¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Lázaro Báez le debe más de 3.000 millones de pesos a la Afip

Sabado, 02 de enero de 2021 13:10

 

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

 

Se le sumaron 430 millones de pesos de deuda al Banco Nación, y ahora el empresario "K" Lázaro Báez le adeuda al estado nacional más de 3.000 millones de pesos. 

La deuda en total está por encima de los 3.280 millones de pesos, a cargo de la principal empresa de Báez, Austral Construcciones. 

Según publicó diario La Nación, la deuda con el banco estatal nacional incluyer varios rubros: "$230 millones de capital, tanto con privilegios hipotecarios y prendarios, así como también otros créditos quirografarios que son, por tanto, mucho más difíciles de recobrar, cifra a la que a su vez deben acumularse los intereses".

A su vez, el informe realizado por el periodista Hugo Alconada Mon sostiene que "los síndicos de la quiebra, que integran el estudio Ramos Méndez-Garbarini, estimaron además que la deuda de Báez con el Banco Nación se divide entre dos de sus empresas. Por Austral Construcciones son $297,2 millones entre capital e intereses, más otros $126,1 millones entre capital e intereses con Kank y Costilla, otra de las constructoras de su grupo que quedó absorbida en la quiebra".

"Con esos $430,7 millones pendientes de cobro, el Banco Nación se sumará ahora a la larga lista de acreedores que busca recuperar su dinero a medida que la Justicia remata los bienes de uno de los presuntos testaferros de la familia Kirchner, aunque Báez volvió a presentarse como víctima de una persecución política en la última audiencia del año en el juicio oral que afronta por la "ruta del dinero K". A esos $430,7 millones con el Banco Nación, sin embargo, deben adicionarse otros $2850 millones que la Justicia determinó que el otrora magnate de la obra pública patagónica le adeuda desde hace años a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)", sostiene el informe.

En ese sentido, la publicación sostiene que el empresario aspira a encarrillar al menos sus problemas con la AFIP. Es que "diez días después de salir de la cárcel de Ezeiza para continuar bajo arresto domiciliario, dio sus primeros pasos para intentar inscribir a Austral Construcciones en la nueva y más amplia moratoria que impulsó el presidente Alberto Fernández. Mediante una nota que presentó su abogado, Federico Gonzalo Gil, Báez argumentó que quiere acordar con la AFIP "con la finalidad principal de cancelar la totalidad de las deudas tributarias verificadas y declaradas admisibles a favor del fisco nacional, en el marco del proceso concursal"".

Cabe mencionar que la quiebra de Austral Construcciones fue declarada a fines de junio de 2018, y la Justicia avanza con los procedimientos para rematar al menos algunas de sus más de 1412 propiedades que adquirió entre 2005 y 2015. 

La jueza en lo comercial María José Gigy Traynor ya ordenó a los síndicos que avancen sobre esos inmuebles, entre los que se destaca la estancia Cruz Aike, donde Báez solía reunirse con Néstor Kirchner para comer corderos patagónicos, y cuyo valor mínimo de subasta rondaría los 46 millones de pesos.

"Han pasado ya dos años del decreto de quiebra -que está firme-, en que se vienen utilizando y conservando estos bienes", le plantearon los síndicos a la jueza. "Más allá de la pandemia, ya es tiempo de que se dicte la resolución pertinente para que la DNV restituya las maquinarias, lo que permitirá acelerar los pasos para la restitución a la quiebra de los bienes, que permita a su vez avanzar en la preparación de su venta", abundaron. Esos remates podrían darle al Banco Nación y a la AFIP una oportunidad de cobrarle a Báez, quien aplicó técnicas de "contabilidad creativa" para ocultar pérdidas por más de $250 millones de Austral Construcciones, durante los años 2008, 2009, 2010 y 2011, según reveló La Nación en 2013.

Por Hugo Alconada Mon (La Nación)