Los científicos en el centro  de todas miradas

Durante mucho tiempo hablar de científicos parecía ser algo lejano y nos remitía a viejas imágenes de personas, que habitaban una realidad alejada de los trajines e intereses cotidianos, sin embargo en el 2020 todo cambió. La pandemia puso a los científicos en el centro de las miradas dado que es de quienes dependen las esperanzas de recuperar aquella vieja normalidad. Para comprender lo que sucedió en el año que pasó, es interesante pensar que hace varias décadas de haber iniciado la investigación sobre una enfermedad tan impactante como el HIV para la que aún se están buscando soluciones a través de la vacuna, esto nos permite comparar y dimensionar el esfuerzo hecho por la comunidad científica internacional para desarrollar vacunas prácticamente en un año. Si bien, hay fases que se han aprobado en situación de emergencia, uno puede llegar a la conclusión de que es necesario volver a poner en agenda a la comunidad científica. La comunidad científica es fundamental para superar situaciones como esta pandemia y cualquier otra situación que en el futuro se presente.

No nos tenemos que olvidar que la comunidad científica siempre vaticinó la posibilidad de que estas cosas ocurran y obviamente se la ha desoído y nunca se han escuchado las advertencias con la seriedad que merecían.

Claro que, a la hora de analizar los logros de la ciencia en este año, también es esencial reconocer y destacar el rol que han tenido los Estados en el financiamiento de todos los proyectos relacionados al desarrollo de vacunas. Este apoyo ha sido fundamental. Además hubo inversión privada que permitió el desarrollo científico contra el Covid19.

Penosamente, en la gestión de Mauricio Macri se desfinanció el sistema científico tecnológico nacional. Que un ministro de Ciencia y Tecnología que se haya retirado diciendo que una de sus penas más grandes el haber aceptado el recorte que el Gobierno hizo en el presupuesto científico tecnológico es la muestra de los ocurrido.

Por suerte desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández, se volvió a poner en agenda el desarrollo científico y tecnológico y la respuesta fue inmediata de parte de la comunidad científica con el desarrollo de test para identificar el virus, distintos tratamientos, nuevo equipamiento médico y un montón de abordajes en la lucha contra la pandemia.

Todo ésto ha demostrado que en Argentina la Ciencia y la tecnología es igual de importante que la educación y la salud pública, prácticamente son las tres políticas más importantes que tenemos que fortalecer hacia el futuro. La salud pública, la educación pública, y la ciencia y la tecnología deben ser fortalecidas con el apoyo principal del Estado.

Jujuy y la ciencia

En la provincia de Jujuy se aprovechó la promoción del crecimiento científico y tecnológico que se había llevado acabo hasta el año 2015, eso permitió fundamentalmente que la Universidad Nacional de Jujuy haya creado los tres Institutos de doble dependencia entre la Unju y el Conicet. Antes no teníamos ninguno. En el 2015 empezamos a trabajar y finalmente concretamos 3 Institutos, uno de ellos sobre Ecosistemas de Montañas, otro sobre Ciencias Sociales y un tercero sobre el Desarrollo Económico Sostenible. También se generaron Institutos Interinstitucionales donde además del Conicet y la Unju participan en algunos casos el Gobierno de la provincia, la Universidad de Tucumán, me refiero a las áreas que investigan sobre datación, litio, energías alternativas entre otros temas.

Además de los institutos que la propia Universidad pudo generar como el Instituto de Servicios Científicos de alta calidad que contiene al laboratorio de análisis de residuos y trazas que da servicios a sector productivo. También el Instituto de Estudios Celulares que ha trabajado fuertemente en la lucha contra la pandemia aportando recursos humanos, equipamiento y formulando proyectos de investigación científica. Asimismo, se creó el Instituto Rodolfo Kush en la localidad de Tilcara, el Centro de Investigaciones del subtrópico en la localidad de La Esperanza en San Pedro de Jujuy, todos estos centros han crecido fuertemente en los últimos años y nos han permitido incorporar una gran cantidad de becarios y una gran cantidad de investigadores.

El alto rendimiento de los científicos jujeños quedó demostrado cuando conformaron equipos de trabajo con profesionales de otras provincias para luchar contra el coronavirus con un rendimiento altamente favorable. Creo que el plantel de científicos que tiene Jujuy tiene grandes perspectivas hacia el futuro.

El desafío que debemos trazarnos en los próximos años es desarrollar todas las áreas que brinden soluciones a los problemas de la región y que revelen el potencial productivo. Tenemos que trabajar fuertemente en el litio, la cultura, los problemas sociales, las migraciones, los ecosistemas de montaña y biodiversidad.

Mujeres y Ciencia

Sin duda las mujeres en todo el mundo tienen aún barreras que superar en lo que hace a la actividad científica y tecnológica. Desde la Unju le hemos otorgado la distinción Honoris Causa a la científica Karen Halberg que es un exponente no solo de la capacidad intelectual y los aportes significativos que las mujeres hacen a la ciencia sino un exponente claro de la lucha de las mujeres que se dedican a la ciencias, las matemáticas y la tecnología que son áreas que mundialmente están reconocidas como áreas en donde las mujeres son discriminadas y no solo es que no se les ofrece oportunidades sino que también los varones que se dedican a estos temas tienen posiciones a favor de no generar espacios para las mujeres.

El aporte de las mujeres a la ciencia en Jujuy ha sido muy importante pero desconocer que aún hay barreras por vencer seria sin dudas negar la realidad.

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...