Otro inminente aumento de los combustibles está previsto por el Gobierno

El gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), Guillermo Lego, afirmó que hoy o mañana se registrará un aumento del 1,7% promedio en los precios de los combustibles.

El dirigente dijo que el incremento en los precios debería concretarse "mañana (hoy) o mañana (sábado)" dado que habrá un alza del impuesto sobre los combustibles, aunque afirmó que no sabe si el Gobierno puede llegar a postergar el alza.

Lego también aseguró que hay "otros elementos que están dando vueltas" y suman presión a lo precios de venta al público, como el alza escalonado que el Gobierno autorizó a la industria de los biocombustibles con los que se cortan las naftas y el gasoil.

Por otro lado, indicó el gerente de la Cecha, el precio internacional del crudo está "levantando también", por lo que podría haber una incidencia en los precios domésticos.

Asimismo, indicó que dependiendo de la petrolera, hay "un atraso" en los precios de los combustibles que "varía entre el 8% y el 11%".

La Secretaría de Energía ya había decidido actualizar los impuestos que se cobran sobre la venta de combustibles, a mediados de enero. Se trata del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono. La cartera que dirige Darío Martínez tiene pendiente ajustar la carga impositiva en función de la evolución de inflación del tercer y cuarto trimestre de 2020.

Desagregará la actualización en dos fases: la primera, que computará la variación del IPC entre julio y septiembre del año pasado, se concretará el sábado.

La actualización del ICL tendrá, por ese motivo, un impacto de alrededor de un 1,7% en el precio final de las naftas y un 1,5% en el importe del gasoil. Casi con seguridad YPF y el resto de las refinadoras -Axion, Raízen y Puma- trasladarán el recargo impositivo automáticamente a las pizarras de sus estaciones.

Sin embargo, allegados a la petrolera controlada por el Estado advierten que la decisión no está tomada y que, como viene sucediendo en los últimos meses, se definirá políticamente pocas horas antes de la suba.

"El último aumento (el 4 de enero, para cubrir el incremento de los biocombustibles) generó reacciones políticas adversas, incluso dentro del oficialismo. No está claro que el gobierno vaya a autorizar una nueva suba", indicaron.

Sería el cuarto aumento en un mes, teniendo en cuenta que en diciembre hubo dos: uno a principios de ese mes y otro el 31.

El Brent, la cotización internacional que se toma en cuenta para calcular el precio de paridad de exportación del crudo local, ascendió esta semana hasta los 56 dólares por primera vez en 11 meses (antes de la pandemia). "A principios de diciembre apenas pasaba los 45 dólares", afirmaron desde una petrolera.

Si YPF -y el resto de las refinadoras- quisiera alinear el precio de los combustibles en base a esa referencia internacional tendría que aumentar los precios en las estaciones de servicio en casi un 15 por ciento. No es viable políticamente y por ello y habrá que ver si, frente a eso, se empieza a complicar durante las próximas semanas el abastecimiento de combustibles en algunos puntos del país.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...