"Nos hace falta  la presencia de  la policía"

El asesinato de Federico Germán Medina el pasado fin de semana reactivó entre los vecinos el miedo y la desolación frente al hecho de verse totalmente desprotegidos por la ausencia policial pese a las reuniones realizadas recientemente entre el Centro Vecinal y autoridades de la Unidad Regional 1.

 

Se convirtió en una zona muy peligrosa. “Una vecina hizo una reunión y al marcharse un invitado fue asaltado, aquí le sacaron todo”

Vanesa Romano y Analía Paz residen en la calle Álvarez Prado al 700, un lugar que es utilizado por los "muchachos del barrio" para realizar sus "temidas juntadas" las que por lo general todas terminan siempre de la misma manera, a los golpes y corridas.

 

Analía Paz expresa que en la mañana del sábado cuando pasó el desgraciado hecho de sangre el gasista que había contratado se negó a quedarse a trabajar en su casa porque vio a ese grupo donde lamentablemente estaba el hombre que unos minutos después fue apuñalado.

"No es la primera vez que vienen a tomar a este lugar, en la puerta de ingreso a los departamentos donde vivimos", indica Paz con el asentimiento de Vanesa Romano, quien agrega que "no sabemos bien por qué utilizan este lugar pero no es la primera vez que pasa. Estos muchachos hace un tiempo atrás provocaron una gran gresca donde incluso se atacaron con botellas rotas y donde tuvimos que intervenir a los efectos de que nadie salga lastimado, pero el pasado sábado desde las 9 de la mañana cuando presentimos que la cosa se estaba saliendo de cauce comenzamos a llamar a la policía que no vino nunca".

Vanesa muestra los registros horarios de las llamadas efectuadas al 911 y a la Seccional 4º junto a las grabaciones que guarda indicando que "yo tengo todo grabado porque de cada diez veces que llamamos a la policía solamente vienen 3".

Analía por su parte agrega que "siempre la repuesta es la misma, ‘no hay móvil’, ‘no tenemos combustible’, ‘nos falta personal’, ‘estamos recargados en otro lugar’, todas son excusas a tal punto que el sábado jamás vinieron".

Las vecinas aclaran que después nos enteramos que vinieron a la sala de primeros auxilios que está frente a la escuela "Rocha Solórzano" pero los vecinos ya habían llevado al herido al hospital "Pablo Soria".

Finalmente las vecinas pidieron ser escuchadas por la policía porque es una zona difícil, muy peligrosa y aprovechan para señalar a un hombre que vive cerca de la calle Balbín quien como consecuencia de su adicción sale a pedir dinero a los vecinos y si uno "no le da, lo primero que hace es amenazar y agredir verbalmente y en varias ocasiones de manera violenta con golpes, ya hubo varias denuncias por ese tema y nadie hace nada ‘esto es tierra de nadie’", no se puede salir".

Al marcharse aclaran que en ese lugar hay un departamento desocupado que es utilizado por un hombre, "no sabemos cómo hace para ingresar, pero ahí no se realizan fiestas normales, porque siempre terminan a las piñas".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...