¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
23 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Recomendaciones de una escritora en cuarentena

Lunes, 31 de agosto de 2020 01:04

POR ELENA BOSSI

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

POR ELENA BOSSI

"Había muchos libros en aquella casa, tantos que nadie pudo contarlos, porque todos los días aparecían nuevos ejemplares que se alojaban en los anaqueles sin que supieran quién los traía ni dónde estarían. Pero de noche los libros seguramente se levantaban, cambiaban de sitio o se juntaban para parecer más numerosos".

Silvina Ocampo, "Los libros voladores"

 

Me asocié a la plataforma de cine MUBI que tiene pocas películas semanales elegidas a través de una curaduría experta. Allí vi, entre otras maravillas, un film de Werner Herzog de 2019, "Family Romance LLC", rodada en Japón. Refiere al tema de la actuación, de las máscaras. Se muestra una empresa -existe en Japón- en la cual se contratan actores para representar papeles familiares: un padre para que esté presente en la boda de su hija, un exmarido, un admirador. Al principio pensás que esa empresa al servicio del engaño no debería de existir, pero a medida que avanza la acción, te preguntás si en la vida que llamamos "real" las cosas son muy diferentes y empezás a darte cuenta de que los sentimientos son auténticos y de que no somos, necesariamente, más genuinos que esos actores.

En esa misma plataforma vi una retrospectiva de Fassbinder, descubrí una nueva directora rusa, Kantemir Balagov, con una sensibilidad y una fuerza poco comunes y vi películas de todo el mundo: desde el nuevo cine brasileño hasta una película australiana como Lantana. Gracias a esta plataforma recorrí desde antiguas películas mudas hasta el cine más contemporáneo de festivales que jamás hallaría en Netflix. Redescubrí las novelas de Libertad Demitrópulos. Deberían reeditarse y releerse todas sus obras.

Me conmovió su lenguaje, el trabajo y la variedad de estilos, la ternura de los personajes. La percibí cercana, viva. Un inmenso placer es haber retomado los cuentos de Silvina Ocampo. Es tan vanguardista y revolucionaria su escritura con esos personajes desconcertantes, sus nenas rebeldes. Me pareció encontrar en un cuento como "El impostor", más allá de la película argentina a la que dio origen, el germen de "El club de la pelea" que, aunque está basada en la novela de otro autor, podría haberse inspirado en el originalísimo cuento de Ocampo.

Es innovadora incluso para esta época y su perfil múltiple de escritora, pintora, guionista resulta fascinante. Imaginemos cartas como las que intercambiaba con Pizarnik en esta época y todavía las habría acechado la censura religiosa y patriarcal. Entusiasmada con esta lectura, organizamos con las escritoras y escritores de mi taller literario, un encuentro virtual de cuatro reuniones para analizar algunos cuentos de Silvina Ocampo, pues deseo compartir estos recorridos de cuarentena. Para releer la " Divina Comedia", me inscribí en un taller de tres meses con la escritora Liliana Mindurry. Se trata de una empresa que no quise encarar a solas. Aparece así un Dante diferente que no supe ver cuando leí la obra en mis años de estudiante y la charla con Liliana es enriquecedora y estimulante. Hablar de literatura, me resulta casi tan delicioso como leer.

Temas de la nota