Empatía ante quienes poseen  problemas de inclusión

"Siempre pensé y pienso que soy una excepción dentro de las personas con discapacidad porque yo me pude rehabilitar, tuve una familia que me contuvo, pude estudiar, elegir la carrera, recibirme y ejercerla. A medida que iba pasando el tiempo me di cuenta que la mayoría no pasa por lo mismo que yo, por eso quise hacer algo al respecto", mencionó la abogada Teresita González García, en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

Actualmente trabaja en el ministerio de Salud de la provincia, en la dirección de Rehabilitación, además es titular del área Discapacidad y presidenta del instituto de Derechos de la Discapacidad del Colegio de Abogados.

Ella posee una discapacidad motora congénita que le afecta las articulaciones de los brazos y las piernas y en un acto de empatía decidió velar por los derechos vulnerados de sus pares ya que ella no tuvo mayores inconvenientes a lo largo de su vida. En ese sentido comentó que "tuve la bendición de tener una familia que nunca me ocultó nada, que siempre me dijo la verdad, me aclararon siempre que iba a poder hacer de todo y que quizás en ciertas ocasiones puedo precisar ayuda".

Recordó que al ingresar a la escuela tuvo un gran acompañamiento de sus compañeros y docentes, "tenemos una compañera que en algunas cosas quizás necesite la ayuda de algunos de ustedes", fueron las palabras de una de sus maestra que ellas jamás olvidó. Fue así que sus compañeros siempre estuvieron cerca de ella integrándola.

"Los chicos nunca tienen en sí mismos el hecho de marcar diferencias, si me preguntaban que me había pasado o porque camino así, pero no más que eso y nunca con maldad, me parece que somos los grandes los que le marcamos las diferencias", añadió.

A medida que fue creciendo empezó a tener problemas con las obras sociales para que le cubran el tratamiento como corresponde y notó que muchas personas con discapacidad también los poseían por eso es que le surgió la inquietud de hacer algo al respecto.

En el momento de decidirse qué carrera seguir al salir del secundario fue muy influenciada por un médico que la trataba de la provincia de Buenos Aires que le hizo entender que sea cual sea la carrera que elija ella no iba a tener problemas para ejercerla, y se decidió por abogacía.

Sentir empatía

Muchas veces ocurre que su familia elige y decide por las personas con discapacidad, la sociedad no incluye y siempre está "esa carga probatoria con nosotros que debemos demostrar que se puede ir a una escuela común, que se puede ejercer un trabajo, que se puede estudiar, etc. entonces me interesé por los derechos humanos, quería hacer algo con todo lo que yo tenía en pos de los que no lo tenían", afirmó.

Además sostuvo que "hay cosas en las que no necesitamos ayuda y la gente se ofrece igual, a veces pasa que te quieren venir a ayudar y te agarran pero vos lo querés hacer solo, igual uno siempre lo toma desde la empatía".

Cambios en la sociedad

Por último González García aseguró que "la discapacidad tiene que ver con su totalidad, con la mirada que tenemos las personas y con las barreras del entorno, para poder eliminar nosotros esas barreras que perjudican la inserción en la sociedad hay que ser responsables".

"Hay que dejar de ver a la discapacidad únicamente como una enfermedad, sino que es un concepto social que involucra a todos ya que no hay que seguir creando barreras ni infantilizarnos, sino tratarnos como autónomos y no perjudicarnos aún más", finalizó.

El drama con las obras sociales y  con el sistema de salud 

En el mundo laboral se inició en un estudio jurídico familiar donde veían otras cuestiones no relacionadas a la discapacidad y en paralelo a eso se fue perfeccionando en lo que respecta al tema que a ella más la movilizó siempre que es justamente la discapacidad. Pero de a poco fueron apareciendo casos de problemas con las obras sociales y otros relacionados al sistema de salud.

Empezó a tratar esos casos y también vio la necesidad que esta población para acceder a un trabajo digno. Luego, ingresó al Ministerio de Salud para seguir desarrollándose dentro de esta problemática.

En ese sentido señaló que "por más que yo tenga una discapacidad y lo viva en carne propia, tenía que seguir perfeccionándome porque no sabía cómo eran las otras discapacidades. Cuando empecé a trabajar en Salud me pasó de recibir a una persona sorda y yo no tenía el conocimiento de la lengua de señas. Entendí muchas cosas y seguí estudiando en base a eso, se trata de tener empatía con todos y ser consiente que hay diversos tipos de discapacidades".

"El tema de la obra social apunta mucho a lo que es la rehabilitación de las personas, el resto de la persona queda un poco afuera, eso hoy cambió mucho porque se los ve en su totalidad y eso a su vez origina otros problemas", indicó.

Es importante mencionar, por ejemplo, el ejercicio de la maternidad y paternidad de una persona con discapacidad o la inclusión laboral y escolar. "Es necesario ver a la persona en su totalidad, el ser humano completo y por eso los problemas ya no son solamente de las obras sociales que no cubren. Ahora hay otras cuestiones que se visibilizar como la mujer en la discapacidad", manifestó.

Destacó que también en la actualidad las personas con discapacidad están mucho más informadas que antes y eso les permite exigir que se cumplan sus derechos.

En cuanto al sistema de salud remarcó que todavía existe una carga probatoria "de tener que hay que probar que sos apta para ser incluida en nuestra totalidad en la sociedad. Ese drama es el que más vemos hoy en día y es muy preocupante, hay que ver a la persona en su totalidad".

Años atrás González García participó en la diplomatura sobre discapacidad que se dictó en la Unju.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...