Detuvieron al policía que amenazó a su expareja

La Justicia hizo efectiva la detención del policía del Cuerpo de Infantería de la Unidad Regional 2 que el pasado domingo, protagonizó un violento hecho en barrio Cosentini de San Pedro de Jujuy, cuando tras exigir de manera violenta a su expareja para que retomen la relación, cuando sacó el arma reglamentaria, amenazó con quitarse la vida apuntándose a la cabeza y efectuó un disparo al aire.

Durante la jornada del jueves, el efectivo policial conoció causa de imputación, designó defensor y se abstuvo de declarar. El numerario policial fue imputado por el delito de "amenaza agravada por el uso de arma de fuego en un contexto de violencia de género", por otro lado, se supo que la fuerza policial inició un sumario administrativo para analizar la situación del infante.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy, el titular de la Fiscalía de Violencia de Género y Sexual N° 5, agente fiscal José Alfredo Blanco, confirmó que la noche del miércoles quedó firme la detención solicitada al Juzgado de Violencia de Género N° 5 y que en la mañana del jueves el efectivo, domiciliado en barrio Libertad, conoció causa de imputación, designó a su abogado defensor y se abstuvo de prestar declaración.

El fiscal indicó que el hecho se registró poco después de las 21 del pasado domingo, cuando una persona de sexo masculino llegó a una vivienda del barrio Cosentini donde reside su expareja, para dejar al hijo que tienen en común y en ese ínterin, se inició una áspera discusión. El sujeto totalmente alterado le exigió a la mujer que volviera con él y ante la negativa de la joven, sacó de su cintura un arma de fuego, mientras gritaba que se quitaría la vida apuntando a su cabeza.

"Ante este hecho, la mujer advierte a sus familiares quienes se hacen presentes en el lugar, la hacen ingresar al interior junto a su pequeño hijo para poner a ambos al resguardo y cierran la puerta. Posteriormente escucharon detonaciones. En la oportunidad, también se hizo presente la madre de esta persona que se encontraba en estado de ebriedad, y la retiró del lugar", dijo el fiscal, tras apuntar que al recibir la alerta al número de emergencia dando cuenta sobre lo que estaba sucediendo, personal de la seccional 48° de barrio Patricios, se hizo presente en el domicilio y estableció que quien protagonizó este lamentable hecho fue un efectivo policial que presta servicio en el Cuerpo de Infantería de la Unidad Regional 2.

"En esa circunstancia, extrajo el arma reglamentaria provista por la Dirección de Armamento de la Policía de la Provincia, con la cual no sólo amenazó a la mujer sino también amenazaba con quitarse la vida. Luego se escucharon detonaciones que se habían efectuado con esta arma, tal es así que el personal policial logró cautelar en la vereda del domicilio, una vaina servida y un proyectil que pertenecía al arma", explicó José Blanco y acotó que luego de que la jefatura de Infantería tomó conocimiento de esta situación, convocó al efectivo, le cauteló el arma reglamentaria, una pistola calibre 9 mm marca Bersa.

"Una vez que intervino la fiscalía, se procedió al secuestro del arma reglamentaria y se formuló la imputación correspondiente de amenaza agravada por el uso de arma de fuego en un contexto de violencia de género, y se solicitó al juzgado interviniente la detención que quedó firme el miércoles en horas de la noche y se hizo efectiva durante la jornada del jueves último.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...