Se viene el segundo disco solista

La semana pasada salió finalmente uno de los temas del que será su segundo disco solista. Se llama "Colibrí" y tuvo aceptación desde que tímidamente Wado Ferreyra comenzó a mostrarlo entre sus allegados. Ahora ya está en Youtube y espera el primer permiso que salga para poder filmar el videoclip con su equipo.

"Sería ir, montar todo, hacer el video, editarlo y largarlo, montamos, hacemos el videoclip, editamos y largamos", dice, "porque ya está todo pensado, hasta las locaciones", cuenta en conversación con nuestro diario, en medio de esta cuarentena que le alargó algunos plazos pero a la vez le sirvió para seguir componiendo.

Es que Wado Ferreyra está produciendo su segundo disco solista en el estudio El Fuerte de Tony Izquierdo, quien hace además toda la producción de este trabajo en el que puso todas sus energías.

Wado es cordobés y hacer seis años está viviendo en Jujuy, porque su esposa es de estos lares. Desde su Córdoba natal, comenzó profesionalmente con la música en el grupo Gualicho y luego formó parte de Yamal en Salta.

Hace unos años, se lanzó como solista y su primer trabajo discográfico como tal fue en 2018, titulado "Una vez más".

Tiene gran reconocimiento en el medio musical nacional como compositor, de tal manera que recibe pedidos de temas todo el tiempo, y muchos artistas han grabado sus creaciones, como son el Chaqueño Palavecino, Facundo Toro, el propio grupo Gualicho y Yamal (donde fue integrante), Chebere, Dalmiro Cuellar, y otros. Dice que primero fue intérprete y después compositor. "La idea es que las composiciones no queden guardadas en un cajoncito, sino mostrarlas a la gente", comenta y por eso comenzó a compartir y entregar.

Cuenta que comenzó cantando a los 8 años en festivales de Oliva, la ciudad donde se crio en la provincia de Córdoba, y que su camino comenzó como solista. Después vinieron Gualicho y Yamal, y desde hace un tiempo volvió a apostar a sí mismo. Grabó tres discos con los mencionados grupos (uno producido por Jorge Rojas en 2008), y también llegaron al escenario del Festival Nacional de la Doma y el Folclore de Jesús María, donde fueron revelación y consagración con Gualicho.

En su regreso al camino solista, ya tiene un disco salido en 2018 ("Una vez más") y va por este segundo, en medio de esta cuarentena.

Cuenta que su relación con Tony Izquierdo nació con Yamal, "primero lo conocí como intérprete, me cautivó su humildad con toda la trayectoria que tiene", valora, "él grabó la percusión para el disco de Yamal, y desde ahí quedó el contacto. Cuando vine a vivir a Jujuy, se me da por hacer música apostando a mí, y quería hacerlo bien, así qué mejor que Tony para esto", dice, "me escuchó cantar, escuchó mis canciones y se entusiasmó, así que empezamos con esta locura superando expectativas".

Tony Izquierdo está haciendo arreglos, preproducción, mezcla, producción, etc. Dice Wado que espera que el disco esté listo en septiembre.

La diferencia entre uno y otro trabajo solista es que "en el anterior, la idea fue mostrarme como solista, presentarme tal cual soy y mostrar mis canciones. Gracias a Dios con ese disco logré una aceptación de distintos músicos y colegas, como intérprete y como compositor. Me contactó mucha gente. Y en este nuevo disco quiero seguir mostrando lo que soy pero con una voz más madura, con un concepto musical más marcado, no sólo abarcando el folclore, por eso hay por ejemplo un ballenato ‘Enamorado’, porque se me dio por ir por ese lado; hay una balada también, un tinku pop (como le decimos con Tony porque es más modernizado), etc. Voy jugando con distintos ritmos sin perder lo nuestro", comenta.

La cuarentena y sus composiciones

"La verdad es que esta cuarentena lo primero que hizo fue bloquear el tema de la grabación porque si no hubiera salido todo antes. Pero los planes de Dios siempre son buenos y es bueno saberlo ver, porque este parate sirvió para corregir cosas, madurar otras y para poder tener la cabeza más clara. Me reinvento todos los días componiendo, escribiendo, no solamente para mí, sino para otra gente", dice cuando le consultamos sobre cómo lo sorprendió este tiempo.

"Me llaman de distintos lugares del país, diferentes artistas y me piden una balada, un cuarteto, una zamba, una chacarera, y eso me incentiva a seguir perfeccionándome", continúa.

Considera que su reconocimiento a nivel nacional como compositor comenzó a partir de Gualicho y Yamal, grupos con los que grabó sus temas.

Sobre su oficio de compositor confiesa que le escribe "al amor, a la tierra, a las injusticias, es de acuerdo al estado de ánimo. De por sí soy un romántico, yo digo que las canciones nacen por sí solas, cuando viene una idea, encarás por ese rumbo y lo seguís. A no ser que venga alguien y te cuente una alegría, un dolor, un deseo, lo hago mío y escribo sobre eso", comparte.

Un tema distinto sobre la Pacha

El grupo Tierra, de Orán, "querían una canción que hable de la Madre Tierra pero que no caiga en lugares comunes. Y me puse a leer mucho y compuse una canción que se llama así, "Pachamama", pero que habla de la historia de amor entre la madre Tierra y Pacha Camac, el dios del Cielo. A raíz de una traición él se va al cielo y como ella no pudo escaparse con él, se quedó acá y entonces el dios del Cielo le dio la bendición de proveer de muchas cosas a los seres humanos", cuenta.

Estimaciones

"La idea es que el 10 de septiembre ya tenga el disco completo", dice con entusiasmo cuando le consultamos por sus proyectos y expectativas. "Después ir mostrándolo de a poco, no todo a la vez, para ir viendo la reacción de la gente. Se necesitan recursos y una proyección de difusión porque hay que planificarlo para que sea nacionalmente escuchado", comenta.

Ya tiene contrataciones pedidas para noviembre en General Pico, y en diciembre en el Festival de La Maruja, ambas en la provincia de La Pampa y dependiendo de cómo se vaya desarrollando la cuarentena para esos meses en el país.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...