Grave denuncia a empleados del Correo

Los empleados del Correo Argentino sucursal Abra Pampa fueron denunciados por mala atención, apertura de paquetes sin autorización, negación de información de beneficios nacionales y entrega de dinero incompleta.

Uno de los damnificados, Daniel Carrillo, realizó la denuncia en la jornada de ayer, manifestando que un paquete enviado desde Abra Pampa mediante el servicio del Correo Argentino, con destino a la ciudad de Monterrico, fue ultrajado y no llegó con los objetos que empaquetó el remitente.

"El día viernes (28 de agosto) mi hermana me envió un celular, ropa nueva y usada, porque era mi cumpleaños. Como el viernes en Monterrico no estaba abierto la sucursal del Correo, la encomienda pasó a Salta, el lunes regresó y yo voy a retirar el día martes la encomienda. El paquete estaba asegurado como lo hace el Correo Argentino, al abrirla me doy con cosas que mi familia no había enviado, un rollo de hilo de llama, un rollo de lana de oveja y un trapo que contenía charqui, la ropa usada y un paquete de galletas", relató así Daniel Carrillo.

Agregó que al llevarse con esa sorpresa, hicieron el reclamo en Abra Pampa, la respuesta de los empleados fue que ese tipo de cosas siempre pasan y "deben ser los empleados de Salta que ultrajaron el paquete", en tanto los empleados que entregaron la encomienda señalaron que la caja viene así desde Abra Pampa, "no es tocada".

Ante la situación Carillo indicó que "se hizo la denuncia al encargado del Correo Argentino de Abra pampa". Agregó que se realizó un seguimiento de ruta por parte de Gendarmería y en ningún lado el paquete fue abierto. Es importante mencionar también que por la situación se hizo una exposición policial para constatar los elementos que fueron recibidos en dicha encomienda.

En la misma jornada, otra vecina de Abra Pampa de apellido Gutiérrez denunció que fue estafada cuando en el Correo Argentino sucursal Abra Pampa, le entregaron solo 8 mil pesos de un IFE de 10 mil pesos y a un familiar le entregó un dinero del que faltaba 300 pesos, al darse cuenta en el momento, hizo el reclamo, le entregó el faltante, pero el empleado se enojó.

El faltante de los dos mil pesos no pudo ser reclamado porque al recibir los billetes no se percató en el momento que el dinero pagado por el empleado no se encontraba en su totalidad.

Reclamos como estos no son los únicos, hay otros relatos que cuando la gente de la zona rural, teniendo fecha de cobro, les dicen que la acreditación del dinero no se ha realizado. La situación es indignante, ya que no es un reclamo de esta semana, sino de meses atrás de otros temas similares, por lo que se solicita a las autoridades competentes tomar cartas en el asunto.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...