Falleció el bailarín Juan Carlos Copes

El bailarín y coreógrafo Juan Carlos Copes, nombre esencial del tango-danza que llevó esa disciplina por escenarios del mundo, deja para siempre las marcas de sus pasos aunque su vida se haya apagado el viernes a los 89 años.

La noticia sobre la muerte del legendario milonguero fue revelada por su hija Johana Copes por las redes sociales. "Fue todo muy rápido, falleció mi papá. Su brillo quedará intacto en las estrellas y en la historia del tango-danza por siempre", escribió la también bailarina.

Parte del secreto de Copes para trascender largamente las fronteras argentinas fue haber logrado alcanzar una síntesis entre la vieja guardia de las milongas porteñas de las décadas del 40 y el 50 y coreografías audaces y modernas sin por ello perder identidad y raíz.

El artista nació el 31 de mayo de 1931 en el barrio porteño de Mataderos pero creció en Villa Pueyrredón donde comenzó a frecuentar las milongas y a perfilar su estilo que plasmó bailando en pareja con María Nieves Rego desde finales de los 40, cuando ella tenía 14 años y él 17.

El primer suceso compartido fue en 1951 cuando en un concurso de baile en el Luna Park donde entre más de 300 parejas logró obtener el primer puesto y la dupla devino en una marca milonguera más allá de la relación personal entre ellos.

Esa historia, narrada en el filme "Un tango más" (2015), del argentino radicado en Alemania German Kral, repasa casi medio siglo de relación en el que se amaron, se odiaron, pasaron por varias separaciones dolorosas, pero volvían a bailar juntos.

Como coreógrafo y bailarín, en diciembre de 1955 y al frente de un grupo de bailarines aficionados presentó la primera obra de danzas porteñas de dos horas de duración que bajo el título "Juan Carlos Copes y su ballet de tango" se ofreció en los teatros El Nacional y Tabarís.

Además, urdió numerosos espectáculos que conmovieron a públicos de diferentes latitudes. De todos ellos, "Tango Argentino" fue, sin dudas, el más importante, un show que recorrió el mundo y fue nominado a tres premios Tony -equivalente teatral del Oscar- en 1986, como Mejor Musical, Mejor Dirección y Mejor Coreografía. En esta última terna, Copes compitió con coreógrafos de la talla de Bob Fosse, Wilford Leach y Richard Waltby.

Ese impacto lo llevó también a los sets de filmación, tomando parte en siete largometrajes.

Copes propagó el tango-danza en lugares como el Julliard School de New York, la Universidad de Stanford, la Universidad de Chicago, la Universidad de La Sorbona en París, teniendo además como alumnos a artistas de la calidad de Liza Minelli, Julio Bocca, Eleonora Cassano, Robert Duvall, Mijhail Barishnikov, e incluso a profesores del Fred Astaire School. Además, Gene Kelly lo reconoció como su par, deslumbró bailando en la Casa Blanca en el cumpleaños 75º de Ronald Reagan, fue distinguido por la Unesco y el New York Times le otorgó el "Premio a La Danza".

El legendario milonguero se retiró de los escenarios en el año 2015 a raíz de un caso de mala praxis que lo había dejado con serios problemas de lumbalgia. Aquejado por problemas de salud que su endeble situación económica le dificultaban asumir, Copes en diciembre de 2020 contrajo Covid-19. Y, aunque logró superarlo, la enfermedad terminó afectando mucho su organismo y el artista murió a las 23.30 del viernes pasado en el Sanatorio La Torre, de Florida.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...