Pasaron 14 años del asesinato de un joven jujeño en Santa Cruz

El paso del tiempo aún no menguó el dolor de Olga, una madre que desde hace 14 años clama por justicia. Una justicia que tarda en asomarse en Jujuy desde el sur de nuestro país por el asesinato de Jesús López, crimen ocurrido en el 2004 en la pequeña ciudad de Puerto Deseado en la provincia de Santa Cruz.

Olga Tejerina pasó 12 años de su vida, luego de la muerte de su hijo, en el otro extremo de la patria buscando y exigiendo justicia por el asesinato de su hijo, un joven de 23 años que estuvo 18 días desaparecido hasta que en la laguna de Prefectura hallaron su cuerpo en avanzado estado de descomposición. Hace dos años, esta madre del dolor decidió volver a su tierra natal, aunque jamás dejó ni dejará de buscar justicia por el crimen de aquel hijo que partió desde Jujuy en busca de una mejor vida y lo único que encontró fue la muerte.

Olga Tejerina comentó ante El Tribuno de Jujuy entre el dolor y la falta de respuestas concretas que "la causa quedó en nada y no avanzó. En realidad, tampoco es que se avanzó con la investigación como debería haber sido en su momento. Y yo me vine a Jujuy, porque no avanza la causa. Por eso me tuve que volver para la provincia. Además, por la edad, porque uno está lejos y solo, pese a tener un hijo también allá.

Con el tema de la salud me tuve que volver. El caso de Jesús es uno más de esos que no avanzan nunca. La Justicia no hace su trabajo como debe hacerlo, sobre todo cuando uno es humilde. Y más porque él era jujeño, un provinciano más en el sur, así que era peor. Por eso es que la Justicia hace oídos sordos. En su momento, dos hombres fueron detenidos. Se trataba de dos salteños, pero los largaron a los pocos días por la falta de méritos".

Sin embargo y pese a haber retornado hace dos años desde Puerto Deseado, el deseo de justicia jamás desapareció en Olga, quien comentó que hace "unos días, justamente antes del aniversario, hablé con el fiscal que lleva la causa por la muerte de mi hijo en Santa Cruz. Y como siempre, me dijeron que todavía no hay ninguna novedad con respecto al caso. La única respuesta que tienen ellos es que no hay avance", expresó la madre de Jesús López, quien sigue aferrada a la esperanza de encontrar justicia.

“Fue a buscar una mejor vida”

Olga Tejerina mantiene viva la imagen y el recuerdo de Jesús, que con 23 años decidió dejar su vida en Jujuy, buscando una mejor oportunidad en el sur del país, como cada año lo hacen muchas personas.

“Él se fue al sur a buscar trabajo y una mejor vida, porque aquí en Jujuy no conseguía trabajo. Era un gran chico, que practicaba boxeo y era muy deportista. Fue a buscar una mejor vida, pero solo encontró la muerte”. Sobre los últimos momentos de su hijo, dijo que “él desapareció un 17 de septiembre del 2007. Estuvo desaparecido varios días y se hizo una búsqueda intensa por la zona y el pueblo por parte de los compañeros de trabajo. Él trabajaba en una pesquera. De Jujuy se fue en busca de trabajo y otras oportunidades para su vida” y que “cuando él desapareció, yo viajé para allá y me quedé por 12 años en búsqueda de justicia.

JESÚS LÓPEZ / EL RECLAMO DE JUSTICIA NO CESA POR PARTE DE SU MADRE.

Lamentablemente es lenta para algunos y rápida para otros casos. Le doy gracias a Dios que él apareció. Que hallamos su cuerpo. Capaz que, si yo no viajaba para Puerto Deseado y no se hacía esta movida, mi hijo no aparecía nunca. Cuando se cumplieron 12 años de su muerte, me volví a Jujuy”. Por último, Olga Tejerina remarcó una y otra vez, con un tono de fortaleza que transmite su voz, que “todavía tengo fe y tengo esperanzas. Espero que algún día alguien hable y cuente lo que pudo ver. Uno no pierde la esperanza o la fe para que en algún momento se haga justicia y que finalmente el o los que mataron a mi hijo, paguen por todo lo que hicieron”.

Recompensa de 500 mil pesos por datos

“A pesar de que sacaron una importante recompensa para tratar de esclarecer el asesinato de mi hijo, no hubo más detenidos que esas dos personas en su momento. Nadie sabe nada. Nadie escuchó nada. Nadie vio nada.

A pesar de ser un pueblo muy chico, quedó todo parado y la causa jamás avanzó”, dijo ante El Tribuno la madre de Jesús López, quien afirmó que “mediante la Ley Nº 26.538 se creó un fondo de recompensas, en jurisdicción del entonces Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, actual Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, destinado a abonar una compensación dinerada a aquellas personas que, sin haber intervenido en la comisión del delito, brinden datos útiles para obtener la libertad de la víctima, preservar su integridad física, o lograr la aprehensión de quienes hubiesen tomado parte en la comisión de delitos que, por su gravedad o complejidad, justifiquen la recompensa para el suministro de información”.

Dicha resolución marca una recompensa de $500.000 para aquella persona que sea capaz de dar datos para esclarecer este crimen por ahora impune.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...