Brindan merienda y cena a las familias carenciadas

En el barrio El Chingo de la capital jujeña la invaluable labor del centro vecinal viene acercando desde hace un mes ayuda a las familias humildes de la zona. Cuatro días a la semana, el equipo integrado por jóvenes y adultos se reúne para cocinar y donde previamente busca los ingredientes para empezar con la preparación de los platos. Los lunes y miércoles preparan el pan para la merienda, mientras que los martes y jueves cocinan comidas exquisitas para que sean servidas después de la 20 a los vecinos que se encuentran atravesando precarias condiciones. La labor se desarrolla en la sede del centro vecinal ubicado entre avenida Maimará y calle 23 de Abril, donde se unieron las voluntades y lo mejor de los vecinos para ayudar a quienes necesitan de la solidaridad de sus pares.

 

Cena solidaria. Es brindada los días martes y jueves en el centro vecinal ubicado entre avenida Maimará y calle 23 de Abril.

 

Otra muestra de unión entre las personas del barrio se ve reflejada en las diferentes iniciativas que tienen los vecinos para resguardar a las familias ante cualquier hecho delictivo. Es así que días atrás, los referentes del circuito uno, que incluye a los centros de El Chingo y Punta Diamante, plantearon las problemáticas de inseguridad a la policía de la zona y coordinaron un trabajo mancomunado para estar alertas. De esta manera, acordaron organizarse a través de un grupo de Whatsapp que les permita mantenerse informados sobre actos que irrumpan con la tranquilidad de los vecinos para inmediatamente poder informar a la comisaría.

"La delincuencia bajó mucho"

Históricamente en el barrio el común denominador era la inseguridad, pero a partir de la inauguración de la seccional 61º, ubicada en calle El Progreso, la situación cambió notoriamente. No obstante, aún siguen produciéndose alguno hechos pero los vecinos señalan que ha disminuido notablemente. "A comparación de años atrás, la delincuencia bajó muchísimo y más ahora porque tenemos comisaría en el barrio, aunque la inseguridad está presente en todos los barrios", sostuvo el presidente del centro vecinal, Jorge Ortega.

Asimismo, señaló que adaptándose a este contexto de pandemia desde la institución difunden cada actividad a través de la plataforma de Facebook. También ayudan al centro de salud en cuanto a la difusión de los cuidados de bioseguridad, donde además los vecinos sin inconvenientes pueden acceder a consultas y medicamentos ante algún problema de salud.

Se ve animales en abandono

Tras un recorrido que realizó ayer El Tribuno de Jujuy en este barrio pudo observar que si bien los vecinos mantienen una convivencia tranquila y ordenada, no sucede lo mismo con varios animales que a causa de la tenencia irresponsable de algunas personas deben andar vagabundeando por las calles en un estado de abandono y otros intentando hidratarse con el agua de las veredas. Al dialogar con algunos vecinos que prefirieron mantenerse en el anonimato, señalaron que "desde hace tiempo" hay animales abandonados en las calles y solicitaron a las autoridades competentes mayor difusión de las campañas de castración y de la tenencia responsable para estos seres indefensos.

Por su parte, Pablo Ortega, un comerciante que vive desde hace 30 años en el barrio, señaló que desde que se instaló hace años la comisaría la zona es tranquila. "Todas las personas se conocen. Se podía decir que años atrás era peligroso, había uno u otro hecho delictivo, pero ahora el barrio es tranquilo", dijo el vecino al momento que remarcó que en este contexto de pandemia la gente cumple con el aislamiento social y obligatorio.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...