“Con buena cobertura desde los tres años, estamos cerca de la inmunidad”

La prestigiosa infectóloga Florencia Cahn es subdirectora médica del Centro Médico Huesped y presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (Save) y asesora al Presidente de la Nación en coronavirus. Señaló que el escenario epidemiológico del país es favorable en todas las jurisdicciones, llevando diecinueve semanas de descenso sostenido en el número de casos, de personas fallecidas y personas internadas en terapia intensiva.

¿El país cuenta con la cantidad suficiente de dosis para poder aplicarlas a los menores de 11 años de edad?

-Se ha generado mucho revuelo con esto. La realidad es que las dosis de la vacuna Sinopharm están disponibles y no es que por vacunar a los niños se va a dejar de vacunar a otras personas, porque hay vacunas suficientes para todas las etapas de la vida. Pero en particular, la vacuna de Sinopharm es a virus inactivado, es decir que el virus no está vivo.

Esto quiero dejarlo en claro, porque han circulado muchas noticias falsas y es importante informarse correctamente. Entonces, el virus al estar inactivado, no produce la enfermedad. Es una plataforma de vacuna conocida, no una que se generó a raíz del Covid, sino que ya tenemos en calendario otras, como la vacuna contra la poliomielitis, contra la hepatitis, ya que tienen esta misma plataforma de virus inactivados.

El hecho de poder vacunar a los niños va a servir no solamente para beneficiar a los niños, aunque sabemos que la mayoría de los casos los niños que no tienen ningún factor de riesgo, suelen tener formas leves o asintomáticas, pero esos niños pueden transmitir el virus a otras personas con condiciones de riesgo y a otras personas que podrían llegar a tener formas más graves. Entonces, para que realmente la vacunación tenga un impacto, no solo en disminuir el número de internaciones, de casos graves y de muertes por Covid, sino para que pueda tener un impacto en disminuir la circulación del virus, es necesario vacunar a todos estos grupos etarios, que igual van a tener el beneficio de estar protegidos contra el virus.

Las personas que se vacunaron entre diciembre y febrero, hoy están a diez meses de su segunda dosis, ¿cómo está su inmunidad?

-Esos estudios se están haciendo, pero no para toda la población. Por un lado, forman parte de los estudios de fase 3, que continúan justamente para ver cómo está la inmunidad a largo plazo. Los resultados preliminares con la vacuna Sputnik, en la Facultad de Medicina en la Universidad de Buenos Aires, mostraron que, a los 6 meses de la segunda dosis, si bien el número total de anticuerpos disminuía, la capacidad de neutralizar al virus era mayor.

Por el momento, lo que se está viendo es que no es tanto un tema cuantitativo de cantidad de anticuerpos, sino de la capacidad de neutralización que pueda llegar a tener. Esto no significa que no se pueda llegar a necesitar un refuerzo con una tercera dosis en algún momento.

Probablemente haya poblaciones determinadas que se vean beneficiadas con una tercera dosis -eso se va a analizar probablemente en breve-, ya sea por el alto riesgo de exposición, como es el caso de los trabajadores de la salud, o por adultos mayores que tienen un sistema inmune que va envejeciendo, o personas inmunosuprimidas que tienen menor capacidad de respuesta inmune.

¿Cuál es su postura respecto a las medidas anunciadas por el Gobierno nacional?

-En algún momento el país estuvo en rojo, en una situación epidemiológica muy preocupante en todas las jurisdicciones del país y en este momento, está todo en verde, por una situación epidemiológica muy buena. Entonces, en base a ese semáforo epidemiológico, uno puede hacer más o menos actividades según el color. Ahora, puntualmente hay ciertas actividades que configuran un mayor riesgo siempre, aunque haya menor circulación del virus, por ejemplo, las actividades en donde hay mucha gente en lugares cerrados o poco ventilados. Y si tuviera que decir de todas las actividades permitidas, las que más me preocupa es la de boliches cerrados, donde se junta mucha gente, donde no hay ventilación.

No me imagino la gente con barbijo dentro de un boliche. También la realidad es que se habilitó el público en el fútbol, aunque sea el público local, como venía siendo en la pandemia y que en muchos casos no se respetó el aforo. Entonces, hay una cuota de responsabilidad individual que tenemos que tener. El tema del barbijo y de su no obligatoriedad de uso es solo cuando uno está al aire libre, o con su familia o burbuja.

¿En cuánto tiempo cree que podamos alcanzar la inmunidad de rebaño?

-Es un concepto difícil, pero creo que si se vacuna a la mayoría del grupo etario de entre 11 y 13 años y teniendo buena cobertura de vacunación desde los 3 años en adelante, creo que vamos a estar muy cerca de tener esta inmunidad colectiva que estamos esperando. Estamos muy cerca de la normalidad, como la conocíamos, la pandemia todavía no terminó y tenemos que seguir cuidándonos.

Por último, ¿en qué momento de la pandemia nos encontramos?

-Estamos en una situación epidemiológica que es realmente muy favorable en todas las jurisdicciones del país. Llevamos diecinueve semanas de descenso sostenido en el número de casos, de personas fallecidas y personas internadas en terapia intensiva. Creo que esto es un logro muy importante de las vacunas, porque sabemos que tenemos más del 50% de la población total vacunada, pero cuando uno ve a los mayores de 18, esa proporción supera el 80%, en esquema completo con dos dosis. Entonces, creo que también eso permitió poder habilitar muchas más actividades y aún con una circulación de personas muy importante, el número de casos sigue disminuyendo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...