¿Cuál fue su labor en el lanzamiento del satélite Saocom 1B?

Mi trabajo es en la estación terrena, que es la encargada de comunicar la Tierra con el satélite. Nosotros manejamos las antenas que reciben la información del satélite y que a su vez, transmiten información al satélite. Mi trabajo empezó luego del lanzamiento, cuando ya estuvo en órbita, para iniciar la comunicación con él.

Somos un grupo de ingenieros y especialistas que trabajamos 24 horas al día en la estación, porque no solo recibimos señal del satélite argentino, sino también de otros con los que Conae tiene convenios.

Cuando el satélite pasa por arriba nuestro, con sus antenas teletrasmite y nosotros recibimos esa información que recolecta.

¿Qué siente siendo parte de este proyecto?

La verdad siento mucho orgullo de poder formar parte de este proyecto, porque este nivel de tecnología satelital ubica a Conae en el top ten mundial, y eso es muy importante porque el satélite es de muy alto nivel.

Otra particularidad que tiene es que son íntegramente fabricados en Argentina, como los de Arsat, que son de comunicaciones.

Me siento afortunado y orgulloso también por todo el trabajo de los profesionales y científicos y también de muchas empresas que trabajan en el proyecto.

Acá en Conae hay otros jujeños trabajando en distintas áreas, si bien somos la mayoría ingenieros, hay también un físico y una bióloga.

¿Qué tipo de información envía?

La información e instrumento principal que tiene este Saocom 1B es un radar, por el cual se puede recolectar información sobre la humedad del suelo. Luego, esa información puede servir para ir monitoreando qué cantidad de agua tiene cierto campo o ver si está cerca de inundarse, o permite monitorear las sequías también. Tiene múltiples aplicaciones y toda esa información que recibimos permitirá estudiar.

No es el único satélite que lanzó el país...

No, el satélite Saocom 1A, que es el mellizo de este, se lanzó en 2018. Ahora están los dos en órbita o en constelación.

Es la primera vez en la historia que Argentina tiene dos satélites al mismo tiempo. Si bien Conae viene lanzando satélites desde los años 90, nunca tuvo dos al mismo tiempo.

¿Cómo se procesa la información que envía?

La tarea de mi área llega hasta recolectar esa información, estamos hablando de un dato crudo. Esa información después pasa a otra área de Conae, llamada producción, que es la que se dedica a hacer los productos que van a ser de utilidad para las distintas áreas, como para agricultura, biología o cualquier otra.

La información que uno obtiene del satélite esta área la traduce en una imagen y la combinan con un mapa para plasmarla sobre las zonas delimitadas. Ellos dan el producto con valor agregado.

¿Qué importancia tiene el satélite en el espacio?

Básicamente el satélite posiciona al país en tecnología satelital a nivel mundial, y superamos el nivel científico también. Aparte, permite poder contar con información propia para seguir desarrollando investigaciones.

Estos datos son únicos, porque este tipo de satélites prácticamente es único en el mundo. Hay otro proyecto de Japón, que tiene este mismo tipo de información pero con menos capacidad que el nuestro.

También es importante porque la información que recaba es un potencial de comercialización, y también puede brindar un recurso de poder contar con información propia para seguir desarrollando investigaciones.

Argentina se destaca mucho por la ciencia y la tecnología. ¿Con este lanzamiento se ha demostrado que el país está a la altura de las circunstancias?

Sí, tanto en el desarrollo de satélites y como en tecnología satelital. Particularmente con esta tecnología este satélite solo lo tienen Argentina y Japón, aunque hay que destacar que el nuestro tiene mucha más capacidad.

¿Otra característica?

El potencial que se tiene con la información que se va a recolectar es muy grande porque después se puede usar para quien recolecte información de cualquier parte del planeta, porque al estar en órbita, todos los días gira alrededor de la Tierra, por lo puede recolectar información a pedido de algún otro país o cliente y esa información se puede vender.

¿Tuvieron un proceso de capacitación antes de que se lance?

Sí, eso es bastante sobre la marcha, es una capacitación constante porque siempre se actualiza la tecnología. La teoría del funcionamiento es básica respecto a lo que uno puede aprender en la carrera de ingeniería.

 

¿Qué mensaje les daría a las personas que consideran que no era el momento de lanzar un satélite?

Esta tecnología no se desarrolla en un corto tiempo, es un proyecto que lleva muchos años y no se puede evaluar por momentos. Como ocurre en todo el mundo, el país ha tenido sus dificultades, y ahora el tema de pandemia que se sumó, pero estas cosas se manejan con muchos convenios internacionales, por lo que los plazos se tienen que cumplir.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...