Se preparan para la vuelta a clases presenciales

La ministra de Educación, Isolda Calsina, explicó que las clases presenciales, cuyo inicio se anunció para el 17 de febrero en primaria, y el 22 de ese mes en secundaria, serán obligatorias. Planteó que se prepara la infraestructura y los protocolos y advirtió que si un docente siente síntomas no debe concurrir, al igual que el alumno, por lo que buscarán la cooperación de la familia. Aclaró que nadie se quedó sin cargo y que la Provincia hizo la cobertura total de cargos vacantes.

"Con motivo de garantizar el bienestar emocional de los chicos y su derecho a la educación, el 17 de febrero próximo van a comenzar las clases de la escuela primaria, y el 22 de febrero inicia la secundaria, el nivel inicial va a comenzar junto con la primaria el 17", señaló.

"La regla va a ser la presencialidad, estamos trabajando para recibirlos", afirmó Calsina.

Planteó que la presencialidad será plena en escuelas rurales y día de por medio hábil en las urbanas, con más de 15 chicos por división, y su jornada virtual.

"La vuelta a clases es obligatoria", agregó la ministra, y explicó que es un derecho de los niños.

La modalidad del regreso a clases presenciales, según indicó, será mediante un protocolo de bioseguridad. Para ello, dijo que todas las escuelas recibieron el termómetro infrarojo, para tomar la temperatura como parte de las medidas de bioseguridad previstas.

"El docente que sienta síntomas no debe concurrir a la escuela. Incurriría en una irregularidad grave si se presenta a trabajar teniendo síntomas, como cualquier persona que no debe salir de casa; lo mismo los niños. Por eso la necesidad de la cooperación de la familia, que nadie se mueva de casa si tiene síntomas", precisó Calsina.

Ya en la conferencia del COE el gobernador Gerardo Morales ratificó que la apertura del ciclo lectivo no estará sujeto a la inmunización de los docentes, que se había anunciado para febrero, pero estimó que la vacunación está sujeta a la llegada de dosis y distribución.

En torno al acompañamiento del que se abordó, explicó por lo que están contemplando esa situación y destacó que los niños estarán plenamente atendidos.

Sobre la preparación de las escuelas para el inicio de clases, la ministra Calsina aseguró que ya están los procesos licitatorios avanzados para la desinfección, y que el corte de maleza se deja para último momento por las persistentes lluvias.

También aseguró que el transporte docente estará garantizado, aunque afirmó que se busca que se viaje lo menos posible, asumiendo que hay muchos pedidos de docentes para hacer reubicaciones y enseñar en las localidades donde viven, que consideró positivo porque circular en transporte público facilita el contagio.

En relación al Fondo Covid destinado a las escuelas del país, la ministra Calsina explicó que es una resolución nacional que asigna a las provincias fondos para infraestructura, por lo que Jujuy presentó más de 70 proyectos de los cuáles hasta ahora solo 2 fueron aprobados, pero aún no se remitieron los fondos.

Sostuvo que era de una línea por la que ya recibieron fondos en noviembre y diciembre, depositados para cada escuela de acuerdo a la cantidad de alumnos y están destinados a la compra de insumos.

”No hay docentes que quedaron fuera”

En relación al reclamo de los gremios en el que se planteó que muchos docentes de educación técnico profesional quedarían sin trabajo, al igual que aquellos que se ven limitados por el Decreto 1807 porque no pueden acceder en el interior, la ministra negó estas consecuencias. ”No hay docentes que quedaron fuera. Es más, la provincia de Jujuy es una de las pocas, no se si la única, que ha hecho cobertura total de todos los cargos vacantes. Hemos designado suplementos en 2020 de todas las licencias que se han pedido a lo largo del año, de modo tal que todo lo que era necesario designar ha sido designado. Nadie ha quedado fuera”, reiteró.

Planteó, sin embargo, que se han tomado medidas para hacer posible que se enseñe y se aprenda en pandemia, refiriendo al decreto que se está objetando y detalló que es de carácter excepcional dictado con el motivo de regreso a clases en noviembre y diciembre pasado. Explicó que “contiene normas de excepción que son estrictamente necesarias en la pandemia, que no afectan derechos más que los limitan al momento de pandemia que estamos viviendo”, sostuvo.

En torno a los docentes que reclamaban que quedarían con poco puntaje, en virtud de que la Junta de Calificación les impediría acceder a cargos, la ministra Calsina consideró que “siempre puede haber algún tipo de situación personal que obedezca a razones personales, y siempre que hay planteos se consideran y se resuelven. No hay ninguna decisión que sistemáticamente aparte algún sector y cantidad de docentes”. 

Consultada ante una contingencia, por ejemplo de corte de agua en alguna escuela, dijo que se resolverá junto a Agua Potable.


      

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...