"Señor, perdónanos, no pudimos sacar tu imagen"

El arzobispo Mario Cargnello realizó el Pacto de fidelidad de rodillas en la puerta central de la Catedral, por donde asomaba la imagen del Señor del Milagro y de espaldas a la plaza vacía.

Finalizó la máxima celebración religiosa en la vecina provincia, una fiesta del Milagro completamente distinta.

Con mucha tristeza para algunos y con igual devoción para otros. La pandemia de coronavirus no permitió que las sagradas imágenes del Señor y de la Virgen del Milagro pudieran salir en procesión por las calles de la capital salteña, ni una sola vuelta por la plaza 9 de Julio.

En este contexto, la iglesia reservó para un grupo minúsculo el acto central de la Fiesta del Milagro que culminó, cerca de las 18, con el Pacto de fidelidad, el que Salta realiza de manera ininterrumpida desde 1844, cuando se instauró este rezo particular

Cargnello leyó una extensa homilía previa del pacto con la imagen del Señor a sus espaldas, mientras él se dirigía a una plaza completamente vacía y en un momento le pidió perdón a Dios por no poder realizar la procesión que por primera vez en la historia se interrumpió.

"Reconocemos tu llamado a celebrar el Pacto de Fidelidad con cada uno de nosotros, con cada una de nuestras familias, con nuestro pueblo de toda la arquidiócesis y de toda la Provincia de Salta, con todos tus devotos. Pero, Señor, perdónanos, no hemos podido sacar tu imagen. Perdónanos Señor", dijo un emocionado arzobispo.

Homenaje a los fieles

La Municipalidad de la ciudad de Salta rindió homenaje a los fieles que cada año llegan caminado a la ciudad desde parajes alejados del interior para participar de la procesión del Señor y la Virgen del Milagro.

Desde el municipio detallaron que se arregló la "Rotonda del Peregrino", en Limache, y que el domingo se prendieron 701 velas en representación de los barrios, municipios, provincias y países desde las que llegan peregrinos habitualmente a Salta para el milagro.

La rotonda de Limache se bautizó en 2014 como "del Peregrino" en homenaje a miles de fieles que hacen escala en este espacio cada año antes de llegar a su destino final: la Catedral basílica.

SIMBOLISMO/ HOMENAJE A LOS FIELES CAMINANTES QUE LLEGAN DESDE OTRAS GEOGRAFÍAS.

En este punto es habitual que se concentren organizaciones que ofrecen agua, alimentos y asistencia médica a los devotos que hicieron un largo viaje.

En el lugar se erigen también las siluetas de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro.

"Tengo la esperanza de que el próximo año celebremos todos unidos la fiesta del Milagro. Con mucha emoción y orgullo, rendimos homenaje a todos los peregrinos que año tras año vienen a la ciudad a acompañar al Señor y la Virgen del Milagro", manifestó la intendenta Bettina Romero.

La funcionaria añadió: "Quisimos que estén presentes encendiendo velas que los representan. Éste es un Milagro distinto que nos obliga a profundizar nuestra fe y conectar nuestros corazones para sentirnos cerca".

La pandemia de coronavirus afectó todos los ámbitos de la vida social, cultural y religiosa de nuestro país, además de la actividad económica en general.

Peregrinó 27 años pero esta vez no pudo


ANASTASIO CAZÓN

Don Alejandro Anastasio Cazón tiene 77 años y vive en San José de Metán. Fue el primer peregrino de la zona, y por primera vez en 27 años no hizo el recorrido caminando desde esa localidad a Salta capital para rendir culto al Señor y Virgen del Milagro.

“Tengo una mezcla de sentimientos, siento un poco de tristeza porque este año no pudimos peregrinar, pero con mi familia nos encontramos con la fe intacta. Estamos viviendo este Milagro de manera distinta debido a la pandemia, por eso pedimos al Señor y a la Virgen bendiciones para salir de esta situación difícil que estamos atravesando”, dijo don Cazón a El Tribuno.

Con su familia siguen con una tradición que él mismo inició en 1994. Formaron un grupo de peregrinos que congrega a más de 400 fieles que caminan juntos al Milagro salteño, en una verdadera muestra de fe y devoción.

“Extraño esos momentos en el que nos unimos cantando y rezando en ese largo caminar de cuatro días, el emocionante momento de la llegada y el ingreso a la Catedral. Este año no pudo ser posible por el problema del coronavirus, pero lo vivimos de una manera distinta desde nuestros hogares, orando y recordando gratos momentos de nuestro peregrinar”, sostuvo el pionero de los fieles caminantes metanenses.

Como este año no pudieron hacer el recorrido de 145 kilómetros que hay entre Metán y Salta capital, los distintos grupos de la localidad colocaron carteles a la vera de la ruta nacional 9/34, con emotivos mensajes relacionados con el Milagro salteño. Incluso en las últimas horas se viralizaron fotos en las redes sociales porque los incendios de pastizales que hubo en las banquinas, milagrosamente, no quemaron los letreros que, para sorpresa de todos, quedaron intactos a pesar de las llamas. “Este iba a ser mi peregrinar número 27, ya soy un hombre grande, por eso estoy dejando este legado a mis hijas”, dijo don Cazón.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...