Campaña: últimos días de tensión e incertidumbre

 

Como estamos a 20 días de las elecciones, será bueno en este repaso de cada lunes, comenzar por una mirada local de los últimos acontecimientos. El peronismo inició un camino nuevo en la semana. Desde un proceso electoral interno que torpemente trató de ser "empiojado" sin ninguna posibilidad de éxito, finalmente, se consolidó la conducción de Rubén Rivarola, que ahora tiene despejado el camino para iniciar el 24 de Noviembre su segundo mandato como presidente del distrito. Fortalecido, el legislador viajó a Buenos Aires a presentar oficialmente en el PJ nacional sus cartas credenciales y acompañado por intendentes y dirigentes, y abrió las puertas de los ministerios nacionales de Wado de Pedro, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta y Claudio Moroni donde fueron recibidos con halagos y compromisos de trabajar juntos en lo que queda de aquí al 2023. Se interpretó que esta excursión jujeña se acercó mucho más concretamente a las "efectividades conducentes" que aquellas otras de algunos dirigentes -muchos de los cuales hoy habitan conos de sombras y silencios- que volvían de la Capital Federal mostrando exultantes fotos y videos, abrazados con el presidente Alberto Fernández, desmañados golpes de efecto que ni siquiera sirvieron "pour la gallerie". Todo el Justicialismo hace por estas horas esa positiva lectura de la visita que llevó a RR junto a Karina Pa niagua, intendenta de Humahuaca, Nilson Ortega, de Monterrico, Román Urzagasti, jefe de gabinete de El Carmen, Ariel Machaca intendente de Abra Pampa, Rubén Eduardo Rivarola de Palpalá y a Martín Llamas, Rubén Pereira, Dante Velázquez, autoridades partidarias, y los diputados Fernando Posadas y Juan Ortega (electo). Mientras en Jujuy, Leila Susana Chaher y Rodolfo Tecchi, continuaban tenazmente sosteniendo la intensa actividad que les demanda la campaña, enfrentando de un lado al poderoso aparato radical de Gerardo Morales y del otro, la entusiasta pretensión de la izquierda local de Alejandro Vilca. Y por primera vez en mucho tiempo, todas las trincheras del peronismo provincial -a diferencia de lo que ocurre en la Nación- se alinean en pos del mismo objetivo y con el mismo discurso: recuperar potencia para lanzarse a ganar la Provincia en el 2023. Este 14-N el PJ jujeño encarará algo mucho más trascendente que una elección de diputados nacionales, se enfrenta a la posibilidad de poner una bisagra en su propia historia y trasladársela a todo Jujuy en el futuro cercano.

Cambia Jujuy refuerza su campaña. Por mejor decir, el Gobernador Morales, refuerza su campaña, con un pie en las elecciones del 14-N y el otro, tratando de afirmarse en el 2023. Sus slogans rebelan el proyecto: de pasar a pedir que "voten a los candidatos de Gerardo", ahora son los propios candidatos que dicen que "hay que ayudar a Gerardo" para que siga su camino en pos de sus objetivos políticos. El GM produjo cambios en la gestión para consolidar esas ideas. En realidad, fueron un puñado de enroques, que como siempre, muestran que el líder reubica y hasta recupera a sus colaboradores, aún algunos que dañaron la imagen del gobierno, mostrando una generosidad y lealtad que no siempre reciben la reciprocidad que merecen. El único cambio aplaudido fue el de educación, donde la nueva ministra Marita Bovi y su equipo, deberán acometer la dura tarea de restablecer las relaciones dentro de la comunidad educativa. Y maniobrar en una cancha embarrada sembrando la sana costumbre del diálogo con todos los sectores para tratar de que vuelva a crecer el césped. Otros cambios más importantes serán los reacomodamientos en la Policía Provincial y los que se esperan para diciembre.

La Izquierda local sigue detrás de un sueño, lo dice en sus mensajes el líder Alejandro Vilca: "podemos hacer historia". En realidad, si lograsen calzar un legislador nacional, estarían volviendo a hacer historia, después de que cuatro años atrás, rompieran el fatídico "piso" electoral del 5% del padrón para poder entrar en la conversación parlamentaria provincial. Sus mensajes no varían, los ejes son siempre el ataque a la gran empresa, a los terratenientes, desconocer la deuda, y rechazar a la clase política que llaman con una extraña mezcla de acierto/error, "los poderosos" del radicalismo y el peronismo. Con aquellos discursos de campaña sólo reafirman los sentimientos de la tropa propia aunque difícilmente cautiven nuevos adeptos. Pero ubicándose en las antípodas del PJ y la UCR, todavía pueden cosechar desengañados y enojados. En eso, desde el nivel nacional, tanto el Frente Juntos, como el Frente Todos, sin querer, les están dando una mano. Y eso merece una interpretación.

En el Frente Todos (ex De todos), a pesar de los esfuerzos -entre ingenuos y torpes- de los operadores políticos y mediáticos de armar y proyectar desde hoy, una imagen y un futuro al Presidente Alberto Fernández y su gestión, la caída en las encuestas del gobierno y de la imagen presidencial parecen irremontables. Sin embargo, en la región del Amba, reina el optimismo en los resultados de los planes "platita" en medio de la crisis, y "pandemia terminada", aún dentro de la pandemia. Día a día, crecen los enfrentamientos y las contradicciones en el Gobierno. Temas gruesos, como el caso Mapuches, Inflación, manejo del dólar y sus cepos, control de precios, relaciones internacionales, acuerdos con el FMI, radicalización o diálogos con la oposición después del 14-N, manejo de campaña entre tantos otros, desnudan posiciones antagónicas y discursos contrapuestos entre principalísimos dirigentes y funcionarios. En el Frente Juntos (ex Juntos por el Cambio) la situación aunque menos ruidosa, no es menos grave: Los macristas rodean a su jefe, los no macristas lo atacan sin piedad; el peronismo republicano de Monzó y Pichetto, se enfrenta a Eugenia Vidal y a Patricia Bullrich; el outsider y candidato radical Facundo Manes cuestionó a Macri por no presentarse a la Justicia: "No se puede defender como Cristina", y el cáustico diputado Fernando Iglesias lo cruzó: "Qué macanudo este muchacho - dijo- ahora no es momento porque hay que ganar las elecciones, pero no lo vamos a olvidar", lo marcó. Todos estos sainetes políticos trascienden y en mayor o menor medida, generan rechazo y aumentan el desconcierto en los votantes, cuya vida transita por andariveles de una realidad totalmente diferente y preocupante. Tal vez por eso se entienda el boom de Javier Milei, y que los sectores de José Luis Espert, Florencio Randazzo, Luis Zamora o Myriam Bregman, mantengan modestas pero constantes porciones de electorado. Quizás, un derrame de este panorama, afecte a radicales y peronistas en Jujuy, y ahí está Alejandro Vilca con una canasta para recoger votitos.

Vuelan las últimas horas de Octubre y el lunes próximo, comenzará un Noviembre distinto a todos, con su apasionante carga de vísperas erráticas y apasionantes.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...