Locura en San Juan por la Selección Argentina

El ritmo del día a día cambió rotundamente. Una electricidad en el aire hace entender que lo que está a punto de suceder no es habitual y tal vez sea irrepetible. La próxima parada de la Scaloneta es en San Juan y el hecho no pasa inadvertido. La selección argentina liderada por Lionel Messi desembarcará en estas tierras a cinco años exactos de la última visita oficial y las calles reflejan la euforia. El clásico es un condimento extra. Único. Y la ciudad está absolutamente saturada de fanáticos: no quedan plazas disponibles para hospedarse.

“Para lunes y martes, la capacidad hotelera está el 100% en lo que es el Gran San Juan, que es donde mayormente se va a concentrar la gente. Tenés más alejado, pero ya estás a varios kilómetros. Estamos sacando proyecciones, pero al estar todo lleno se está habilitando el hospedaje extra hotelero, lo que es alojamiento no formal como segundas residencias o departamentos, gente que alquila por plataformas. Seguramente hay alrededor de 15 mil personas de afuera, más allá de la gente de San Juan”, detalló a Infobae el secretario de Turismo de la provincia, Roberto Juárez, sobre el boom que generó en la zona el derby de este martes correspondiente a la 14ª jornada de Eliminatorias que se disputará desde las 20.30.

Con las normativas sanitarias flexibilizadas en el país ante el descenso de la curva de casos de coronavirus, el partido más importante del continente generará un boom turístico en San Juan. El feriado que habrá el próximo lunes 22 de noviembre llegó como anillo al dedo: algunas personas tendrán como excusa el clásico para realizar unas vacaciones. “Tenemos contabilizado que muchos se quedarían toda la semana hasta la otra, aprovechando que es fin de semana largo. Estamos casi al 90% de la capacidad completa te diría. Hay mucha gente por el fin de semana largo, pero también mucha que viene al partido y se queda”, aclara Juárez. El Gran San Juan tiene unas 6 mil plazas hoteleras desde lo formal y alrededor de 10 mil con lo “extra” hotelero.

Argentina y Brasil pasarán con furia transformadora. Una especie de tormenta que traerá alivio a comercios, emprendimientos y el sector después de la pandemia. Ambos llegarán este lunes por la noche y partirán después del partido. Poco más de 24 horas en el lugar, pero suficiente para generar un impacto. Con un detalle: las entradas estaban previstas ser vendidas a partir de este lunes 15 de noviembre desde las 9 de la mañana por Internet (la plataforma habitual) o presencial en el Autódromo el Villicum, con precios que oscilarán los $3.000 y $7.500. La decisión de hacerlo de este modo se regía, en parte, para evitar que haya tickets apócrifos y estafas. Y generó filas de hasta 4 kilómetros por parte de los fanáticos ávidos por su ingreso. Sobre la noche del domingo, incluso, hubo algunos incidentes entre los hinchas y la Policía. Por eso, la apertura de ventanillas se adelantó.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...