La clave es lograr credibilidad y confianza

Se trata hoy -y apenas- de la búsqueda frenética de la credibilidad y la confianza. Ha sido tan grande el deterioro de la clase política y de la política en estos últimos tiempos, que ya ni siquiera se están debatiendo en la campaña, grandes proyectos de país, ideas nacionales abarcativas, o conceptos de fondo para la vida del país. Los frentes, los partidos y los candidatos, están enfrascados en un terreno donde compiten para que los electores se sientan atraídos por sus mensajes y spots, importa mostrarse novedosos aunque sean superficiales, algunos apuestan a la grosería creyendo que los votantes jóvenes esperan eso de sus legisladores, y otros se agotan en slogans trillados como "apostar al futuro" o "poner a nuestro partido (a nuestro país o provincia) de pie", sin avisarle al elector cómo harán para que llegue a fin de mes, cómo esquivará la creciente inseguridad, o cómo se generará un puesto de trabajo genuino que no sea dentro de las agobiadas plantillas del Estado. En este panorama, cunden los avances y retrocesos, las contradicciones y todo se vuelve más caótico. La inflación se anotó un 3,5% en septiembre, anualizada supera el 52,5% y el dólar blue es un potro nervioso listo a cortar amarras. A pesar de ello, la coalición gobernante apuesta al antiguo estilo de regalar, prometer, "poner platita" en la calle para cautivar a los votantes. La oposición del Frente Juntos se esfuerza por alcanzar aquella credibilidad, apoyándose en un trípode: la victoria resonante en las primarias (que piensa repetir y aumentar), la endeble unidad lograda gracias a ella, y la utilización del viejo lema "No pasarán", acuñado por los generales franceses en la Segunda Guerra Mundial para mostrar determinación para defenderse contra el enemigo. Frente a rostros de piedra de los más poderosos empresarios del país, que habían definido con elegancia al momento como "una crisis muy compleja" y habían preguntado insistentemente por la prohibición de despidos y la vigencia de la doble indemnización y el variado menú de cepos existente, el presidente Alberto Fernández clausuró el coloquio de Idea tratando de licuar esas preocupaciones con una clase magistral de economía y sociología, de la que él mismo no pareció convencido. Claro debe ser un momento muy complicado para el Presidente hablar con claridad y precisión, mientras su devaluado ministro de Economía Martín Guzmán asegura ante el FMI que no habrá salto devaluatorio, y su secretario de comercio Roberto Feletti, anuncia un control de precios y promete a los mismos empresarios que revisará el nivel de sus ganancias y controlará las góndolas con inspectores, sindicalistas y militantes. Y si encuentran algo que no le gusta, aplicará la Ley de Abastecimiento. Políticamente, no es menos difícil: las idas y vueltas con el acto del 17 de Octubre, Día de la Lealtad Justicialista, fueron otra comedia de enredos. Finalmente, ayer en Plaza de Mayo, y convocadas por AAF, que antes había asegurado que no habría tal acto, se reunió una multitud entusiasta para homenajear el día del nacimiento del peronismo. Otro capítulo que alarmó al FDT fue el episodio violento entre el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni y el jefe de La Cámpora, diputado Máximo Kirchner, cuyos detalles terminaron degradando la situación interna de la coalición y mostrando grietas irreductibles en el gobierno. Y ni que hablar del ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, y su bochornoso apriete al dibujante y humorista Nik que ya quedó anotado definen "jocosamente" en la opo, como otra "anibalada" sin igual. El FDT y AAF buscan credibilidad pero así, es muy difícil. Y venimos analizando cómo se trasladan estos temas a la campaña en Jujuy.

El peronismo celebró el Día de la Lealtad. Bajo la conducción de Rubén Rivarola, se reunieron en la sede 19 de Abril, casona que parece haber recuperado vida y alegría en los últimos tiempos. Y RR convocó "a todos los que quieran volver, sólo tienen que expresar su voluntad" e invitó a trabajar con Leila Susana Chaher y Rodolfo Tecchi, que a pesar de las contradicciones nacionales, esquivando preguntas odiosas y centralizando sus mensajes en la recuperación del justicialismo local, han vislumbrado que Cambia Jujuy parece haber alcanzado el tope de su crecimiento y que incluso, por razones lógicas que marca el tiempo y el desgaste, comenzó a mostrar debilidades que antes no se le reconocían. La performance de las Paso le da fuerzas al PJ para salir a reconquistar espacios. Sin embargo, todavía esperan que desde el poder central los acompañen con mayor y mejor claridad. Algunos se quejaron al enterarse que el ministro del Interior Wado de Pedro, el de Obras Públicas Gabriel Katopodis y la titular de Anses Fernanda Raverta estuvieron en Salta, visitando al gobernador Gustavo Sáenz, firmando convenios para el desarrollo de obras y posteriormente manteniendo una importante reunión con la militancia partidaria. "Hablaron de federalismo, estuvieron a minutos de pasar por Jujuy, pero otra vez, parece que la Argentina termina en Salta" señalaron. "No parecen entender que la pelea política más dura de la región, la tenemos en Jujuy, contra un gobierno radical", enfatizaron. "Pero, igual, siempre hay tiempo y seguimos esperando".

El radicalismo cumple a rajatabla la orden del Gobernador Morales: "Salir de la comodidad de los despachos y bajar al territorio. Hay que reforzar la confianza y la credibili dad". Como siempre algunos tardan en entender. Quizás el sorpresivo -y esperado- recambio en Educación, encienda alarmas en áreas que "hacen la plancha", confiados en un "GM -y su sucesión- eternos". Muchos esperaban que la salida de la ministra de Educación actual formara parte -y le diera más volumen- al paquete de recambios de fin de año, pero el GM impredecible sorprendió una vez más. Para diciembre, en Salud, se comenta que el ministro Bouhid habría sugerido continuar con "alguien de la gestión". Profesionales comprometidos sobran: los nombres de Bárbara Di Pietro, secretaria de Salud, Agustín Labarta, secretario de coordinación general, o Agustín Yécora, secretario de Salud Mental y Adicciones circulan en los pasillos. También el posible enroque con José Manzur actual titular del ISJ -quien ya estuvo en una secretaría del Ministerio. Todo apunta a descartar la posibilidad de la designación del "doctor COE", Omar Gutiérrez. Para suceder a Natalia Sarapura, siguen vigente la versión de otro enroque ya comentado en estas líneas. Pero, como dicen en los despachos aledaños a la gobernación, con el GM, nunca se sabe.

La izquierda quiere repetir el milagro. Lo dicen Alejandro Vilca y Natalia Morales, los primeros candidatos a diputados nacionales: "Podemos hacer historia una vez más, ahora llevando a la izquierda jujeña al Congreso". Se reparten el trabajo de campo. Alejandro tomó la zona del Ramal, donde repasa, casi casa por casa, a sus militantes y dirigentes en tanto Natalia se instaló en La Quiaca, donde el mensaje de la izquierda, solidario con las comunidades aborígenes, "comenzó a prender con fuerza. Somos creíbles" afirman sus colaboradores.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...