Ya no se puede hacer "turismo de vacunación" en Miami

Conocida la noticia sobre la cantidad de personas que viajaban a Estados Unidos para vacunarse de manera gratuita, las autoridades sanitarias de Florida, el estado que más "turismo de vacunación" recibía, anunciaron este jueves que a partir de ahora los residentes de Florida tendrán prioridad recibir las dosis contra el coronavirus.

El cirujano jefe de Florida, Scott A. Rivkees, emitió una orden que obliga a los proveedores de vacunas a exigir a los receptores prueba de residencia en el estado.

Según datos del Departamento de Salud de Florida, de las más de 1,1 millones dosis de vacunas contra la covid-19 ya aplicadas en ese estado sureño, más de 39.000 las recibieron personas no residentes.

Antes que se conociera la decisión anunciada por Rivkees, funcionarios de salud de condados de La Florida como Volusia y Seminole habían declarado a los medios que ya tenían "autorización" para exigir la prueba de residencia a los candidatos a la vacunación.

Hasta ahora solo se les podía pedir que demostraran con un documento tener más de 65 años. Por eso algunos argentinos viajaron hasta el sur de Estados Unidos para vacunarse.

Una de ellas fue la famosa abogada Ana Rosenfeld quien junto a su marido se aplicaron la dosis de Moderna. También la periodista Yanina Latorre contó que viajó junto a su mamá su mamá Dora de 80 años a quien le sacó turno y logró conseguir una dosis. Pero esas historias quedaron, por el momento, en el pasado. 

Ante este panorama y después de haber restado importancia durante semanas al "turismo de vacunación", el gobernador de Florida, Ron DeSantis dijo este martes que , la vacuna debe ser solo para los residentes "permanentes o temporales" en Florida.

De esa manera, incluyó a las personas de otros estados y países que tienen en Florida casas y apartamentos y pasan largas temporadas aquí, lo que es una importante fuente de ingresos para el estado y ciudades turísticas como Miami.

Para probar su residencia, las personas deberán mostrar una licencia de conducir, una tarjeta de identificación de Florida válida o una factura de servicios públicos que muestre una dirección de Florida.

Otro problema del que hablan las autoridades es de la escasez de vacunas. El centro médico Mount Sinai de Miami Beach anunció este jueves que cancela todas las citas para vacunación desde el 23 de enero en adelante "por falta de certeza en el suministro de la vacuna" y antes hizo lo mismo Baptist Health, el grupo hospitalario más grande del estado.

En la web para conseguir cita para acudir a un centro de vacunación manejado por el condado de Miami-Dade, el más poblado y el más golpeado por la covid-19 en Florida, no había hoy citas disponibles para ninguna fecha.

Hoy se supo que el Departamento de Salud de Florida ya no va a dar información sobre cuantas personas han recibido la segunda dosis de la vacuna, solo sobre las vacunadas en total.

Los medios informaron esta semana de que miles de personas han sobrepasado el plazo de 21 días para recibir la segunda dosis necesaria para garantizar la efectividad de las vacunas de Pfizer y Moderna, que son las que se están aplicando en Florida.

Entre tanto, la covid-19 no da tregua a Florida, que este jueves contabilizó 12.873 nuevos casos y 161 muertes más, y es el tercer estado con más contagios (más de 1,6 millones) y el cuarto con más muertes (más de 25.000) de todo Estados Unidos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...