Maltrato que refleja la crueldad humana

La crueldad humana puede traspasar límites insospechados. Y más, cuando las víctimas son animales.

En Colombia, una gatita fue inducida a tomar licor en una discoteca del Quindío. Este hecho salió en imágenes que se compartieron a través de internet, en el que un hombre y una mujer obligaron a una gata a la fuerza a beber un líquido en una copa, defensores de animales aseguraron que era licor, mientras que el dueño del establecimiento aseguró que era "suero".

A este caso, se sumó uno nacional y muy reciente que despertó las críticas en los medios y con razón. Se trata de tres jóvenes mendocinos Piero Angeloni, Bruno Careddu y Thomas Galob que dieron de tomar fernet -también a la fuerza- a una perra callejera, filmando el episodio para luego subirlo a las redes sociales. Estos hechos son algunos de los tantos que se multiplican atentando contra la vida de seres que ningún daño hacen. Y es que ellos, los animalitos, son ingenuos y se encuentran indefensos ante algunas conductas inescrupulosas de personas inconscientes y que hacen de sucesos como este, una diversión personal y pasajera.

Los jóvenes fueron denunciados por Eliana Boga, la proteccionista que bautizó a la perrita como "Uma" y la rescató del estado de abandono en que se encontraba. Asimismo, fueron escrachados en las redes sociales; por lo que uno de ellos publicó un pedido de disculpas que involucró a sus dos cómplices. Mientras que para felicidad de la perrita, días después, fue adoptada.

Los casos gravísimos que violentan el derecho a la vida de todo animal son absolutamente repudiables. En nuestra provincia, es conocida la historia de "Negrita", la perrita que fue bestialmente violada, desmembrada, mutilada y tirada en las "150 Hectáreas" del barrio Alto Comedero.

El maltrato animal -desde todo punto de vista- es inaceptable en cualquier sociedad. "Negrita" fue víctima de la desidia y de los bajos instintos de un abusador que, finalmente, fue despreciado en público y a viva voz a través de marchas pacíficas de grupos proteccionistas que calificaron como aberrante su accionar desde el minuto uno; y comprometidos por la causa pidieron justicia ante el asesinato de la canina. Ella no se pudo defender, pero existe una ley que ampara la vida animal y puede evitar que otras "Negritas" o "Umas" sufran y/o mueran víctimas de monstruos que nada tienen de humanos. No obstante, existe una ley que los ampara y que los considera como seres sintientes y conscientes del dolor y del maltrato que pueden sufrir.

Ley 14.346

Siempre se debe respetar la integridad de un animal y, ante situaciones de este tipo, es necesario denunciar los hechos a una comisaría cercana ya que la Policía tiene la obligación de tomar la denuncia e intervenir cuánto antes para hacer cumplir la Ley 14.346 de protección a los animales. Jujuy cuenta con el código contravencional, Ley 5.869, capítulo quinto que adhiere a la declaración universal de los derechos del animal y a lo dispuesto por la ley nacional antes mencionada.

Caso "Petiso"

"Petiso" es un perro de dos años de edad que fue rescatado en la ciudad siderúrgica de Palpalá, tras haber sufrido mucho maltrato por parte de su dueña.

Según señalaron vecinos de la zona, el animal de porte pequeño, fue atropellado y para no hacerse cargo de su recuperación, su dueña buscó deshacerse de él, abandonándolo en el monte.

Sin embargo, el animal regresó hasta su hogar arrastrándose y, a raíz de esto, con severas heridas en sus patas.

Ahora, "Petiso" se encuentra a salvo en otro domicilio pero necesita con urgencia atención veterinaria y un hogar transitorio, para recuperarse del todo.

Las personas que deseen colaborar para este caso, podrán comunicarse al 388-5381758.

Asimismo, se puede aportar para su mejoría a través de la cuenta de CBU: 0140000703100055688468.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...