Zapla y Talleres igualaron un "clásico" tan esperado

Tras varios años se volvió a dar un clásico entre Talleres y Altos Hornos Zapla, un encuentro que prometía una lluvia de goles, pero terminó 1 a 1, sin ventajas para los eternos rivales. El cotejo se jugó sin público en el estadio Plinio Zabala y contó con el arbitraje del salteño Gustavo Benítes.

El primer tiempo fue aburrido donde Talleres no llegó al arco defendido por De Giorgi, le costó mucho el partido y no le salía bien ninguna jugada, distinta fue la realidad de la visita que con el viento a favor aprovechó la pasividad del local y manejó el partido a su criterio, con llegadas por las bandas y constantes desbordes, fue así como tras un error del central Santillán, Aguirre tiró un centro a los 40’ y Gauto facturó para el "merengue".

Ya en el complemento el "expreso" se despertó, con el ingreso de Ruiz el juego mejoró y hubo algo más de producción, entonces aparecieron Gómez por derecha y Aguirre por Izquierda, sumado a que a los 6’ fue expulsado Martínez en el visitante, hasta que llegó la igualdad a los 9’ donde Santillán decretó e 1 a 1 definitivo.

Luego se equilibró el juego, los cambios hechos por Ragusa le dio un cambio de rosca a la mentalidad de sus dirigidos, que a pesar de la desventaja numérica, lograron contener a Talleres y tuvieron chances de ganar con Abraham que sobre el final tuvo la chance y desaprovechó.

Se podría decir que fue un tiempo para cada uno, pero el que mejor planteo el partido y tuvo mayor cantidad de situaciones fue el "merengue", que lastimó al "expreso" en los dos tiempos. Ambos tienen mucho que mejorar, si bien los clásicos se juegan de manera distinta, este fue muy particular por la necesidad con la que ambos llegaron al duelo.

Talleres tuvo un pobre primer tiempo pero un progresivo complemento, claramente ante este rival no sirvió el clásico esquema 4-4-2, por lo menos no funcionó como Coronel quería, pero el cambio de Ruiz fue interesante. Se debe trabajar mucho en la parte defensiva, con errores groseros en la zaga de centrales, además sería importante tener un enganche.

En Zapla se cometieron errores infantiles, como la expulsión de Martínez cuando ganaban cómodamente, luego esa desventaja condicionó al "merengue" y le dio el protagonismo a Talleres, además tuvieron situaciones de gol y contras que no fueron aprovechadas, de lo contrario estaríamos hablando de una victoria para los de Palpalá.

Faltó "color" 

El clásico fue "raro" porque sólo hubo banderas en las tribunas, faltaba el aliento del hincha, ese color y sonido típico de una cancha de fútbol que en Talleres suele sentirse muy bien, realmente extraño el panorama en un estadio "Plinio Zabala" vacío. De todos modos hubo hinchas que eran plateístas "vip" ya que desde las terrazas de casas vecinas y ante un tremendo calor de Perico, podrían mirar el partido de una manera espectacular.

De todas formas la gente siguió el cotejo por la TV local, las diferentes emisoras radiales y las redes sociales, que tuvieron audiencias masivas de personas siguiendo el clásico.

La idea es poder volver a festejar y el resultado quedó en parda cuando tanto el "merengue" como el "expreso" son quienes aspiran a luchar por la clasificación a la siguiente etapa del certamen afista que hoy los tiene a todos con serias chances de seguir en firme competencia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...