"Pueden aparecer nuevas cepas, los virus mutan permanentemente"

¿Cómo ve el plan de vacunación contra el Covid?

El plan de vacunación se está haciendo en la medida de las posibilidades, como pasa en la mayoría de los países del mundo. Ha llegado una cantidad de vacunas que se han aplicado en su totalidad, fundamentalmente a los sectores de salud. Actualmente estará llegando en estos días la próxima partida, mientras se va vacunando con la segunda dosis al personal que ya recibió la primera. Con lo cual, de acá a tres o cuatro semanas tendríamos más de 500 mil personas vacunadas, es poco y mucho a la vez. En el mundo hay mucha dificultad para la provisión de vacuna. Cualquiera que lea los diarios sabe los problemas que hay en la propia Unión Europea, donde las fábricas no han cumplido con lo prometido y que dentro de todas las dificultades que nosotros tenemos, somos el país que hasta este momento viene vacunando más en América Latina. Estamos muy lejos de lo necesario, pero la producción de las vacunas tiene sus límites.

Tanto el Gobierno nacional como el provincial anunciaron que no se volverán a tomar medidas estrictas ni cerrarán las actividades. ¿Cree que eso afectará la situación sanitaria?

Decir no se va cerrar nada, si hay un brote gigantesco, la gente se empieza a enfermar y el sistema de salud está saturado, me parece que sería un error intentar mantener todo a cualquier costo. Hay que ver la situación epidemiológica de cada provincia y resolver. Por ejemplo Alemania, que no es un país improvisado, tiene cerradas las escuelas desde diciembre. Entonces, uno puede decir si seguimos como hasta ahora, seguiremos igual, y vamos a ir abriendo. Pero no se puede decir que si llega a haber un brote gigantesco no se va a cerrar nada, eso para mí sería un error epidemiológico.

¿El rebrote que se está presentando ahora será peor que el anterior?

Debemos tomar la experiencia europea y terminar de entender qué fue lo que tuvimos ahora, si fue un rebrote o el comienzo de una segunda ola, que ahora parece haberse estabilizado. Para comienzo del invierno, si no tenemos una buena producción de vacunas podríamos tener una segunda ola, incluso peor que la primera. Porque aparte, como es casi imposible sociológica y políticamente volver a medidas restrictivas como tuvimos el año pasado, lo probable es que tengamos como en muchos lugares del mundo un pico mucho más alto. Cuando uno ve cómo fue subiendo el pico en el año 2020, vio que fue bien amesetado y lento. Y de golpe, entre los primeros días de diciembre y segunda semana de enero, subimos prácticamente la misma cantidad de casos que teníamos en este momento. O sea, pero fue en muy corto tiempo. Entonces, si ahora bajan los casos, como pasó en todo el mundo, va a haber un rebrote y no va a ser con algún tipo de medida epidemiológica, ese rebrote va a ser muy brusco y habrían problemas.

Se está hablando de las cepas británica y sudafricana....

Sea la cepa británica o la que ya

conocíamos, se va diseminar más. En el caso de la cepa nueva, hasta ahora pareciera tener mayor capacidad de contagio y no mayor gravedad, pero todavía hay que esperar. Pueden aparecer nuevas cepas, eso hay que entenderlo, los virus mutan permanentemente. Cuando una cepa cualquiera se hace más eficiente que las otras, empieza a predominar.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...