Ficoseco: “’Bolsonarito’ quiere apropiarse de la caja de Finca El Pongo y usarla para su partido político”

El ex intendente Rolando Ficoseco, advirtió las “ilegítimas” intenciones políticas del actual mandatario de Perico, Luciano Demarco, quien tendría entre sus planes de corto plazo “adueñarse” de los recursos que genera el legado de Don Plinio Zabala para transformarlos en “caja chica” del partido VIA y encausarlo hacia su provincialización, con miras a los compromisos electorales venideros. Asimismo, señaló severas falencias de conducción, cuya génesis es “la soberbia y la altanería” que evidencia Demarco y que lo llevaron a ser considerado el “bolsonarito” periqueño, por sus similitudes con el Jefe de Estado brasileño.

¿Entre las medidas adoptadas recientemente, cuál es la más cuestionable por su gravedad institucional?

“Las autoridades municipales siguen generando actos que son poco claros y para sorpresa de muchos siembran dudas, como ser la creación de un ente que puede exponer a personas de la sociedad a choques o situaciones complicadas con ministerios provinciales, como Salud y Producción, y otros que integran el Consejo Consultivo de  Administración de Finca El Pongo.

El intendente hoy se ve acorralado por las obligaciones salariales, trajo muchos compromisos a la municipalidad, muchas personas con rango de funcionarios, muchos amigos y también muchos familiares que cobran sueldos importantes. Ahora y conociendo las apetencias económicas y ambiciones de poder que tiene, Demarco debe pagar sueldos, pero puso a distancia las relaciones con la Provincia y la Nación, aislando a Perico. No hay seriedad en su proceder, no elabora proyectos, no presenta nada, solo exige fondos.

También está muy afligido, porque está juntando avales para tener un partido provincial y en las elecciones que vienen tal vez se ve candidato a diputado, luego quiere ser gobernador, seguro querrá ser presidente y la esposa intendente y para tanta campaña y aspiraciones personales hace falta dinero.

La conformación de un ente con la pretensión de querer controlar la productividad de Finca El Pongo, la finca del hospital “Arturo Zabala”, pero choca directamente con un organismo que está constituido hace mucho tiempo con la Municipalidad de Perico, el hospital, el Concejo Deliberante, la Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy y la Agencia de Extensión Agropecuaria con asiento en barrio Santo Domingo perteneciente al Instituto Nacional de Extensión Agropecuaria- INTA que tienen sus representantes junto al Ministerio de Desarrollo Económico y Producción del

Gobierno de Jujuy para trabajar en el control y seguimiento de la administración de Finca El Pongo. Es decir se crea un ente para generar un nuevo problema o para pretender manejar la finca.

Hay que tener cuidado e impedir que la finca de nuestro hospital termine financiando alguna campaña de algún “político desvelado” y dedicado únicamente a generar problemas.

Las peleas atrasan el desarrollo de los pueblos y hoy somos testigos de cómo en pocos meses, con caprichos, soberbia, altanería y sin respeto a la Provincia y a la Nación esta gestión deja a Perico lejos de obras y programas. Estos funcionarios aíslan a nuestra ciudad cada vez más y eso se traduce en falta de obras. No los conocen, son cerrados  y para colmo no hay respeto. Mientras tanto, se observa que otras administraciones de pueblos vecinos en base a trabajo consiguen más. Esto se explica en la falta humildad, de presencia y de decencia del gobierno municipal de Perico”.

¿Qué opinión le merecen las expresiones del intendente Demarco de querer despegarse de los efectos que causó la pandemia de coronavirus en la población de Perico y no asumir su responsabilidad como jefe comunal de la ciudad?

“En los vecinos causan mucho desagrado y estupor las desatinadas y desafortunadas declaraciones brindadas por Demarco, a mi entender responsable directo de la debacle comercial, laboral, económica, productiva y humanitaria que sufre Perico en estos meses de pandemia, porque no supo preparar la ciudad, trabajar y cuidar a la gente como debía hacerlo, buscando profesionales médicos que asesoren al municipio e instituciones de salud para enfrentar la llegada del virus que venía matando a tantas personas y causando tanto daño y dolor en el mundo. Malgastó un tiempo  valioso que tenía para organizarse bien, desaprovechó esa oportunidad para priorizar como es su costumbre los intereses propios, intereses familiares y lo que es mas indecente los intereses de los propios “socios de su boleta electoral” que presionaron los meses de marzo, abril y mayo para que les habilite en su propio terreno un mercado de abasto. Lamentablemente, se abstuvo de convocar a los periqueños para armar y planificar estrategias tendientes a cuidar la salud y la vida de la ciudadanía que llegó a números increíbles que superan los 700 contagiados y cerca de 70 fallecidos”.

¿Considera que subestimó la situación, porque ni siquiera el cementerio local estuvo preparado para tantos decesos?

“Familiares de personas que sufrieron infecciones o fallecimientos a causa del Covid-19 ven que Demarco, una vez más, se lava las manos, negando como siempre hace las obligaciones y responsabilidades indelegables que un intendente debe afrontar para proteger a la población. Prefiere decir que de la zona roja se abstiene de responder cuando es consultado, como también nunca se interesó en conformar un verdadero Comité Operativo de Emergencia local que tenía que ser atento, fuerte y solidario para trabajar en equipo con los demás intendentes, Provincia y Nación, mostrando un Demarco llevado por la soberbia y altanería, antivalores muy comunes en él y que lo conducen a buscar culpables en otros, quizás subestimando la pandemia como le sucedió a Jair Bolsonaro en Brasil y será por eso que en Perico muchos lo bautizan como “bolsonarito”. Esto fue un gran error lamentablemente. Faltó mucho trabajo, organización, convocar a las instituciones y recurrir a la experiencia para no pagar con vidas una posición pasiva e irresponsable que dio paso a un accionar desprolijo y desarticulado”.

¿Cuánto perjudica a una ciudad comercial como Perico la caída de ventas y fuga de clientes, producto de un año colmado de conflictos y desencuentros?

 “Bolsonarito”, como dice la gente, es una fábrica de peleas. En diciembre peleó con los concejales, con los empleados, los obreros y con los sindicatos municipales. Peleó y echó a “los manteros” de barrio Santa Rosa para que vayan a un único lugar en el mundo, un predio de “un compañero de boleta”, que se limpió con personal municipal y que no está aprobado por del Concejo Deliberante. La gente fue obligada a vender en ese sitio, donde más de 700 comerciantes, vendan o no, tienen la obligación de dejarle $ 1.500 mensuales por local con la advertencia que si no salen a vender serán expulsados. Luego peleó con gente de los corsos, peleó contra la historia y tradición de la fiesta patronal de Perico, peleó con los directivos del Mercado Mayorista favoreciendo con el cierre y clausura el desabastecimiento de frutas y verduras al inicio de la cuarentena desafiando las decisiones sanitarias impartidas por el COE provincial y los decretos de Provincia y Nación, generando además una escalada de precios que sufre la gente. Ese es el resultado del capricho de “pulsear” con las autoridades de Jujuy sin medir que ocasionó un daño económico terrible a miles de familias. Hizo gala de una posición soberbia e intransigente muy parecida al Presidente de Brasil.

A pesar del descontrolado cuadro epidemiológico que sufre la ciudad sin ni siquiera saber al día de hoy cuál fue el primer árbol de contagio de COVID-19 del caso 1.

Para no perder la costumbre de ir contra las instituciones, por ejemplo algunos centros vecinales, Demarco termina persiguiendo gente con acciones burdas como el retiro del medidor de energía eléctrica del predio de veteranos, peleando con los dirigentes que prestan 8 canchas para los torneos de la Liga Infantil Municipal de Futbol”.

¿Por la debacle del comercio, cuántos puestos de trabajo se perdieron en estos 5 meses y cómo queda Perico de cara al futuro?

“El 18 de marzo de 2020 la soberbia lo impulsa a Demarco a llevarse el mundo por delante e hizo que un decreto que llevaba su firma pulverizará en algunas horas todo el trabajo y sacrificio realizado por tantos periqueños durante 29 años para tener en la ciudad el mejor mercado mayorista de frutas y verduras de la región, matando con tan tremendo error el esfuerzo de miles de periqueños, entre ellos cientos de changarines, feriantes, mercadistas, productores y agricultores de los Valles de los Pericos, expulsando con esta decisión a los clientes y compradores que todo el año colmaban la ciudad. Perico supo perfilarse como potencia comercial de la región, pero ahora está en el piso”.

¿Qué opina de la forma en que procede el intendente ante la responsabilidad de administrar el municipio?

“Demarco habla de transparencia, pero no se vio una sola licitación, un concurso de precios, no se ve cuando juran funcionarios y cuando se van, hay notificaciones sin sellos, con membretes raros, logotipos políticos en documentos oficiales y $3.300.000 más de déficit en relación a los últimos movimientos de sueldos de su gestión.

Cuando habla con la prensa y dice que tiene un déficit de $4.000.000 por mes para abonar sueldos, tiene que quedar claro que eso pasa en su gestión, porque en la que tuve a mi cargo en los últimos meses del 2019 solo nos faltaban $700.000 por mes. Teníamos menos funcionarios, nuestra gestión se ajustaba al organigrama y nada más, incluso gran parte de los funcionarios de nuestra gestión eran empleados de Planta Permanente designados como funcionarios lo que significó un ahorro grande, porque al sueldo de empleados de buena antigüedad se le incorporaba únicamente una diferencia que establecía la Ordenanza Salarial y de paso nos permitía jerarquizar a los trabajadores municipales, dándoles el cargo y la responsabilidad para aplicar experiencia y conocimiento en beneficio de la municipalidad y la comunidad”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Política

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...