego de un mes, hoy la realidad da cuenta de que se recuperaron todos los trabajadores, la mayoría fueron asintomáticos y todos pudieron salir adelante, ya recibieron el alta epidemiológica definitiva y volvieron a sus puestos de trabajo.

Luego se sumaron más casos, pero todos fueron controlados a tiempo por el COE Pampa Blanca. En concreto, 33 operarios de las empresas pampeñas se recuperaron, las altas fueron dadas por las ART y lo más importante es que se pudo controlar la situación a tiempo y se evitó que hubiera más casos, ya que esto podría haber sido un incontrolable foco de contagios. Estos resultados tienen que ver con el trabajo entre el puesto de salud Caps Pampa Blanca, Municipalidad y Policía local.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...