"Vamos a tener mucha menos inflación que el último año de Macri"

El contador y profesor de Economía de la Unju Guillermo Sapag, en diálogo con El Tribuno de Jujuy, dijo que el problema en la actualidad no pasa por el precio del dólar, sino por la pobreza, la indigencia y la salud. También aseguró que la quita del porcentaje de la coparticipación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es "un acto de justicia".

¿Qué lectura hace de las medidas anunciadas por el Banco Central, entre ellas el cepo al dólar?

El dólar blue, dólar negro, ilegal, es un esquema de especulación. En realidad, a los argentinos no debiera preocuparles, porque en el medio está la especulación y hasta gente que fogonea para que la brecha sea cada vez mayor. Hay un problema muy serio en el país que es la falta de dólares y necesita para las importaciones y para cumplir compromisos. Y después de lo que fue la reestructuración de la deuda, que determinó que en los próximos cinco años no paguemos 37 mil millones de dórales, hay que cuidar las reservas que venían complicadas por muchísimas razones. No hay que olvidar que en la gestión de Mauricio Macri, se fugaron 98 mil millones de dólares, de los cuales de lo que vino del Fondo, 44 mil millones, se fugaron 36 mil millones.

Esa fuga fue en una gran escala y gente de mucho poder económico se llevó los dólares afuera del país. Ahora surgió un límite de 200 dólares, producto de esta especulación que existe con el dólar blue, se ha producido un esquema de pequeños negocios. Se compraban 200 dólares, se los retiraba al banco y se los vendía al blue y se hacía una diferencia. Entonces, un país que se maneje con ese esquema de negocios y de especulación, evidentemente está comprometido. El Banco Central no tiene reservas, tiene un swap de China (una especie de préstamo en moneda china) y que producto de que los mimos chinos también quieren instalarse en el mundo como moneda, hacen este préstamo, pero dicen, "si lo cambiamos en dólares hay que darles el 7%". Lo mejor que puede hacer el Estado es mantener el swap como reserva. El país no tendría que manejarse en términos de dólares, pero es histórico que tenemos una inflación muy alta de hace muchísimos años y que el argentino está dolarizado. Es un problema que con el tiempo deberemos resolver. Entre ellos, los cuatro años de Mauricio Macri, habiendo triplicado la deuda, reestructuramos, viene la pandemia, cae la recaudación porque no hay actividad.

Con el dólar no comemos, hoy el problema es la pobreza, la indigencia y la salud que está viviendo el mundo y especialmente Jujuy con números que superan la media país.

¿Qué mirada tiene sobre el aumento del dólar blue, teniendo en cuenta que desde la finalización del gobierno de Mauricio Macri tuvo un salto exponencial a la fecha?

Eso es parte del sistema especulativo, eso es lo que creen algunos que debe valer y lo que creen algunos que haciendo movimientos especiales también se produce esta diferencia, pero nosotros no vivimos del dólar y los cuidados en términos económicos no solo pasan por el dólar. Es más, lo que necesitamos son dólares para poder cumplir con nuestras obligaciones, para aquellos que tienen que producir e importar la materia prima y tienen que pagar con dólares, pero no hacer un negocio del dólar comprándolo a $100, venderlo a $160 y ganar $60 en dos segundos. Un país que se maneja con ese nivel de especulación no va a crecer nunca.

Una de las teorías económicas dice que "si se emite dinero sin respaldo se genera irremediablemente inflación". Se sabe que el Gobierno nacional lo está haciendo...

Eso tiene una historia, nacimos endeudados. En 1826, en el gobierno de Rivadavia nos endeudamos con el empréstito Baring Brothers, que lo termina de pagar Perón 120 veinte años después. La mayoría del tiempo de nuestra vida como país, gastamos más de lo que recaudamos. Entonces, este es el planteo: hoy reestructuramos y mañana planteamos. No hay que olvidar que, del desastre de la deuda, vino la pandemia y eso hasta el FMI lo entiende. Y dentro de un par de años tiene que haber superávit fiscal y superávit de la balanza de pago, para tener un futuro provisorio, no podemos seguir endeudados. Pero hay otro sector que crea inflación, que lo dijo el mismo director del FMI, quien fue el que le prestó irresponsablemente a Mauricio Macri los 56 mil millones, que se recibieron alrededor de 40 mil. Dijo que en Argentina hay sectores monopólicos que son los formadores y dio como ejemplo el tema del pan, que una empresa tiene el 85% del mercado.

Ahora, el mundo está emitiendo, porque es un tema bastante complejo el que está viviendo, se ha caído la actividad en el mundo y hay que asistir para que en vez de 25 mil pymes que se cayeron, no sean 50 y en el medio van a llegar 30 o 35. Según se dice, hay 45 países que producto de la pandemia no van a poder cumplir con sus obligaciones y van a caer a préstamos o a reprogramación de deudas.

¿Qué opina de la decisión presidencial de quitarle un porcentaje de la participación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para destinárselo a la provincia de Buenos Aires?

Es un acto de justicia. La coparticipación es uno de los temas más complicados. Tenemos que saber que es una ley que surge del Senado y que, por supuesto tiene que aprobarlo la Cámara de Diputados y como es una ley convenio, la tienen que aprobar todas las provincias que participan. Por eso no se cambia. Y hay abogados que, con mucha razón, de la cual yo coincido, dicen que cambiar una ley de coparticipación es más difícil que cambiar la Constitución, con mucha razón lo dicen, porque tienen que ratificarse por todas las provincias. Por ese motivo es que la última es del año 1988, con la presidencia del doctor Raúl Alfonsín. El expresidente Macri, por decreto, así como hizo ingresar a los familiares por decreto a la moratoria, como intentó meter dos vocales a la Corte Suprema de Justicia, modificó la coparticipación nacional de Capital Federal, la llevó de 1,4% a 3,75%, a la ciudad más rica del país. La que tiene producto bruto per cápita más alto del país, sólo comparables con las capitales de Europa. Le dio esa diferencia de casi más de dos puntos por decreto y le quitó al resto del país, donde realmente los productos brutos per cápita son tres veces menores como el nuestro. Por lo tanto, no es una quita, es una devolución.

¿Cómo cree que va a terminar el año?

Va a ir mejorando de a poco. Con el tema de la reestructuración de la deuda no se resuelven todos los problemas. Tenemos este que es un esquema de especulación y de la gente que producto de años de inflación, porque no es un gobierno ni de otro, sino de años. Este año vamos a tener mucha menos inflación que el último año de Mauricio Macri.

¿Cree que la recuperación de la economía definitiva llegará con la vacuna, o que pueda ser antes?

Hay varias vacunas en el mundo, no voy a defender ni una ni la otra, lo que sí voy a decir es que Occidente siempre cuestiona cualquier hallazgo o mejora científica de Oriente, fundamentalmente de lo que pueda salir de Rusia o China. Ahora, en Jujuy tenemos problemas graves, por ejemplo, faltan camas, oxígeno, terapistas y eso es parte también de muchos años. Pero principalmente de los últimos 4 años donde había una mirada privatista de la salud.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...