Video. Coleccionista y productor de  plantas carnívoras en Yala

Axel Garzón es productor y dedicado coleccionista de plantas carnívoras. Empezó con esta apasionante actividad allá por el año 2012 cuando, a través de las redes sociales, conoció a un productor palpaleño que se convirtió, sin saberlo, en el camino impulsor de Axel a este nuevo y maravilloso mundo.

"Empecé a coleccionarlas y a producirlas por lo exóticas y fascinantes que son, dado que hasta hace muy poco tiempo prácticamente ni se las conocía en la provincia y eran difíciles de obtener", comentó en diálogo con El Tribuno.

Pero además del desafío que implica conseguir y mantener vivas a las variedades más delicadas, a Axel le genera "satisfacción poder enseñarles a las personas lo que son estas plantas, sacarles las dudas y temores que puedan llegar a tener porque son inofensivas para las mascotas y para las personas ya que muchos creen que son venenosas o bien que pueden llegar a morder y lastimar. Pero eso no es así, es sólo una idea que se instala por culpa de juegos y películas que exageran las cosas", indicó.

Actualmente cuenta con cuatro variedades, que son las más aptas para el clima de Yala que es donde vive. Algunas son nativas de Estados Unidos por lo tanto, resistentes a las heladas y otras de zonas subtropicales con clima similar al de Jujuy.

Ellas son: venus atrapamoscas (dionaea muscipula), sarracenias, droseras y pinguicula.

Estas plantas, como todas en su tipo, no requieren de cuidados extraordinarios ni nutrientes extra. A diferencia de las comunes, a las carnívoras no se las planta en tierra común sino que en sustrato, una especie de musgo que tiene un PH un tanto ácido y que no tiene ningún tipo de mineral. Estas características son vitales para emular la composición de los pantanos que es de donde surgieron estas especies.

"Como los pantanos no les proporcionaban ningún mineral, nitrógeno, ni potasio es que las plantas evolucionaron para cazar bichos y a través de ellos compensar lo que no tienen", explicó el productor al tiempo que advirtió que si se le pone a una insectívora tierra común y fertilizantes se las mata porque las raíces no están evolucionadas para absorber esos nutrientes ya que la función que tienen es sujetar a la planta y absorber agua.

Aclaró que es correcto llamarlas insectívoras o carnívoras aunque para que una planta sea realmente carnívora, es decir, que atrape pequeños mamíferos o anfibios como lauchas y lagartijas tiene que alcanzar un tamaño muy grande. Pero aunque no lo hagan el término carnívoras también les va.

Canteros especiales

Su pasión y dedicación a estas plantas llevó al coleccionista a diseñar y construir canteros funcionales para la producción que hacen también de invernadero cuando lo requiere. Estos tienen un sistema preciso de regado que va por debajo de los mismos para asegurar la humedad, tienen un techo traslúcido que las protege de la lluvia pero también permite la llegada del sol directo.

"El riego en los canteros fue todo un aprendizaje probando la cantidad y tiempo de evaporación del agua que depende también de la cantidad de plantas que haya. A prueba y error también fue mi experiencia en el proceso de selección de plantas y eso que hice una exhaustiva investigación en internet sobre climas y humedad", contó Garzón.

Compartió también que hay especies como la venus atrapamoscas y la sarracenia que hibernan, es decir que entran en un estado de reposo de 3 a 4 meses y se mantienen con una reserva en los rizomas de los bichos que cazaron en el verano y que durante ese período no requieren de tanto riego como en los días de calor. Entre los beneficios de tener carnívoras en el hogar, indicó que se puede considerar que ayudan a erradicar las plagas como mosquitos, polillas y también avispas, hormigas y arañas que generalmente quedan atrapadas en las trampas por intentar robar los insectos que caen en ellas. Pero más allá de eso, son plantas dignas de coleccionar y admirar. Cada una con sus formas, colores y mecanismos de trampa distintos como el de caída que tienen las sarracenias y entre los más sorprendentes, el de la venus atrapamoscas que cierra su trampa en 5 milisegundos, la segunda más rápida del mundo vegetal.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...