La “niña más bella del mundo” de grande vive una pesadilla

En aquella oportunidad, las marcas comenzaron a interesarse en la joven francesa que logró convertirse en una modelo de renombre internacional. Sin embargo, este último año fue bastante caótico para Blondeau por culpa de un problema de salud que se fue agravando más de habitual porque no tuvo un correcto diagnóstico inicial.

“La niña más bella del mundo”, que ahora tiene 20 años, publicó un extenso mensaje en su cuenta de Instagram. Allí, la hija del exfutbolista Patrick Blondeau y de la diseñadora de moda Veronika Loubry explicó que tuvo que someterse a múltiples operaciones por unos quistes en el ovario.

“No estaba segura de publicar esto, pero aquí estamos. Hace un año tuve una operación de emergencia por un quiste ovárico que me había explotado en el estómago. Tres meses después, la panza comenzó a dolerme de nuevo y al principio todos (y yo, por supuesto) pensamos que era por la operación. Este año vi a tres ginecólogos diferentes, he visto más de cuatro centros de radiología en París y todos dijeron lo mismo: ‘No te preocupes, no tenés nada, todo está en tu cabeza’”, manifestó la joven en su publicación.

“Hace cuatro días fui a emergencias porque me dolía tanto la panza que no podía más y me dijeron que todo estaba bien. Que tenía un pequeño quiste y que tendría que hacerme un nuevo chequeo en dos o tres meses. Al día siguiente de esto, tuve una cita con un médico increíble que vio directamente que tenía un quiste de 5,6 centímetros que ya estaba tocando mi ovario, por lo que me mandó a hacer pruebas y una hora después me llamó y me pidió que fuera directamente al hospital para hacer una operación de urgencia”, detalló la modelo.

Por fortuna, la situación mejoró considerablemente desde entonces. “Hoy, finalmente me siento mejor. Me siento libre. Realmente pensé que estaba loca por quejarme de mi estómago durante tanto tiempo, pero feliz por no haberme rendido”, escribió Blondeau.

A continuación, la modelo dejó un consejo para todas aquellas personas que sufren de algún dolor corporal. “De esta experiencia he aprendido que cuando te duele el cuerpo, no hay que dejarlo pasar y hay que ocuparse, tenés que ver a diferentes médicos hasta que alguno de ellos encuentre el problema y lo cure. Cualquier dolor, incluso los más pequeños, puede ocultar algo mucho más importante”, indicó.

Y para finalizar, reconoció la increíble labor de los médicos que la ayudaron en su pesar y a sus seres queridos por apoyarla. “Estoy muy agradecida por haber pasado por esta experiencia y también muy agradecida con la atención recibida en la clínica, que literalmente me salvó la vida. Y por supuesto a mi mamá que directamente se tomó un tren desde el sur de Francia para acompañarme y a mi novio que me ayudó desde hace un año”, concluyó.

El apoyo Veronika Loubry, la mamá de Thylane Blondeau

Loubry, la madre de Blondeau, contó a través de sus redes sociales cómo fue la experiencia de acompañar a su hija durante la operación. “El médico dijo: ‘Si no la opero enseguida perderá el ovario que está en torsión total y se le romperá el quiste’. Y aquí estamos. Vos tenés miedo y yo también, pero no te digo nada obviamente porque soy tu mamá”, comenzó la publicación en su cuenta de Instagram.

“Vas hacia el quirófano y te agarro de la mano, que para mí es una mano pequeña porque sos mi bebé. Y bromeo con el camillero porque quería que estuvieras relajada y me vieras feliz”, continuó con su mensaje la madre de la joven modelo.

“Una hora después volvés a subir y sé que no volverás a tener dolor. ¡Se acabó! Y como le decís a todas las mujeres ‘no te descuides de un dolor, escuchá a tu cuerpo’. Hay muchos testimonios en tu su Instagram y no sos la única que ha sufrido de esta manera. Pero se acabó mi muñeca. Y encima animás a todas las jóvenes a escuchar su cuerpo y a tener varias opiniones...”, escribió la actual diseñadora de ropa para niños y embarazadas, dueña de la marca Double V.

Para finalizar, Loubry, quien después de incursionar en la moda también se embarcó en la fotografía, destacó el trabajo de los profesionales y le dejó un emotivo mensaje a su hija. “Gracias al doctor Kadoch por su profesionalidad y su enorme capacidad de respuesta. Por fin voy a poder dormir. Te amo más que al universo mi amor de amores”, concluyó.

Loubry, de 53 años, es reconocida en Francia por haber sido presentadora de radio y televisión en su país y comenzó su carrera en la década de 1990 luego de que un productor le ofreciera trabajo por su deslumbrante belleza.

Fuente: La Nación.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...