Un nuevo hito en la  Historia de la Humanidad

Aunque, para los contemporáneos, ha pasado prácticamente desapercibido; en el futuro la fecha del 30 de julio de 2020 será recordada como un día clave en el desarrollo científico y tecnológico de la Humanidad. En efecto, ese día, tras el lanzamiento de la misión dirigida por la Nasa, tres espacionaves automáticas se dirigían de manera simultánea rumbo al planeta Marte, con el objetivo de descender amortiguadamente para comenzar una labor de meses (sino años) dedicada al envío de información sobre diversos aspectos de ese cuerpo estelar y, por sobre todo, determinar - de una buena vez - se hay vida allí.

El 23 de julio, China había lanzado su navío programado para orbitar, explorar y luego aterrizar en el Planeta Rojo.

En cuanto al vehículo enviado con ese rumbo el 20 de julio, se trataba de una sonda construida por los Emiratos Árabes Unidos. Sorprendiendo a la mayor parte de la comunidad internacional, ese país demostró que sus conocimientos para intervenir en la nueva carrera espacial que ya se encuentra instalada, se hallan a la vanguardia.

De manera tal que, en este momento, por primera vez en la Historia de la Humanidad, tres máquinas automáticas atraviesan el espacio, alejándose de la Tierra, con la finalidad de estudiar - con el mayor detalle posible - las características de Marte.

Es importante señalar que la Argentina está incluida en este hito histórico, a través de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae). Por un acuerdo para la investigación del espacio profundo, nuestro país participa de la Misión Tianwen 1 de la República Popular China. La estación CLTC-Conae, situada en la provincia de Neuquén, brindará soporte de telemetría, seguimiento y control de la espacionave china durante toda su misión. El objetivo es investigar aspectos morfológicos y físicos del ambiente tanto como analizar posibles lugares donde asentar bases para próximas misiones al planeta rojo. El punto más ambicioso de este proyecto es que la Tianwen 1 regrese, en el año 2030, a la Tierra trayendo muestras de suelo marciano.

La misión de los Emiratos Árabes fue enviada al espacio por un cohete japonés desarrollado por Mitsubishi Heavy Industries (MHI) y lanzado desde el Centro Espacial de la isla de Tanegashisma, situado en territorio nipón.

Coincidiendo con el 50º aniversario de la formación de los Emiratos Árabes Unidos, el objetivo del viaje es obtener la primera imagen completa del clima de Marte a lo largo del período que corresponde a un año de ese planeta. La sonda lleva una cámara digital para obtener imágenes de la superficie marciana, de las tormentas de polvo y las nubes de hielo, así como espectrómetros para medir componentes en múltiples niveles de su atmósfera, que es muy tenue en comparación con la terrestre.

En cuanto a la misión guiada por la Nasa se encuentra constituida por el vehículo de seis ruedas Perseverance que recorrerá la superficie de Marte buscando, en especial, conseguir comprobar la existencia de vida presente o pasada. Para ello lleva en su interior un preciso laboratorio de análisis de muestras que desarrolla toda su tarea de manera automática. La operación norteamericana trae otra sorpresa. Se trata del Ingenuity; es un helicóptero. El primero que habrá de volar en la atmósfera marciana.

Las tres espacionaves, antes de llegar a su objetivo, deberán recorrer unos 500 millones de kilómetros dentro del Sistema Solar. Si hay éxito, estarán arribando al destino elegido en febrero del año entrante.

Tal vez en esta ocasión sea posible develar el enigma que anteriores misiones no pudieron concretar. Se trata de si existe o no vida en el planeta rojo. O bien, si hoy está extinguida pero la hubo en otros tiempos.

(*) Antonio Las Heras es doctor en Psicología Social, filósofo y escritor

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...